13/8/18

Reggio-Emilia, donde nació la bandera tricolor italiana

En nuestro viaje por la Emilia Romaña, situada al norte de Italia, descubrimos Reggio Emilia, una ciudad no tan turística como el resto de las localidades que la componen, pero con suficientes motivos para que te detengas a admirar su catedral, iglesias y bonitas plazas de su bonito centro histórico peatonal, en el que nació la bandera tricolor italiana.

Reggio-Emilia, donde nació la bandera tricolor italiana

La región Emilia-Romaña (Emilia-Romagna), está compuesta por dos regiones históricas: 
Emilia en la que se encuentra la región de Reggio Emilia junto con las de Ferrara, Piacenza, Parma, Módena y parte de la provincia de Bolonia.
Y Romaña, formada por las provincias de Rávena, Rímini, Forlì-Cesena y el resto de Bolonia. 

Reggio Emilia es también conocida como Reggio nell’Emilia y se fundó como colonia romana en la Vía Emilia, calzada romana que atraviesa interesantes ciudades de origen romano como Piacenza, Fidenza, Parma, Módena, Bolonia, Imola y Rímini. Y que fue construida por orden de Marco Emilio Lépido entre los años 189 a. C. y 187 a. C., como camino militar para reforzar y dotar de provisiones a sus tropas situadas en Piacenza en caso de revuelta de los boios, tribu gala que rodeaba la ciudad.

Pero como es lógico, la ciudad ha cambiado mucho desde entonces y su casco histórico es peatonal y tranquilo, pero a la vez animado y tiene muchos alicientes, que me gustaría enseñarte.

Si no has viajado nunca en coche por Italia, te recomiendo que leas este artículo para saber que es la ZTL: zona de aparcamiento limitado, que restringe el tráfico por el casco histórico de la mayoría de las ciudades turísticas italianas. Debido a esta restricción, aparcamos el coche fuera de la ZTL y tras un corto paseo llegamos al centro.

¿Qué ver en Reggio Emilia?

Lo primero que vimos fue la Plaza de la Victoria, donde nos percatamos de que Reggio Emilia es una ciudad llena de arte, y los museos y galerías de arte abundan. Allí se encuentra por ejemplo la Galería Parmeggiani, alojada en un precioso palacio de estilo gótico-renacentista, construido por Luigi Parmeggiani entre 1925 y 1928 para albergar su colección de arte.
A su lado el Teatro Ludovico Ariosto, que lleva el nombre en honor al poeta nacido en la ciudad en 1474, considerado el poeta épico más notable de su siglo.
En el otro extremo de la plaza, varios edificios llaman la atención, sobre todo el del Teatro municipal Romolo Valli, construido entre 1852 y 1857, en el que se puede ver ópera, ballet, danza, y escuchar grandes conciertos de música clásica y contemporánea.
Y por último, junto al teatro se encuentra el Palazzo dei Musei. La historia de este edificio comenzó en 1256, cuando los franciscanos, se instalaron en la iglesia de San Luca y en el palacio imperial adyacente. En 1272 se comenzó a transformar en convento y se construyó adosada la Iglesia de San Francisco. En el palacio se encuentra el Museo Cívico con colecciones arqueológicas, de etnografía, historia del arte o de historia natural entre otros.

Plaza de la Victoria, Reggio Emilia, Italia

Teatro municipal, Ópera, Reggio Emilia, Italia

Museo Cívico, Reggio Emilia, Italia

Nos dirigimos ahora por las callejuelas hasta la Piazza del Monte, en la que entre bonitos edificios podemos ver el Palazzio del Capitano del Popolo, construido en 1280 como sede de la milicia local y que pasó por varios usos como Hospicio del Cappello Rosso, hoy en día es un hotel. A su lado el Palazzo del Monte di Pietà, que se encuentra unido al Palazzo del Podestà que luego veremos en la siguiente plaza.

Piazza del Monte, Reggio Emilia, Italia

 Palazzio del Capitano del Popolo, Reggio Emilia, Italia

Piazza Camillo Prampolini

Las coquetas calles de Reggio Emilia nos llevan a la plaza más importante y animada de la ciudad la Piazza Camillo Prampolini. Es conocida como la Gran Plaza, tiene forma rectangular y en ella se realizan fiestas, eventos y el mercado semanal.
Varios edificios interesantes podemos ver en ella, como el Ayuntamiento con la Sala Tricolor, la Torre del Bordello, el Palazzo del Podestà con la Torre del Reloj y la Catedral.

Piazza Camillo Prampolini, Reggio Emilia, Italia

Piazza Camillo Prampolini, Reggio Emilia, Italia

El Ayuntamiento o Palazzo del comune tiene una bonita fachada adornada con un pórtico de tres arcos construido en 1774 y el emblema del municipio bajo la cornisa. En su interior hay frescos del siglo XVIII y pinturas del XIX.
Si te coincide el horario, puedes entrar a ver la Sala del Tricolore, lugar donde se gestó en 1797 la que hoy en día es la bandera italiana. Se puede visitar gratis de martes a domingo de 9:30 a 12:30

En esta sala, el 7 de enero de 1797 se reunieron los representantes de las ciudades libres de Reggio, Módena, Bolonia y Ferrara para anunciar la República Cispadana, mediante la adopción de la bandera en los tres colores verde-blanco-rojo.  

Ayuntamiento de Reggio Emilia, Piazza Camillo Prampolini

A continuación del ayuntamiento se encuentra la Torre del Bordello, la mayor altura de la ciudad, que se levanta a 51 metros de altura, a la que puedes subir para admirar las vistas de la plaza y de la ciudad. En esta página tienes los horarios.

Torre del Bordello, Reggio Emilia, Italia

Frente al ayuntamiento, en el otro extremo de la plaza de encuentra el Palazzo del  Podestà, del que sobresale la Torre del Reloj de 1216 y 47 metros de altura, en la que hay tres campanas. En la fachada, se puede ver un calendario solar francés, que a las 12 marca el mes y el signo del zodiaco al entrar el sol por el agujero gnomonico.  Y delante de este, la fuente de la Crostolo, que fue parte de la decoración del Palazzo Ducale de Rivalta.

Palazzo del Podestá, Reggio Emilia

A pesar de la belleza de todos estos edificios nombrados y los que las acompañan, lo que más destaca es la Catedral de Santa María Asumpta, edificio románico construido alrededor del año 857 y que con el paso de los siglos se fue adaptando al gusto y al estilo de la época, principalmente en el XV.
La fachada actual está inacabada y se levantó en el siglo XVI, en la planta baja podemos ver hornacinas con las estatuas de los cuatro santos patronos de la ciudad y en el centro, sobre la puerta, dos estatuas que representan a Adán y Eva. La torre con  la estatua de la Virgen y el niño repujadas en cobre dorado, es una obra maestra de Bartolomeo Spani, orfebre, escultor y arquitecto nacido en Reggio Emilia. 
Toda la Catedral conserva capillas cubiertas de mármol tallado, destaca por ejemplo la tumba de Orazio Malaguzzi, el monumento funerario de Valerio Malaguzzi o el sepulcro de Rangoni. También tiene una interesante cripta construida entre el siglo XII y XIII, bóvedas de crucería sobre 42 columnas y el altar que contiene el arca con los cuerpos de los Santos Mártires Crisanto y Daria.

En febrero de 2009 se descubrió bajo de la catedral un mosaico romano de 13 metros cuadrados con escenas de ritos paganos y dioses orientales que data del siglo IV dC, se puede ver en el Museo Diocesano, también se pueden ver los frescos del siglo XIII, de la fachada.

Catedral de Santa Mª Assunta, Reggio Emilia, Italia

Catedral de Santa Mª Assunta, Reggio Emilia, Italia

Catedral de Santa Mª Assunta, Reggio Emilia, Italia

Catedral de Santa Mª Assunta, Reggio Emilia, Italia

Abandonamos la Piazza Prampolini pasando por un bonito pasaje que comienza junto a la fachada de la Catedral, se trata del Callejón Broletto. Un bonito arco nos abre paso a este pasadizo construido en 1488 y que llevaba al cementerio de la catedral. En la actualidad en él hay numerosas tiendas y animados bares, y nos lleva a la Piazza San Prospero también conocida como la "piazza piccola", en la que el día de nuestra visita había un pequeño mercadillo. En la plaza podemos ver en un lado el ábside de la Catedral de Santa María Asumpta y al fondo la Iglesia de San Prospero.

Plaza del san Próspero, Reggio Emilia

La iglesia de San Próspero, fue consagrada en 997 y dedicada al obispo Próspero, patrón de la ciudad, y reconstruida completamente en el siglo XV. Tiene una bonita fachada barroca del siglo XVIII, flanqueada por dos leones de mármol rosa y a un lado un campanario octogonal manierista.  En su interior destacan los frescos del ábside de Camillo Procaccini representando el Juicio Final y un coro de madera con incrustaciones, de 1546.

La iglesia de San Próspero, Reggio Emilia, Italia

La iglesia de San Próspero, Reggio Emilia, Italia

La iglesia de San Próspero, Reggio Emilia, Italia

La iglesia de San Próspero, Reggio Emilia, Italia

La iglesia de San Próspero, Reggio Emilia, Italia

Además de ésta, visitamos tres iglesias más, la Basílica della Ghiara, la Iglesia de San Giorgio y la Iglesia del Cristo.




La basílica della Ghiara se construyó tras el milagro que tuvo lugar el 29 de de abril de 1596, en el que un joven sordo y mudo, recuperó la voz y el oido ante la  imagen de la Virgen pintado por Bertone. En el interior un extraordinario conjunto de frescos y retablos de importantes artistas de la época, en el museo, vestimentas y telas sagradas del siglo XVI al siglo XIX, relicarios, cálices, custodias y exvotos de gran valor.

Basílica della Ghiara, Reggia Emilia, Italia

Basílica della Ghiara, Reggia Emilia, Italia

Basílica della Ghiara, Reggia Emilia, Italia

Basílica della Ghiara, Reggia Emilia, Italia

Basílica della Ghiara, Reggia Emilia, Italia

También vimos la Iglesia de San Giorgio, construida sobre un anterior templo de 1146, en el año 1638. En la fachada barroca de mármol podemos ver un relieve que representa a San Jorge matando al dragón con una lanza. Y entre 1675 y 1678, se construyó la torre a su lado. Dentro del sobrio interior característico de los jesuitas, hay diversas obras de arte, un bonito altar mayor, rodeado de capillas decoradas con estuco y retablos policromados de escayola de entre los siglos XVII y XVIII.

Iglesia de San Giorgio, Reggio Emilia

Y por último, la Iglesia del Cristo, que comenzó siendo una capilla y en el siglo XVIII y que posteriormente fue transformada en un templo barroco. La fachada es impresionante y se encuentra coronada por una ventana con balaustrada y tres estatuas de mármol del siglo XVIII, que representan las tres virtudes: fe, esperanza y caridad. En el interior de una sola nave, podemos ver el altar de estuco del siglo XIX, y un bello fresco del Cristo Crucificado con la Virgen de los Dolores arrodillada a sus pies, en el ábside.

Iglesia del Cristo, Reggio Emilia, Italia

Y aquí acaba nuestro recorrido por una ciudad tranquila, que presume de su centro histórico peatonal, sus maravillosas iglesias y sobre todo de ser la ciudad donde nació la bandera tricolor. Una visita recomendable si viajas por el Norte de Italia ya que se encuentra entre Parma y Módena que también te recomiendo.

¿Sabes dónde está Reggio Emilia?



Si viajas al extranjero es conveniente que contrates un buen seguro de viajes. Recuerda que por ser lector de mi blog, tienes un 5% de descuento en tu seguro.
¡Pincha el banner!

Si reservas mediante este enlace de booking, ganarás a la vuelta de tu estancia 15€ y me harás ganar otros 15€ a mi.
Tentador ¿verdad? 
No hay trampa ni cartón, te lo aseguro.
Share:

3 comentarios:

  1. Llevamos un mes y medio por Italia y no hemos estado por esa zona. La verdad tiene muy buena pinta, quizás deberíamos de haberle dado una oportunidad. Nos lo apuntaremos para el próximo viaje porque volver volvemos seguro... Italia engancha!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues es una ciudad que no conozco y eso que he visitado 2 veces la Emilia Romaña. Preciosos los frescos de San Próspero y la decoración interior de la Basílica dlla Ghiara. Está claro que la Emilia Romaña es una región demasiado desconocida.

    ResponderEliminar
  3. No había oído hablar de esta zona, así que me lo apunto para cuando volemos a Bolognia y veamos los alrededores. Las fotos de los frescos son muy bonitas, algo habitual en cualquier iglesia italiana
    Un saludo

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.