10/8/17

Santa María de la Piscina, el edificio románico más admirable de La Rioja

En un precioso paraje rodeado de viñedos se encuentra la ermita de Santa María de la Piscina, el edificio románico más admirable de La Rioja, debido a su estado de conservación y a la pureza de su estilo. Por si esto fuera poco a esta excepcional obra hay que añadirle una necrópolis y los restos de viviendas y atalayas que hay a su alrededor.


Ermita de Santa María de la Piscina, románico en estado puro, La Rioja

¿Dónde está Santa María de la Piscina?

La ermita de Santa María de la Piscina se encuentra en La Rioja y pertenece al municipio de San Vicente de la Sonsierra, a un kilómetro de la localidad de Peciña. El paraje donde se encuentra no puede ser más bonito ni puede estar mejor elegido. Está  en pleno valle del Ebro, en un terreno un poco elevado y rodeado de viñedos.

Ermita de Santa María de la Piscina,  La Rioja

Saliendo de San Vicente de la Sonsierra por la LR210, hay que tomar la carretera en dirección Ábalos que llega a Logroño, la N232a. Pronto hay una desviación bien señalizada que indica la ermita por la LR424, y un kilómetro antes de llegar a Peciña, hay una pista que nos conduce a esta.



Debido a su singular importancia histórica, el 4 de junio de 1931 fue declarada Bien de Interés Cultural.
Su interés radica en que es la única ermita románica de la región que se mantiene en un estado bastante puro , ya que casi todo el románico riojano es más tardío.

Un poquito de historia

Tenemos que remontarnos a la primera Cruzada, cuando el infante Don Ramiro Sánchez, (nieto del Rey Don García de Nájera y esposo de Cristina la hija del Cid), regresa habiendo encontrado un trozo de la Vera Cruz y una imagen de la virgen tallada por el apóstol San Lucas junto a la Piscina de Bethesda en Jerusalen.
Organiza a la vuelta una orden de caballería denominada la Divisa, y se interna en el Monasterio de San Pedro de Cardeña en Burgos. Tras su muerte, se lee el testamento en el que pide construir una ermita para venerar su hayazgo, y sin más demora, su hijo Sancho Ramírez ordena su construcción. Se consagra en el año 1137, aunque en ese año tan solo se había acabado la cabecera. 

La ermita de Santa María de la Piscina

El material utilizado para su construcción es la piedra de sillería y tiene un estilo románico pleno, ya que a excepción del escudo de la Divisa, no tiene añadidos posteriores. Se construyó en tres fases; la cabecera es de la segunda mitad del siglo XII, la nave de finales del mismo siglo y la sala septentrional y la torre del XIII.

Tiene cuatro portadas, accediéndose al interior por la de la fachada meridional, en la que podemos ver tres arquivoltas abocinadas sobre jambas sin columnas y sobre ella la reproducción del escudo con el emblema de la Divisa del siglo XVI con dos cornisas con ménsulas a los lados, y una pequeña ventana con arco de medio punto decorada con ajedrezado. Destaca también el ábside de planta semicircular y la cornisa con canecillos.

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

La pequeña nave adosada en el lado septentrional es el resto de la Casa de la Divisa Real construida junto al edificio, tiene tres portadas sin decoración y dos saeteras. En el interior no hay decoración.

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Las ventanas se decoran con flores, bolas y ajedrezado y capiteles vegetales. La torre campanario, se sitúa a los pies del edificio, tiene planta cuadrada, y tiene cuatro ventanas con arcos de medio punto en sus lados. el campanario no tiene acceso ninguno, se cree que pudo tenerlo por medio de una construcción auxiliar.

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

No pudimos acceder al interior, pero es de líneas puras y sobrias, cubiertas de una gran bóveda de cañón y con muy poca iluminación. Tiene interesantes capiteles.
La crujía tiene una bóveda de cuarto de cañón, se cree que pudo ser una capilla en la que estuviese guardado el trozo de la Vera Cruz que Don Ramiro Sánchez había encontrado en la Piscina de Bethesda. También pudo ser lugar de reunión de los diviseros.

Restos arqueológicos

Hubo unas obras en 1975 en las que se restauró  la Casa de la Real Divisa de la Piscina, que debido a su deshuso estaba en ruinas. Se rehizo el escudo y se reprodujeron algunos capiteles y canecillos. La casualidad hizo que se encontrase un pequeño poblado de los siglos X al XIV y una necrópolis con 53 tumbas y restos óseos del siglo X restos de dos sarcófagos y lajas, del siglo XII y sepulturas antropomorfas, anteriores a la iglesia.

Necrópolis de Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Necrópolis de Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Necrópolis de Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Necrópolis de Ermita de Santa María de la Piscina, La Rioja

Una necrópolis es un lugar destinado a enterramientos. Etimológicamente significa ciudad de los muertos, proviene del griego antiguo: necros: muerto-cadáver, y polys: Ciudad-estado.

Hacia el siglo XIV el lugar se despobló por la guerra civil castellana y sus habitantes formarían después la cercana aldea de Peciña, cuyo nombre deriva de Piscina.

El dolmen de la Cascaja

De vuelta a San Vicente de la Sonsierra, nos acercamos a ver El dolmen de la Cascaja, situado muy cerca de la ermita. Ello nos indica que esta zona estuvo poblada en la prehistoria.
Se encontró en 1953 y está formado losas de arenisca, en su cámara interior había cráneos y restos óseos de más de 30 individuos y de animales, láminas de pedernal, fragmentos de loza y puntas de flecha de bronce.

Dolmen de la Cascaja, La Rioja

Estas son las vistas de San Vicente de la Sonsierra en el camino de vuelta.

Viñas en San Vicente de la Sonsierra

Rutas

Para ver completo este precioso rincón de La Rioja, situado en la ladera sur de la Sierra de Cantabria, dominando el Valle del Ebro, puedes hacer una ruta senderista circular apta también para hacer en bici. Se trata de la PR LR 50: Dólmenes y Ermitas:

  • Duración: 5 horas 30 minutos.
  • Distancia: 15,90 km.
  • Recorrido:San Vicente de la Sonsierra, Ábalos, Santa María de la Piscina, Dolmen de la Cascaja, Peciña, Necrópolis de Hornillos, San Vicente de la Sonsierra.
Share:

9 comentarios:

  1. Increíble lugar, me encantaría visitarlo.

    Saludos,
    Lala Emerald

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un rincón mágico Lala! Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Carmen pensé por un momento que te habías equivocado con el nombre ¿Piscina? qué curioso. El románico es mi estilo favorito, me encanta cómo rescatas estos viejos lugares algunos tan desconocidos o fuera de los circuitos habituales de los turistas. Enhorabuena como siempre por tu blog, saludos viajeros
    LoBo BoBo

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la información pero sin dudas las fotografías me han cautivado... qué belleza de pueblo. Nunca me canso de este estilo de poblados de casas sobre las lomadas del terreno, de historia profunda, algo melancólicos... hermoso post :)

    Espero pronto solucionar mi problema con las credenciales, que esto de comentar "encubierto" no me gusta nada

    Ale Martinez Notte

    ResponderEliminar
  4. Reconozco que pensé que habría una piscina cerca jajaja. Sin duda está en un lugar privilegiado, una genial descripción (como siempre)y un buen plan para unos días de visita por La Rioja.
    Un abrazo Carmen!

    ResponderEliminar
  5. Se ve ermita muy coqueta. Es una pena que no pudierais ver el interior, seguro que también tiene mucho encanto.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Una preciosidad, románico en estado puro. Y palabra ¡jamás había oído hablar de este lugar!
    Un abrazo y gracias por descubrírmelo.

    ResponderEliminar
  7. Como siempre y no me canso de decirlo con tu blog conozco lugares únicos e interesantes. Este ha sido uno de los que más me ha asombrado. Esta Ermita tan pequeña y tan grande a la vez. Es una joya.
    Saludos Viajeros.

    ResponderEliminar
  8. No hace mucho estuve en San Vicente de la Sonsierra en un mirador desde elque apreciábamos este lugar, pero no supe como se llamaba, ahora gracias a ti lo he sabido :-)

    el nombre Piscinas me ha recordado al viaje que hicimos por Cerdeña, ya que allí cruzamos un pequeño río que se llama también así.

    Gracias por compartir rincones y patrimonio desconocido!
    Un abrazo
    Eva

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.