19/5/16

La zona alta de Oporto: catedral, torre de los Clérigos, librería Lello y mucho más

Continuamos por Oporto, esta bella ciudad que merece una visita pausada. En la anterior entrada entre otras cosas, vimos el barrio de la Ribeira, subimos al puente de Don Luis I e hicimos el Crucero de los seis puentes por el río Duero. Hoy recorreremos la zona más alta en la que veremos maravillosos edificios como la Torre de los Clérigos, la famosa librería Lello o la Catedral.

 ¡Si te gustó la otra parte, esta te va a encantar!



Vamos a hacer un recorrido de izquierda a derecha mirando el plano para seguir un orden, puedes orientarte con el mapa que he preparado y que te dejo al final.
Comenzamos en una de las zonas más altas de la ciudad, en la Plaza de Gomes Teixeira, en el centro se encuentra la Fuente de los Leones (Chafariz dos Leoes) que también da nombre a la plaza. A su alrededor se encuentra el edificio de la Rectoría de la Universidad de Oporto de estilo neoclásico construido en los primeros años de 1800, en cuyo interior, además de la rectoría se encuentra el Museo de Historia Natural con salas de arqueología, mineralogía, paleontología y Zoología.

Horario y precio
Abre de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas
2,50 €

Rectoría de la Universidad de Oporto

A un lado la iglesia del Carmen (Igreja do Carmo) junto con el convento y hospital de los Carmelitas. Esta curiosa iglesia construida a mediados del siglo XVIII, es el resultado de la unión de dos: la barroca del antiguo convento, y la del Carmen de estilos barroco y rococó. La fachada lateral está recubierta de los maravillosos azulejos blancos y azules portugueses que tanto nos gustan. En este caso representan una de las fundaciones de las carmelitas. En el interior destacan sus paredes de mármol rosa y las tallas de estilo rococó de sus retablos.

Iglesia del Carmen, Oporto

Interior Iglesia del Carmen, Oporto

Bajando desde la plaza por la Rua das Carmelitas nos encontramos con un precioso edificio blanco de 1909 que nos llama la atención por su belleza y sobre todo por la larga cola que hay delante de él. Se trata de la Libreria Lello e Irmão, muy famosa por inspirar a la escritora de Harry Potter en la descripción de la librería Flourish & Blotts (situada en el Callejón Diagon y donde muchos alumnos de Hogwarts compran sus libros).  Además fue elegida como la tercera más bella del mundo por el periódico The Guardian. Los dueños debían de estar  cansados del trasiego de turistas y ahora cobran la entrada, son 3€, pero te los devuelven si compras algo. Y seguro que compras, porque además de bonita tienen de todo, puedes también tomar algo en su cafetería. La visita es obligada, yo me tuve que conformar con verla desde fuera y luego las fotos. Estuve esperando, con mi silla de ruedas, en una animada cafetería del centro comercial que se encuentra justo en frente bajo la plaza de Lisboa. 

Libreria Lello e Irmão, Oporto

Libreria Lello e Irmão, Oporto

Justo al otro lado de la plaza se encuentra la famosa Torre de los Clérigos, perteneciente a la iglesia barroca del mismo nombre inaugurada en 1748.  La torre mide 76 metros y desde arriba las vistas de la ciudad son impresionantes. Eso sí, prepárate a esperar para entrar porque las colas se hacen interminables ya que se va subiendo por pequeños grupos.
Iglesia de los Clérigos, Oporto

Torre de los Clérigos, Oporto

Bajando ahora por la empinada Rua dos Clérigos, llegamos a la Praça da Liberdade con la estatua de bronce hecha en 1862, del rey Pedro IV a caballo. La plaza está rodeada de elegantes edificios como el que alberga el hotel Intercontinental. Como si se tratara de la misma plaza, a esta se le une la Avenida de los Aliados alargándola, con bellos edificios modernistas, la mayoría ahora sedes de bancos. En el centro hay una fuente junto a la que puedes sentarte tranquilamente y conectarte al wi-fi gratuito de la ciudad con la maravillosa vista al fondo del edificio del  Ayuntamiento (Paço do Concelho), de 1920, en el que destaca su esbelta torre del reloj en el centro.

Praça da Liberdade, Oporto

Ayuntamiento de Oporto

Justo a la derecha de la fuente, una pequeña cuesta nos conduce al emblemático Mercado Bolhao de productos frescos y a una de mis calles favoritas de la ciudad la animada y comercial Rua Formosa, con comercios de los de toda la vida con su encanto natural.

Comercios de Rua Formosa, Oporto

Comercios de Rua Formosa, Oporto

Tras caminar un poco, se cruza la Rua de Santa Catarina, seguramente es la calle con más gente de la ciudad, así que la vas a encontrar sin problemas. Está llena de comercios, sobre todo franquicias de las que hay en todas las grandes ciudades. También hay pequeños centros comerciales alojados en pintorescas casas.

Rua Santa Catarina, Oporto

Rua Santa Catarina, Oporto

Si vamos hacia la izquierda encontraremos otro emblemático edificio de Oporto, la Capilla de las Almas, (Capela das Almas) de estilo neoclásico y cubierta por 16000 azulejos blancos y azules que narran la vida de Santa Catalina y San Francisco de Asís. Aunque la iglesia es del siglo XVIII, los azulejos fueron añadidos en 1929, todo un acierto.

Capilla de las Almas, Rua Santa Catarina, Oporto

A lado contrario de la calle en dirección al río, se encuentra el café Majestic, recomendado por todas las guías de viajes y por viajeros. El local lleva ahí desde 1929 y por él han pasado muchos personas importantes y como bien dice su página web  es: de ambiente romántico, fino y elegante. Cuando nosotros quisimos ir a tomar algo había un camarero en la puerta "moderando" la entrada (demasiadas personas queriendo hacer lo mismo). Nos tuvimos que conformar con verlo desde fuera.

Café Majestic, rua Santa Catarina, Oporto

Continuamos en dirección al río por la Rua Santa Catarina y en el cruce de esta con la Rua 31 de Janeiro, se encuentra la iglesia de San Ildefonso de 1737 también con una bonita fachada de azulejos con escenas de la vida de San Ildefonso. Llama mucho la atención porque se encuentra elevada sobre unas escalinatas y a diferencia de la capilla de las Almas, no está adosada a ningún otro edificio.

Iglesia de San Ildefonso, Oporto

Iglesia de San Ildefonso, Oporto

Bajamos ahora por la Rua 31 de janeiro donde vemos subir y bajar antiguos tranvías cargados de turistas, la vista desde arriba es maravillosa porque desde aquí podemos divisar en linea recta la Torre de los Clérigos. Una vez abajo, preside el primer cruce la iglesia de San Antonio de los Congregados de finales del XVII de estilo barroco, con zonas decoradas por azulejos con la vida del Santo y una estatua suya en una hornacina.

Rua 31 de janeiro de Oporto

Unión de Rua 31 de janeiro con praza da Liberdade de Oporto

Giramos a la izquierda hacia la Praça de Almeida Garrett para llegar la Estación de San Benito (Estação de São Bento) de trenes. Otra visita obligada, ya que su espectacular hall está completamente decorado con más de 20.000 azulejos azules y blancos, que narran escenas de la historia de Portugal.

Estación de San Benito a la derecha y al fondo Iglesia de los Congregados, Oporto

Estación de San Benito, Oporto

Estación de San Benito de Oporto

Si continuamos ahora por la Rua Dom Alfonso Henriques hacia arriba encontraremos en lo alto la Catedral de Oporto (Sé do Porto). Tiene aspecto de fortaleza y de sus comienzos románicos en el siglo XII se conserva su estructura con gruesas columnas. En su fachada destacan las dos robustas torres a los lados y su rosetón. En su interior, el claustro gótico del siglo XIV decorado con azulejos con escenas religiosas y también la Casa del Cabildo donde se guarda el tesoro de la catedral. Una bonita talla de Nossa Senhora de Vendoma, patrona de la ciudad y tres órganos.

HORARIO DE LA CATEDRAL
Iglesia
Horario de verano: De  9 a 12:30 y de 14:30 a 19
Horario de invierno: De  9 a 12:30 y de 14:30 a 18

Museo y Claustro
Horario de verano: De  9 a 12:15  y de 14:30 a 18:30
Horario de invierno: De  9 a 12:15  y de 14:30 a 17:30 
Domingo y festivos cerrado por la mañana   

De nuevo la silla de ruedas me impidió verla por dentro, tuve que quedarme en la plaza delantera contemplando las maravillosas vistas de la ciudad. En el centro de esta se encuentra el llamado Pelourinho, una columna que imita a las que se utilizaban para ajusticiar pero que nunca se uso para ello. Es de 1940 y está compuesto de una gran columna salomónica rodeada por una barandilla sobre un pedestal con escaleras.

Catedral vista desde la estación de San Benito, Oporto

catedral de Oporto

Vistas de la torre de los clérigos desde la catedral de Oporto

Se de Porto

Interior de la catedral de Oporto
 Catedral y pelourinho, Oporto

Al otro lado se encuentra el Palacio Episcopal, residencia de obispos de la ciudad hasta el siglo XIX. Tiene tres alturas con balcones de forja y decoraciones rococó sobre sus ventanales. En el centro preside un gran escudo de armas perteneciente a uno de los obispos que por allí pasaron: Rafael de Mendonça.


Palacio episcopal de Oporto

Desde la plaza se ve al lado derecho una torre medieval, a la que se llega bajando una cuesta: la Torre Pitões. De planta cuadrada y con almenas y un bonito balcón gótico en uno de sus lados. Esta no es su ubicación real, ya que se encontró en una excavaciones en los años 40 y se reconstruyó a unos 20 metros.

Torre Pitões, Oporto

Junto a la torre, otro bonito mirador hacia la ciudad y el río y a la izquierda la Iglesia de  San Lorenzo de los Grillos de estilo manierista portugués y que empezó a construirse en 1577 acabándose en el siglo XVIII. Su nombre se debe a la ropa negra que usaban los agustinos que compraron la iglesia y que eran llamados por ello "frailes grillo". Su interior alberga el Museo de arte sacro y arqueología.


Iglesia de  San Lorenzo de los Grillos, Oporto

Vistas desde la catedral de Oporto

Por detrás de la catedral se encuentra la Avenida Vimara Peres, si la continuas hasta el final, te encontrarás con el puente Don Luis I que podrás recorrer para admirar las maravillosas vistas que te ofrece de la ciudad. A tu paso podrás ver la muralla Fernandina parte de la defensa del siglo XIV de la ciudad y conocida con este nombre por acabarse durante el reinado por orden del rey Fernando I. En sus orígenes midió 3 kilómetros con almenas, torres y 17 puertas puedes ver esto y la parte baja de la ciudad AQUÍ

GASTRONOMIA
¿Sabías que a los habitantes de Porto se les conoce como tripeiros? 
En la conquista de Ceuta, allá por el año 1415, cedieron toda la carne a los barcos que allí mandaron quedándose tan solo con las tripas. Ha quedado en sus cocinas un plato que lo recuerda, se llama "as tripas à moda do Porto". No podemos dejar de probar el bacalao en todas sus variaciones y también es muy típico la Francesinha, un exquisito sándwich de pan de molde tostado relleno de un montón de cosas: embutidos, carne, queso y una salsa un poco picante con cerveza y tomate.

El mapa para que te orientes:

Seguro que nos quedan cosas por ver, pero lo que hemos visto nos ha gustado muchísimo. La única pega es que la ciudad no es demasiado accesible con silla de ruedas. Pero con tantas pendientes es prácticamente imposible que lo sea. Nos ha quedado el interior de algunos edificios y el corazón nos dice que tarde o temprano volveremos, porque Oporto nos ha conquistado.

Share:

27 comentarios:

  1. Quien viaja a Oporto viene siempre encantado. Esa es la impresión que tengo cuando me hablan de ella. Y viendo tus fotos no me extraña. Es una ciudad distinta, tiene algo que parece único, no sé exactamente qué es, pero me han dado unas ganas locas de conocerla.
    Gracias, Carmen por este magnífico post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate Elisenda, estoy segurísima que tu también volverás encantada de la visita. Gracias a ti guapa!

      Eliminar
  2. estuve en Oporto hace muchos años, tantos que todavía viajaba con mis padres y hermanos. Viendo tus fotos he decidido que tengo que volver.
    Besos Carmen

    ResponderEliminar
  3. Hello Carmen,
    Fantastic to see this wonderful place. Great to see that impressive churches, shot 17 is really amazing.
    In the Netherlands in Maastricht is an old cathedral and inside is now a library. So special.

    And what a nice shop on picture 12. Enough special drinks.

    Many greetings,
    Marco

    ResponderEliminar
  4. Me has vuelto a llevar a Oporto con este post, yo la conocí en un día de lluvia y recorrí todos esos lugares. Una de las mejores cosas, la vista desde la torre de los Clérigos, con esa vista bajo ella de tejados rojos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena recorrer Oporto con lluvia, es una pena cuando el tiempo estropea nuestros planes. Un abrazo

      Eliminar
  5. Estuve en Oporto hace ya muuuchos años y en una visita fugaz, viendo tu post creo que tengo que planear un viaje ya, me han entrado muchas ganas de volver. He visto tantas veces fotografías de esa librería que tengo muchas ganas de visitarla.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me tuve que quedar fuera de la librería y me quedé con muchas ganas también. Un abrazo

      Eliminar
  6. Hola Carmen, veo que sigues prefiriendo el asfalto al verde, jejej. Vuelvo a retomar los trastos del blog, comprobando que sigues enseñándonos y documentándonos prolíficamente de tus viajes. Es de agradecer , fíjate que yo de Oporto no conozco ni la mitad de lo que nos enseñas, así me sirve para documentarme y presumir de conocerlo en alguna charla coloquial con amigos.
    Un abrazo Carmen,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Luis no seas tramposo, vuelve a Oporto y así lo podrás contar de primera mano. Este finde pasado estrené mi pierna en una ruta pequeñina y creo que me voy a animar ya a hacer una en condiciones. Tu como vas?

      Eliminar
  7. Pues a pesar de no ser una ciudad accesible en silla de ruedas, vistéis muchísimas cosas! A mí me quedó la librería, pero es que cuando estuve ni sabía que existía! Luego después, he leído sobre ella en varios blogs... tengo ganas de volver a Oporto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que volver también con la pierna en condiciones porque la librería y la torre de los clérigos sobre todo, me dio mucha pena no poderlas ver por dentro.

      Eliminar
  8. En Oporto nunca he estado, pero me recuerda un montón a Lisboa. Tendré que buscar un hueco para dejarme caer por esta preciosa ciudad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dejes, a mi me gusta más que Lisboa. Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola Carmen

    Tuve la oportunidad de leer tu anterior entrada sobre Porto y con este ya me diste más ganas y cuando hablaste de bacalao y todos sus variedades y esa Francesinha, me dieron ganas de volar hasta allí.

    Pronto iré a Portugal aunque no a Oporto, por ahora.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ponlo en la lista de pendientes Bo, merece la pena!

      Eliminar
  10. Qué bonita es Oporto! Hace poco publiqué también un itinerario para disfrutar de esta ciudad en 48 horas (debo reconocer que el tuyo está mucho más completo!)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Diana pues voy a verlo, siempre es interesante ver el punto de vista de otros bloggers. Un abrazo

      Eliminar
  11. Carmen, menudo rabo de lagartija estás hecha, jajaja. Yo no viajo demasiado pero si lo hago me pasaré por aquí para ilustrarme. Un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola Carmen. Me has recordado el último viaje que hice por Oporto :) Hicimos una ruta muy parecida. Sin lugar a dudas, a mi lo que más me llamó la atención de esa zona fue la librería Lello (a pesar de la cola que tuvimos que hacer para entrar).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii las colas son tremendas, pero compensa lo bonito que es. Un abrazo

      Eliminar
  13. Con estos reportajes te van a nombrar guia oficial o mejor aun, hija adoptiva. Solo he estado una vez en Oprto, y no vi nada porque fue por tranajo. Ya veo que me perdi infinidad de cosas.

    ResponderEliminar
  14. Oporto tiene un encanto especial que no deja insensible a quienes lo visitan. Yo he estado mas de diez veces y en cada nueva visita descubro nuevas cosas... Recomiendo a todos esta ciudad mágica que a veces parece dormida en el tiempo y sin embargo es la vez super cosmopolita y moderna

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.