Visitando el Monasterio de Caaveiro y las Fragas do Eume

Hoy te llevamos al Monasterio de Caaveiro, un bello cenobio situado en el seductor paisaje de las Fragas do Eume, en la provincia de A Coruña. Una visita perfecta para los amantes de la arquitectura, la historia y la naturaleza.

Está ubicado en un bucólico rincón perfecto para el retiro, se encuentra encima de una pequeña colina, con el río Eume a sus pies y rodeado de un frondoso bosque atlántico de ribera repleto de castaños, avellanos, acebos y robles.

En nuestro post queremos contarte muchas cosas sobre el Monasterio de Caaveiro, su ubicación, historia, horarios, cómo llegar... En fin, un montón de información que, si estás pensando visitarlo, te interesará conocer.

Visitando el Monasterio de Caaveiro y las Fragas do Eume

Índice del artículo
  1. Dónde está
  2. Cómo llegar al Monasterio de Caaveiro
  3. Ruta por las Fragas do Eume hasta el Monasterio de Caaveiro
  4. El Monasterio de San Juan de Caaveiro
  5. Mapa de las Fragas do Eume
  6. Dónde dormir

Dónde está el Monasterio de Caaveiro

Esta es la ubicación del Monasterio de Caaveiro. Se encuentra en el Parque Natural de las Fragas do Eume, concretamente en el municipio de A Capela, provincia de A Coruña, comunidad de Galicia (España).

las Fragas do Eume

Cómo llegar al Monasterio de Caaveiro

Hay varias opciones para llegar al Monasterio de Caaveiro, todo depende de la temporada y de la afluencia de visitantes.

En temporada baja, al haber poca gente, puedes llegar con tu coche hasta un pequeño aparcamiento situado junto al Puente de Santa Cristina, y tras cruzarlo en unos minutos llegarás al monasterio.

En temporada alta esta carretera está cerrada al tráfico de coches por lo que tienes dos opciones. Una de ellas es llegar con tu coche hasta el Centro de Interpretación de las Fragas do Eume, e ir hasta el monasterio camonando, es un recorrido de 8 kilómetros de ida más otros tantos de vuelta.

Pero también tienes la opción de ir en el autobús que proporciona el centro hasta monasterio de Caaveiro. Evidentemente también puedes hacer una combinación de las dos opciones, y puedes ir en bus y volver caminando o al revés, disfrutarás así del maravilloso paisaje de las Fragas do Eume.

Maqueta del Monasterio de Caaveiro
Maqueta del Monasterio de Caaveiro

Ruta por las Fragas do Eume al monasterio de Caaveiro

En caso de que quieras ir caminando por la ruta de las Fragas do Eume al monasterio de Caaveiro, cosa que recomendamos, te explicamos un poco que es lo que te vas a encontrar. Merece la pena descubrir en tu paseo el intenso color verde de este paisaje de bosque atlántico.

Para comenzar, te contaremos por si no lo sabes, que el nombre de fraga se utiliza en Galicia para las zonas en las que el bosque es muy cerrado y el sol apenas toca el suelo, formando un ecosistema propio debido a la humedad y la temperatura casi igual durante todo el año.

El paseo, desde el Centro de Interpretación de las Fragas do Eume, discurre íntegro por una carretera paralela a las aguas cristalinas del río Eume. No tiene pérdida y es extremadamente sencillo, son 16 kilómetros en total, pero antes de que te des cuenta llegarás al Monasterio de Caaveiro.

En el camino podrás ver algunos puentes colgantes, represas, y piragüistas disfrutando del río Eume. Existen 13 especies de anfibios, nutrias, ciervos, halcones, mirlos y lobos ibéricos en peligro de extinción. Y en cuanto a la flora abundan los robles, castaños, abedules, fresnos, alisos, acebos y madroños.

Las Fragas do Eume

Las Fragas do Eume

Las Fragas do Eume

Las Fragas do Eume

Las Fragas do Eume

El Monasterio de San Juan de Caaveiro

Una vez llegado al Puente de Santa Cristina, ya sea en coche, caminando o en autobús, toca cruzar el río Eume y tras una pequeña subida entre árboles de unos 450 metros, llegarás al Monasterio de San Juan de Caaveiro.

Puente de santa Cristina, las Fragas de Eume

Un poco de historia

El Monasterio de Caaveiro se cree que fue fundado por San Rosendo en el año 934, para retirarse junto con un pequeño grupo de eremitas. Sus donaciones y las del rey Alfonso VII hicieron aumentar su patrimonio y su poder en la zona, incluso estuvo exento de la autoridad del arzobispado de Santiago de Compostela.

Lo que en un principio fue monasterio benedictino altomedieval, pasó a ser colegiata bajo la orden de San Agustín, aunque de este cambio no se sabe exactamente la fecha.

En el siglo XVIII es abandonado y comienza su ruina, hasta que, en 1896, Pío García Espinosa, dueño de algunos terrenos de las Fragas do Eume, restaura del conjunto, derribando una casa que había delante y la iglesia prioral y haciendo nuevas construcciones, dejándolo como lo vemos en la actualidad.


Arquitectura del Monasterio de Caaveiro

Un poquito antes de llegar al conjunto, se encuentra la Taberna de Caaveiro, donde puedes comer uno de sus famosos bocadillos, también su tortilla de patata tiene mucho éxito (lástima que no fuera hora de comer cuando lo visitamos).

Monasterio de San Juan de Caaveiro

A continuación, se encuentra el monasterio y todas las dependencias que quedan en pie, puedes visitarlo por libre o en una visita guiada.

Una escalera, con una antigua dependencia a la izquierda, te lleva a un vano cuadrado, que una vez atravesado te conduce al atrio.

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

En este nivel se encuentra hay otro arco con una ventana y una espadaña barroca que te lleva a la iglesia y al resto de dependencias. 

A su derecha está el ábside con triple base en degradación y dos columnas con capiteles que lo dividen en tres paños. Cuenta con dos ventanales, cada uno con dos arquivoltas de medio punto y también variados canecillos, que también podemos ver decorando la nave.

Bajo el ábside podemos ver un cuerpo cuadrado a modo de contrafuerte con decoración lombarda. Al verlo podríamos imaginarnos que en su interior se encontrase la cripta, pero no es así, esta base es maciza.

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Accedemos por el arco apuntado para legar a la iglesia de Santa Isabel. Es de origen románico, con variaciones en tiempos de Pio, fue construida a finales del siglo XII con buena sillería de granito, adaptada a los desniveles del terreno.

Sirvió como lugar de enterramiento de los canónigos y para D. Pío y una de sus hijas, aunque posteriormente los restos de estos últimos fueron trasladados a Pontedeume.

La portada de acceso se reformó en el siglo XVIII, cuenta con un tímpano con la figura del Agnus Dei y doble moldura de medio punto sobre columnas acodilladas. En lo alto y fruto de la reconstrucción, hay un pequeño óculo con tracería de forma de estrella de ocho puntas.

En la fachada lateral, hay otra portada, es de arco apuntado, pero sin decoración, y a su lado hay un arcosolio en el que estaban los restos de un prior. Esta pequeña nave rectangular tiene un ábside con un tramo recto y otro semicircular con triple arco y columnas con capiteles.

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Puedes pasear libremente por el conjunto para ver el resto de las dependencias que se conservan, algunas realizadas en la reconstrucción de Don Pio.

Está por ejemplo la casa de los canónigos y las cocinas del monasterio, las caballerizas, y un pequeño edificio almenado conocido como de Don Pío y que era utilizado para el servicio. Este se encuentra en el lugar que estaba la sacristía de la iglesia abacial.

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Monasterio de San Juan de Caaveiro

Desde el Monasterio de San Juan de Caaveiro, puedes bajar al Molino de Sesín, es un hermoso lugar con pequeñas cascadas un puente y los restos de un antiguo molino.

El monasterio de San Juan de Caaveiro se declaró en el año 1975 Monumento Histórico Artístico dada su gran importancia arquitectónica.


Leyenda del Monasterio de San Juan de Caaveiro

Una mañana de invierno San Rosendo viendo el día lluvioso que había amanecido se quejó, pero enseguida se dio cuenta de su pecado y en penitencia tiró al río Eume su anillo episcopal.

Siete años después de aquello, el cocinero de Caaveiro abrió un salmón para limpiarlo y cocinarlo, encontrando en su el anillo de San Rosendo. Tras serle devuelto el anillo a su dueño se dio cuenta de que su pecado había sido absuelto.


Horarios del Monasterio de San Juan de Caaveiro

De enero a marzo los fines de semana y festivos de 11 a 17

En Semana Santa y del 1 de Junio al 30 de Septiembre: todos los días de 12 a 18

De octubre a diciembre: fines de semana y festivos de 11 a 17

No obstante, llama antes de ir al parque de las Fragas do Eume 981 43 25 28, para comprobarlos.

La entrada al Monasterio de Caaveiro es gratuita


Mapa de la Ruta al Monasterio de Caaveiro - Fragas do Eume


Dónde dormir

Nosotros elegimos para dormir y disfrutar a fondo de las Fragas do Eume, la Casa Piñeiro. Está en Monfero, en un lugar muy tranquilo junto al río Eixo con un bonito jardín y habitaciones con decoración rústica y salón compartido, cocina y parrilla y unos anfitriones encantadores.

Casa Piñeiro

Y hasta aquí nuestro paseo por las Fragas do Eume para visitar el Monasterio de San Juan de Caaveiro. Esperamos que si vas a conocerlo, te sirva de algo nuestra ayuda.

Publicar un comentario

0 Comentarios