Qué monumentos no te puedes perder en Lisboa

Lisboa es una de esas capitales europeas que hay que visitar al menos una vez en la vida, te enamorará su ambiente, sus monumentos, y el aire bohemio de sus calles y de las fachadas de sus edificios.

Hay mucho que ver en Lisboa, por eso te proponemos en este post los lugares más importantes que no te puedes perder en la ciudad. Más adelante podrás completarlo con más lugares bonitos, porque estamos seguros de que vas a querer volver.

Qué monumentos no te puedes perder en Lisboa

Esta lista de los mejores lugares que ver en Lisboa para que disfrutes al máximo sin perderte nada importante en la ciudad de las siete colinas.


Torre de Belem

El primero de los imprescindibles que ver en Lisboa es la Torre de Belém, se encuentra en el estuario del Tajo. Es una torre de estilo manuelino construida entre 1515 y 1519 que sirvió para defender Lisboa, y después sirvió como faro.

En su interior podrás ver los antiguos cañones de defensa y tiene con cinco pisos comunicados con una escalera de caracol que te conducen a sus diferentes salas.

Torre de Belem de Lisboa

Monumento de los Descubrimientos

Muy cerquita, también en la ribera del Tajo, se encuentra el Monumento a los descubrimientos (Padrão dos Descobrimentos).

Fue construido en 1960 para conmemorar los 500 años de la muerte del infante Henrique el Navegante, descubridor de las Azores, Cabo Verde o Madeira. Tiene 52 metros de altura y forma de carabela con el infante al frente de otros importantes personajes de los descubrimientos de la historia de Portugal.

Monumento de los Descubrimientos de Lisboa

Plaza del Comercio

La Plaza del Comercio es el centro neurálgico de Lisboa y está siempre muy animado. En esta ubicación se encontraba el Palacio Real, pero el gran terremoto de 1755 lo destruyó por completo.

Tres de sus lados están compuestos de un bello conjunto de edificios porticados y en el centro de uno de ellos destaca el Arco Triunfal de Rua Augusta. El cuarto de los lados está abierto al río Tajo y en el centro se encuentra la estatua ecuestre de José I, que era el que reinaba durante el terremoto.

Plaza del Comercio, Lisboa

Crucero por el Tajo

Al sudeste en Plaza del Comercio se encuentra la estación fluvial, desde donde parten barcos que recorren el Tajo (Tejo en portugués).

Una manera perfecta de conocer muchos de los monumentos más interesantes que ver en Lisboa, es hacerlo en un silencioso paseo en barco por el rio Tajo. Los contemplarás desde otra perspectiva, alejados del bullicio de la ciudad, además dispone de una cafetería a bordo para que disfrutes del paseo con tu snack favorito. Es ideal para hacer tanto en familia con niños, como con tu pareja o con amigos.

Podrás hacer espectaculares fotos y ver además lugares que puede que caminando se pasen desapercibidos como el increíble Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología, el Faro de Belem con su conocida imagen de rayas de piedra y ladrillo. O el Santuario de Cristo Rey con el monumento dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, inspirado en el de Río de Janeiro.

Plaza del Comercio y crucero por el Tajo

Puente 25 de abril

Varios son los puentes que puedes ver atravesando el río Tajo, el más representativo es el Puente 25 de abril. Este es el puente colgante más largo de Europa, con una longitud de 2277 metros. Tiene dos alturas, una para coches y otra para trenes.

Seguramente te recordará al Golden Gate de San Francisco esto se debe a que ambos fueron construidos por la misma empresa.

Puente 25 de abril de Lisboa

Castillo de San Jorge

Otra visita obligada es el castillo de San Jorge, que se encuentra en la parte más alta de la ciudad donde están dos de los barrios más emblemáticos: Castelo y La Alfama.

Sus orígenes son visigodos y su esplendor desde el siglo XIII hasta principios del siglo XVI, época en la que el castillo fue la residencia de los reyes de Portugal. La visita es muy interesante y además desde arriba las vistas a la ciudad son espectaculares.

Castillo de San Jorge de Lisboa

Elevador de Santa Justa

Uno de los lugares más visitados en Lisboa es el elevador de Santa Justa, que conecta la parte baja y alta de la ciudad en dos elegantes ascensores de madera. Además las vistas desde la plataforma superior son muy bonitas.

Fue inaugurado en 1902 y el hierro forjado es su material de construcción adornado con diseños geométricos y arcos neogóticos.

Elevador de Santa Justa de Lisboa

Convento do Carmo

Puedes visitar muchos templos en Lisboa: Iglesia de San Antonio, Iglesia de la Concepcion Vieja, Santo Domingo, San Roque...

Uno muy curioso es la iglesia del Convento do Carmo, fue el templo gótico más importante de la ciudad hasta que el terremoto de 1755 lo destruyó.

Actualmente puedes ver sus imponentes arcos y en la parte conventual el Museo Arquelógico do Carmo, con una interesante colección desde la Prehistoria hasta la Edad Media.

Convento do Carmo de Lisboa

Monasterio de los Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, es uno de los principales ejemplos de la arquitectura manuelina en Portugal.

La visita a este espectacular monasterio, probablemente el más bonito de Portugal, es imprescindible. Manuel I mandó construirlo para conmemorar el regreso de Vasco de Gama de su viaje a la India.

Monasterio de los Jerónimos

Catedral da Sé

Puedes llegar a la catedral da Sé en el famoso y turístico tranvía 28. Esta iglesia fortificada románica es el templo más antiguo que ver en Lisboa. Su fachada con dos robustos campanarios y su gran rosetón es inconfundible, cuenta además con un bello claustro manuelino.

Fue levantada en el siglo XII por orden del rey Alfonso I de Portugal. Actualmente es el resultado de muchas reformas a lo largo de los siglos, por eso podrás ver elementos románicos, góticos y barrocos.

Catedral de Se, Lisboa

Estos son los lugares más importantes que ver en Lisboa, aunque sabemos que hay muchos más, pero te servirán para la toma de contacto con la ciudad. La ciudad es perfecta para una escapada de dos o tres días y además tiene precios razonables y se come de lujo. ¿Has estado?

Publicar un comentario

0 Comentarios