11/5/17

Qué ver y hacer en Jerez de la Frontera

Aprovechando nuestros días de veraneo en las playas gaditanas, hicimos una visita a la bella ciudad de Jerez de la Frontera, ciudad donde el sherry, el caballo, y el arte son protagonistas.
En Jerez de la Frontera se asentaron fenicios, romanos, musulmanes y cristianos dejando tras su paso una ciudad con un patrimonio artístico y cultural sorprendente. Cualquier época del año es buena para pasear por sus calles y plazas, para descubrir a la sombra de los naranjos sus casas blancas, palacios, iglesias, su arte y sus famosas bodegas.


Qué ver y hacer en Jerez de la Frontera


IMPRESCINDIBLES EN JEREZ

El vino de Jerez 

Jerez de la Frontera es sinónimo de vinos, se cree que elaborados desde el año 1100 a.C. La situación geográfica de la ciudad, el sol y sus suelos calizos, favorecen la producción de una variedad de uva llamada palomino, que se convierte en un producto único: el Jerez. Se encuentra bajo el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry. No podemos olvidarnos del vinagre de Jerez.
En la ciudad hay muchísimas bodegas donde se elaboran y guardan sus vinos. Puedes visitar la mayoría de ellas y también degustar sus variedades en los restaurantes y bares de la zona. Las más conocidas son por ejemplo Álvaro Domecq, Fundador, Garvey, Sanderman o Gonzalez Byass con su famoso Tío Pepe.
Junto al alcázar, se encuentran las bodegas Gonzalez Byass que puedes visitar y en la que te explican el proceso recorriendo parte de sus viñedos en un trenecito, podrás degustar algunos de sus productos, e incluso si tienes suerte podrás ver unos pequeños ratoncitos que allí viven, subiendo por una escalerita para beber vino.

Jerez de la Frontera

Alcázar de Jerez

Junto a un bonito parque llamado La Alameda Vieja, se encuentra el Alcázar de Jerez. Este es un conjunto defensivo rodeado de muralla con grandes torres y puertas, formado por una fortaleza-palacio, mezquitas, baños, jardines y patios. Una  pequeña ciudad que contó con gran poder militar y político, construida en el siglo XII como residencia de los califas sevillanos. Es uno de los pocos edificios almohades que se conservan en España. Tuvo grandes reformas y ampliaciones hasta el siglo XVIII.


El comienzo de la visita del Alcázar, se hace por la Puerta de la Ciudad del siglo XII. Tras atravesarla podemos ver el Molino de aceite, donde se molía y prensaba la aceituna en el siglo XVIII.
También puedes ver
 la Mezquita del siglo XII, compuesta por su alminar, o torre desde donde se llamaba a orar, la pila para purificarse y el mihrab que es el nicho de la pared que indica la dirección de la Meca.
El patio de armas separa esta zona del Palacio de Villavicencio, de estilo barroco construido sobre las ruinas de un palacio islámico y en el que podemos ver una antigua farmacia municipal del siglo XIX, y en la torre del palacio la Cámara oscura, que al igual que la de Cádiz te permite observar la ciudad.
Pasamos a los jardines, típicos de los palacios del al-Andalus, en los que siempre está presente el agua.
Llegamos así a los Baños árabes, que al igual que los romanos, constaban de sala fría, sala templada y sala caliente, nos encantan la bóvedas con pequeños lucernarios en forma de estrella al igual que vimos en Ronda o en Tordesillas por ejemplo. En esta zona se encuentran, de los orígenes del alcazar del siglo XII, la Puerta del Campo, la torre octogonal y el palacio almohade de Doña Blanca con una alberca. También la torre del Homenaje del siglo XV y el aljibe.

Alcazar de Jerez de la Frontera

Alcazar de Jerez de la Frontera

Alcazar de Jerez de la Frontera

Alcazar de Jerez de la Frontera

Alcazar de Jerez de la Frontera

Alcazar de Jerez de la Frontera
Horarios y precios, consultar la web del Alcazar

Catedral 

Fue colegiata de San Salvador hasta 1980, año en el que la ciudad se convirtió en sede episcopal pasando a convertirse en catedral. Se comenzó a construir en 1695 y se acabó en 1778, es por lo tanto la mezcla de estilos gótico, barroco y neoclásico.
En su exterior destaca su enorme cúpula, los arbotantes y sus tres portadas decoradas al más puro estilo barroco. Llama la atención su alta torre exenta, de factura gótica en la parte inferior, y barroca en la superior y que parece que fue construida sobre el alminar de una mezquita.
El edificio presenta una planta rectangular, con cinco naves y una preciosa cúpula. Destacan las capillas del Sagrario, de la Inmaculada y de las Ánimas que alberga Cristo de la Viga, del siglo XIV. En el museo catedralicio podemos ver importantes pinturas de Zurbarán.

Catedral de Jerez

Catedral de Jerez

Catedral de Jerez

Horario 
De Lunes a Sábado de 10:30 a 18:30 h.
Visitas gratuitas: Domingos de 10:30 a 11:30 h.
Precios 5 €

Los Claustros de Santo Domingo

Tras ser conquistada a los musulmanes en 1264, el rey Alfonso X les da a los dominicos un edificio militar islámico para que edifiquen un convento. Aunque los comienzos fueron duros, los monjes fueron generando beneficios económicos con sus huertas, lo que les permitió ir construyendo el convento que hoy en día vemos. Sin embargo, las desamortizaciones hicieron que los claustros fueran vendidos y fueron cambiando de manos. Primero fueron vendidos a familias bodegueras y después pasó a ser vendido a Rumasa. Como es sabido, esta sociedad fue expropiada y pasó a pertenecer al ayuntamiento, que en el año 2012 reabrió sus puertas. El claustro grande es de estilo gótico puro, se construyó entre 1460 y 1500 y en ella hay conciertos. La parte superior se hizo entre 1515 y 1546 y es utilizada para exposiciones temporales.
Consulta en la oficina de turismo los horarios porque dependen de los actos que a veces se celebran en el interior.

Claustros de Santo Domingo de Jerez

Claustros de Santo Domingo de Jerez

Claustros de Santo Domingo de Jerez

CALLES Y PLAZAS

Ahora pasearemos por Jerez disfrutando de su maravilloso clima, para descubrir sus siempre animadas calles y plazas, sus iglesias, palacios y mansiones señoriales de la aristocracia andaluza. Por supuesto nos detendremos en algunos de sus bares y restaurantes a deleitarnos con su gastronomía, pero vamos poco a poco. 

Plaza del Arenal 

La plaza del Arenal es el centro neurálgico de la ciudad, pese a no ser el centro geográfico y encontrarse en la zona extramuros. Ésta fue una gran explanada cubierta de arena en la que los árabes hacían carreras de caballos y juegos, lugar que se denominaba Arenarium, de donde viene el nombre de la plaza.
Varios son los edificios interesantes en ella, la alhóndiga que en 1683 se edificó para albergar el mercado de frutas y verduras, ahora es la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez, en cuyos bajos se encuentra la oficina de turismo. Otro es el Palacio de Justicia, edificio neoclásico del siglo XVIII. En el centro se encuentra el controvertido Monumento a Primo de Rivera de 1928 y a su alrededor hay una fuente rodeada por un jardín.

plaza del Arenal de Jerez

Calle Larga y Calle Consistorio, de compras y tapeo

De la plaza parten dos de mis calles favoritas en cuanto al tapeo y de zona comercial. Una es la Calle Larga, con una gran importancia comercial y en la que encontraremos franquicias de ropa y calzado y tiendas tradicionales. Justo a su comienzo hay un edificio conocido como El Gallo Azul de 1927 y que es muy curioso por su planta casi circular y en cuyo bajo con un atrio ce columnas de mármol blanco se encuentra uno de los restaurantes que te recomiendo si vas a tapear por Jerez.

En el número 67 de la calle Larga se encuentra uno de mis bares favoritos de la ciudad que lleva abierto desde 1938, es el Bar La Moderna. Aunque el espacio sea reducido y esté siempre lleno me encanta, las mesas antiguas máquinas de coser con pedal, y las paredes están decoradas con antiguos carteles taurinos y de vinos y licores. Todo un clásico jerezano, sencillo y siempre repleto, en el que poder tomar además de un buen vino o una caña bien echada, una tapa exquisita servida con el buen humor jerezano.

La otra calle es la Calle Consistorio en la que encontraremos muchos locales de restauración, a nosotros nos gusta mucho uno que se llama la Cruz Blanca que hay al final de la calle, en la plaza de la Yerba, ten por seguro que allí o en cualquiera de las terrazas que te sientes, no tardarás en escuchar a alguien cantando o tocando la guitarra a cambio de unas monedas.

Calle larga, Jerez

Gallo Azul, Jerez

Plaza de la Yerba, Jerez

Plaza de la Asunción

Por allí se llega a la Plaza de la Asunción, con una escultura de mármol blanco de la Asunción de la Virgen María en el centro, rodeada por bellos edificios.
Uno de ellos es el edificio que albergaba el antiguo Ayuntamiento, edificio renacentista construido a mediados del siglo XVI en el que destaca una bonita logia abierta en la planta baja.

Antiguo ayuntamiento de Jerez

También la Iglesia de San Dionisio, de estilo gótico-mudéjar y planta basilical con tres portadas, dos de ellas con puertas abocinadas con arco apuntado. Destacan en el interior sus retablos barrocos, sobre todo el Retablo Mayor. Adosada a la iglesia se encuentra la Torre de la Atalaya, edificio civil construido a mediados del siglo XV como torre de vigilancia de los ataques moros. 
También en la plaza se encuentra el Palacio de la Condesa de Casares, antigua cárcel reconstruida en 1839 añadiéndole mármoles genoveses procedentes de las mesas del refectorio del monasterio de Nª Sra. de la Defensión, destrozadas por el ejército de Napoleón  entre 1810 y 1812.

 Iglesia de San Dionisio, Jerez

Plaza Plateros

Otra de las plazas interesantes que se comunica con la de la Asunción y muy concurrida, es la Plaza Plateros. Desde esta animada plaza llena de restaurantes y bares con sus terrazas siempre repletas, hay una vista estupenda de un lateral de la iglesia de San Dionisio y de la Torre de la Atalaya.

Plaza plateros de Jerez, torre de la atalaya

IGLESIAS

Por supuesto, además de la Catedral y las ya nombradas, hay muchas iglesias diseminadas por la ciudad y que irás descubriendo paseando por las calles jerezanas, por ejemplo la Basílica Menor de Nuestra Señora del Carmen Coronada, con su convento, construidos a mediados del siglo XVII. Allí se encuentra el Museo Carmelitano con una gran colección de pinturas, esculturas y decoraciones de entre los siglos XVII y XIX.

la Iglesia de San Marcos, construida a mediados del siglo XV, conserva parte de su traza mudéjar y en su sencillo exterior tiene tres portadas, la principal es de estilo manierista y se levantó en el siglo XVI.

San Marcos de Jerez

La iglesia de San Miguel y la de Santiago, se encuentran extramuros y tal y como cuenta la leyenda, el Apóstol Santiago y el Arcángel San Miguel "echaron una mano" en una batalla y en honor a este milagro, Alfonso X levantó dos capillas Reales que fueron evolucionando durante los siglos XV y XVI en sendas iglesias.
La portada principal es la de San Miguel, tiene tres cuerpos y se acabó de construir en 1702, y al igual que la portada del Sagrario es barroca. La portada de la Concepción y la del Evangelio son góticas.
En el interior de tres naves, destaca el retablo mayor de transición del renacimiento al barroco, la capilla del Socorro, la capilla del Sagrario y el Cristo de la Salud.

Iglesia de San Miguel, Jerez

Iglesia de San Miguel, Jerez

Iglesia de San Miguel, Jerez

Iglesia de San Miguel, Jerez

Iglesia de San Miguel, Jerez

Horario: de Lunes a Viernes de 10 a 13 

La Cartuja de Santa María de la Defensión 

Otra visita imprescindible, al menos para ver su exterior, es la Cartuja de Jerez. Se encuentra muy cerquita de la ciudad, en el kilómetro 5 de la carretera Jerez-Algeciras. Se constuyó en la segunda mitad del siglo XV y su ubicación no es casual, ya que fue en agradecimiento a la Virgen de la Defensión por la victoria en una batalla que allí se efectuó.
Para entrar al recinto hay que atravesar un impresionante arco triunfal renacentista decorado con escudos, florones, cerámica vidriada y ventanas caladas. A la izquierda se encuentra la capilla de Caminantes, dedicada a Nuestra Señora del Rosario y un patio con la estatua de mármol de San Bruno de 1761. El mural cerámico del porche es de la Virgen de la Merced, patrona de Jerez.
La iglesia es de estilo gótico, y se hizo entre 1478 y 1534, su fachada sin embargo es barroca ya que sufre una remodelación en 1667. Su interior tiene divisiones interiores que independizan las zonas de los fieles varones, el coro de legos y el coro de padres.

Para ver el interior hay que concertar visita con las Monjas.

Cartuja de Jerez

Cartuja de Jerez

Cartuja de Jerez


MUSEOS Y VISITAS INTERESANTES

Muchos y muy interesantes también son los museos que puedes visitar en la ciudad; el Museo Arqueológico, el Museo del Arte Ecuestre, el Palacio del Tiempo (de relojes), el Museo Taurino. Todo dependerá de tus gustos y por supuesto de tu tiempo. Además puedes ver espéctáculos ecuestres y disfrutar del circuito de velocidad de Jerez.

Los caballos

Los caballos representan también a la ciudad de Jerez, los monjes de la Cartuja a lo largo de los siglos hicieron una raza de caballos excepcional: los famosísimos caballos cartujanos. Es por ello por lo que la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y la Yeguada de la Cartuja realizan bellísimos espectáculos ecuestres. 
Existe una ruta Ecuestre de Jerez con cantidad de servicios turísticos para los amantes del caballo. En la Real escuela del Arte Ecuestre hay un espectáculo muy recomendable que se llama: Cómo bailan los caballos andaluces.

Circuito de Velocidad de Jerez

Y no podemos olvidarnos de hablar del Circuito de Velocidad de Jerez donde se celebran competiciones del más alto nivel, tanto de motociclismo como de automovilismo. Trece trepidantes curvas de baja, media y alta velocidad, repartidas en 4.423 metros de longitud. Hay visitas guiadas por sus instalaciones, también podrás ver Museo del Motor, con piezas de grandes pilotos.

La siguiente foto me la ha cedido mi amiga Menxu, monitora en el gimnasio al que voy, una gran profesional en su trabajo, y como veis una gran motera, ya que la de la moto delantera es ella (se ve un poquito de su larga melena roja al viento).


Vídeo resumen

Porque una imagen vale más que mil palabras, un pequeño vídeo resumen con los puntos más importantes de la ciudad.


La evolución del nombre de Jerez

El nombre de Jerez procede de los fenicios que la llamaron Xera
Después los romanos la llamaron Ceret o Seret y los visigodos Seritium o Xeritium.
La denominación evolucionó con la invasión musulmana, a شريش Sherish.
Cuando se reconquistó, la ciudad pasa a denominarse Xerez y se le añadiría de la Frontera, ya que lo era con el reino de Granada y aunque en 1492 se conquistase y se perdiese la frontera, no se pierde la denominación.
En el siglo XVIII la Real Academia sustituye la «X» por el grafema «J» pasando a llamarse como lo conocemos ahora: Jerez de la Frontera.

La forma antigua Xerez ha influido en el nombre que se da al vino de jerez: en portugués y en gallego xerez, en catalán xerès, en inglés sherry, en francés xérès, en italiano xeres.

Cómo llegar

En Coche:
Desde Sevilla  por la A4
Desde Málaga por la A7 en dirección Algeciras salida 110B y luego toma la A381 hacia Jerez.
Desde Granada por la A92 hacia Sevilla y la A4 desde Sevilla hasta Jerez.

En Tren:
Tiene líneas directas  con Cádiz y Sevilla.

En Avión:
En el mismo Jerez (a unos 15 Km) hay aeropuerto.
El siguiente más cercano es el de Sevilla que se encuentra a unos 100 kilómetros.

Share:

10 comentarios:

  1. De nuestro viaje por Cádiz, Jerez fue una de las ciudades que más me gustaron. La verdad es que me sorprendió mucho esta ciudad! Por cierto, nosotros también visitamos las bodegas de Tío Pepe. Toda una institución allí! jejeje

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho por ver en Jerez de la Frontera, te digo que todo me ha gustado, empezando por la Catedral, La Iglesia de San Miguel, la Cartuja, en fin que me lo perdí, pues el verano pasado estuve bastante cerca de allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he visita Cádiz ni su provincia Carmen, pero con este paseo que he dado de tu mano por esta joya que es Jerez, tengo claro que quiero hacer esta visita. Preciosas fotos y vídeo. Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues espero que este post me sirva y mucho, porque hace tiempo que deseo acercarme a Cádiz y Jerez es el aeropuerto más cercano. Ya veo que cosas para disfrutarla no la faltan. Como siempre, un post muy detallado.

    ResponderEliminar
  5. hola! me stás animando a visitar Jerez ya que es de las pocas grandes ciudades de Andalucía que me faltan, la próxima vez que vaya a Sevilla o Cadiz seguro que dejamos algún día suelto para Jerez de la Frontera

    y ya... tus fotos nos han acabado de convencer

    gracias por la información

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bonito es Jerez! Yo estuve de paso un día y estaba muy gris, ventoso, parece otra ciudad al ver tus fotos llenas de luz y sol, ¡esa es mi Andalucía! Desde luego a mí no me dio para ver tanto, así que espero volver pronto que además tengo amigos y seguir tu ruta. Aunque no me gusta el vino Jerez sí visitar las bodegas :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Que bien luce esta ciudad con el buen tiempo. Limpia, acogedora, con muchos bares y ambiente y con un patrimonio excelente. Ojalá pueda visitarla pronto!
    No soy muhco de vino, pero no me importaría poder visitar algunas bodegas también.

    ResponderEliminar
  8. Carmen.Me encantan los lugares por donde pasaron diferentes culturas y dejaron su huella... increible que por Jerez pasaran los fenicios, romanos, musulmanes y cristianos. Lugares así guardan historia y la hacen particular. Muy interesante tu entrada. Como siempre despiertas ganas de visitar el lugar que muestras.
    Prometo si voy pasar por el Bar La Moderna y me tomaré un Jerez en tu nombre.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Wow! Enhorabuena Carmen, porque es un recorrido muy completo por Jerez.
    No sabía que Primo de Rivera es el de la fuente de la Plaza del Arenal. Es curioso porque estuve hace un mes y aunque tu viaje y el mío tienen una parte común, también los veo muy diferentes. De bodegas, yo visité Lustau, creo que es menos famosa y más familiar. Al interior de la catedral no pude acceder porque no me encajó por horarios. A la Cartuja tampoco, a mí más que concertar la visita con las monjas, me habían dicho que sólo se podía visitar en la primera misa del día (como a las 7 de la mañana...).
    Por cierto, si no me equivoco de sitio, en la Plaza de la Asunción hay un café muy curioso llamado Las Cuadras.
    Te diré que este finde he vuelto a Jerez, pero a la feria, y no me ha dado tiempo a hacer nada más de turismo. Eso sí, no veas qué fiesta en toda la ciudad, esto donde yo vivo no existe.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. No te lo vas a creer, pero siendo de Huelva, nunca he estado en Jerez. Será que lo tenía demasiado cerca... Ahora que vivo en Suiza me pilla un poco lejos, pero después de ver tu reportaje no descarto acercarme en cuanto tenga ocasión. Apuntado queda.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.