Visita al Campo de Concentración de Auschwitz desde Cracovia

Si viajas a la ciudad de Cracovia no puedes dejar de hacer la visita a Auschwitz, un complejo de campos de concentración, construido en la Segunda Guerra Mundial para que los presos realizasen trabajos forzados y para exterminarlos.

Este triste lugar se ha convertido en museo para dar a conocer al mundo esta barbarie, y es además un memorial para las víctimas del holocausto. Se calcula que más de un millón de personas perdieron la vida en allí.

En este artículo te contamos un poquito de este sobrecogedor lugar, que recibe más de dos millones de visitas al año, que merece la pena conocer para evitar que cosas así vuelvan a suceder.

Visita al Campo de Concentración de Auschwitz desde Cracovia

Hay varias maneras de llegar a Auschwitz desde Cracovia, tienes autobús, y por supuesto puedes ir en coche de alquiler, pero sin duda la mejor manera de hacer tu viaje a Auschwitz es a través de una visita guiada que te lleve desde Cracovia. Es un lugar que visita al abo del día muchísima gente, por lo que, si te animas por esta opción, es necesario que reserves la visita a Auschwitz con bastante antelación.

Una vez allí, sin preocuparte por las colas, las entradas, o los retrasos en los horarios del transporte, además un guía experto te explicará en español este lugar histórico, uno de los más importantes de Polonia, testigo de acontecimientos inquietantes que marcaron la historia de la humanidad.

Creemos que la visita a Auschwitz no tiene sentido hacerla por libre, porque lo importante es la historia que guardan los muros y los edificios de este sobrecogedor campo de concentración.


Auschwitz es sinónimo de genocidio, terror, y Holocausto

Los arrestos de los nazis cada vez eran mayores y las prisiones locales de Polonia no tenían capacidad suficiente, por lo que en 1940 los alemanes crearon estos campos en los suburbios de Oswiecim, una ciudad polaca que fue anexada al Tercer Reich por los nazis.

Poco a poco se convirtió en el mayor de los centros de exterminio, y allí se llevó a cabo la "Endlösung der Judenfrage" es decir, la solución final a la cuestión judía, con ella pretendían aniquilar a todos los judíos europeos.


El complejo de Auschwitz

El complejo Auschwitz era una agrupación de campos de concentración y exterminio. El campo original es Auschwitz I, además estaba el Auschwitz II-Birkenau también de concentración. Después estaba el Auschwitz III-Monowitz, que era un campo de trabajo para la I.G. Farbenfabriken, un grupo de empresas químicas alemanas, y además, 40 campos satélites.

Todos los campos y subcampos estaban separados del mundo exterior con alambre de espino, y la zona de control se extendía muchos kilómetros a la redonda en la llamada Zona de Interés, patrullada por la guarnición de las SS.

Vivían en condiciones inhumanas, con las cabezas afeitadas, un número de identificación tatuado, para poder ser controlados y el famoso “pijama de rayas” como uniforme. La mayoría no resistía el  maltrato, la inanición y el duro trabajo, y los que no eran exterminados en las cámaras de gas, morían al poco tiempo.

Llegaron a estar encerrados cerca de un millón trescientas mil personas, de las cuales murieron un millón cien mil. La mayoría de ellos, casi el 90%, eran judíos, también se encerraba a los gitanos, a los homosexuales, a los disidentes del régimen, comunistas, prisioneros de guerra... Era su búsqueda de la “perfección de la raza aria”.


La visita a Auschwich

Es imprescindible visitar ambas partes del campo, Auschwitz I y Auschwitz II-Birkenau, para comprender este lugar símbolo del holocausto. Tanto los terrenos, como la mayoría de los edificios, están abiertos a visitas.

En la visita a Auschwitz, te impactará cada una de las partes del recorrido, sobre todo si haces una visita guiada, ya que verás muchas cosas que no entenderás si no escuchas, de boca de un experto, los detalles de uno de los peores episodios de la historia más reciente de la humanidad.

Por muchas películas que hayas visto, o libros que hayas leído, no podrás hacerte una idea de cómo era la “vida” aquí, hasta que llegues.

Allí podrás ver documentales con imágenes reales en blanco y negro que te impactarán. O el famoso letrero de “bienvenida” en el que se puede leer “Arbeit macht frei” algo así como "El trabajo te libera", una falsa propaganda con la que engañaban a los prisioneros a su llegada.

Visita a Auschwitz desde Cracovia

Te impactarán en tu visita a a Auschwitz los enormes barracones de ladrillo donde se alojaban los prisioneros durante su estancia en el campo. En algunos de ellos se exhiben algunas de las pertenencias de los presos que se recuperaron después de la liberación, ropa, zapatos, maletas, objetos de aseo…Muchas cosas de las que allí verás pueden herir su sensibilidad.

Visita a Auschwitz desde Cracovia

También podrás ver algunos viejos vagones donde hacinaban a los presos y las vías de tren abandonadas que unían los dos campos principales y que los traían de otras partes del país. Muchos de ellos ni siquiera llegaron a pisar los campos, si no que eran conducidos directamente a las cámaras de gas, para acabar con ellos en segundos.

Visita a Auschwitz

Podrás ver algunas de las cámaras de gas y los crematorios que se utilizaron en el exterminio de prisioneros y que a pesar de que intentaron deshacerse de ellos tras la liberación, queda parte.

También podrás subir a la torre de vigilancia que sigue en pie en Auschwitz-Birkenau, desde allí tienes una vista global y desoladora de lo que veían los nazis mientras vigilaban a los presos.

En la visita a Auschwitz podrás ver los kilómetros de alambradas de espino que rodeaban a los campos y que impedían a los prisioneros salir de allí.

Visita a Auschwitz desde Cracovia

La visita a Auschwitz es obligada, y se aprende muchísimo en ella, y hay que hacerla desde el respeto, no es un parque temático, es real. Recuerda que es el lugar donde murieron más de 1 millón de personas, respeta su memoria. Es un viaje conmovedor explorando los acontecimientos que dejaron una triste huella en la historia de la humanidad.

Publicar un comentario

0 Comentarios