Guía con todo lo que ver en Mérida, mapa y horarios

Escribir en un solo artículo todos los lugares maravillosos que ver en Mérida, puede ser una tarea casi imposible, pero no podíamos dejarlo sin hacer porque es una ciudad realmente maravillosa.

Las calles de Mérida sorprenden porque cada paso que das es una lección de historia y arqueología. En sus más de 2000 años de vida ha estado siempre ocupada, por lo que en ella conviven monumentos de diferentes épocas y estilos. Alcazabas en barrios romanos, basílicas paleocristianas en el interior de sencillas iglesias parroquiales, un impresionante teatro romano con modernas representaciones…

Y así estaríamos un buen rato, por eso vamos a intentar contarte todo lo que ver en Mérida más allá de su teatro, porque hay mucho más que quizás desconozcas. ¿Nos acompañas?

Guía con todo lo que ver en Mérida con mapa y horarios

Índice del artículo

Dónde está Mérida

Esta es la ubicación de Mérida. Está situada en el norte de la provincia de Badajoz, en Extremadura, comunidad de la que es capital.


Qué ver en Mérida

El casco histórico de Mérida es grande y hay zonas que se encuentran un poco a las afueras, como por ejemplo los acueductos y el circo romano.Aunque todo es posible verlo a pie, pero nosotros le dedicaríamos al menos dos días para poder verlo sin carreras.

A continuación, te contamos lo imprescindible que ver en Mérida, ponte cómodo porque va a ser largo, trataremos de no extendernos mucho en las descripciones.


Los monumentos romanos más importantes que ver en Mérida

Comenzamos hablando de los monumentos más importantes que ver en Mérida, agrupados por el Consorcio de la Ciudad Monumental, Histórico-Artística y Arqueológica de la ciudad.

El Consorcio se encarga de dar a conocer los yacimientos arqueológicos de la ciudad, y también su estudio y conservación.

Estos son los monumentos romanos más importantes que gestiona el Consorcio:


Anfiteatro

El primer lugar que visitamos y que es uno de los lugares obligados que ver en Mérida es su anfiteatro. La visita al anfiteatro es conjunta  con el teatro.

Se inauguró en el año 8 a. C. como lugar de celebración de las luchas entre gladiadores, peleas entre animales o las que enfrentaban hombres con animales.

La arena del anfiteatro tiene forma elíptica, y a su alrededor podemos ver el graderío en la colina dividido por sectores, aprovechando el desnivel natural. Cuenta con dos tribunas para las autoridades, largas galerías de acceso a las gradas, y puertas para acceder a la arena, las más bajas destinadas a los animales.

Anfiteatro romano de Mérida

Teatro Romano de Mérida

La obra más representativa que ver en Mérida es sin duda el Teatro Romano. Fue inaugurado alrededor del año 16 a. C. siendo el cónsul Marco Agripa su promotor. Y fue reformado a finales del siglo I y de nuevo en el siglo IV.

Estuvo muchos años enterrado y gracias a ello, tras los trabajos de excavación y estudio, podemos contemplarlo. Sus gradas con capacidad para unos 6000 espectadores acogen cada año el famoso Festival de Teatro Clásico de Mérida y numerosas actividades.

Teatro romano de Mérida

Casa del anfiteatro

Una de las viviendas romanas que ver en Mérida es la casa del anfiteatro, que se encontraba situada fuera de las murallas de Augusta Emerita.

La Casa del Anfiteatro es un gran complejo doméstico articulado en torno a un patio porticado con jardín, pozo y fuente en el centro. Podrás ver en el recorrido algunas de las habitaciones con bellos mosaicos, cocina, comedor, zona termal…

Casa del anfiteatro de Mérida


Circo romano

Muy cerquita se encuentra el circo romano, antiguo recinto utilizado para las competiciones de carreras de carros. Fue uno de los más importantes del Imperio y fue construido en los primeros años del s. I d. C., poco después de la fundación de Mérida.

Tenía una capacidad de 30000 espectadores, que se dice pronto, y ocupaba una extensión de 30000 metros cuadrados. Cuando lo visitas impresiona su enorme tamaño.

Podemos ver tan solo restos de sus muros, restos de la spina o división central y de las puertas por donde salían las procesiones previas a las carreras y por donde salían los carros.

Circo romano de Mérida

Casa de Mitreo y columbario

Hay otra domus que se puede visitar, se trata de la Casa de Mitreo que, debido a la riqueza y calidad del conjunto, se sabe que perteneció a una familia acomodada de Augusta Emérita.

Las dependencias están articuladas en torno a tres patios y contaba en algunas zonas con dos alturas. Tenía además sistema termal, aljibes, jardines, estanques y bellas decoraciones con zócalos, pinturas e increíbles mosaicos entre los que podemos admirar el denominado Mosaico Cosmológico que personifica la concepción del mundo.

En el mismo complejo puedes ver el columbario en el que se muestra los distintos tipos de ritos funerarios. Entre ellos algunas pequeñas construcciones, alguna subterráneas e innumerables lápidas con inscripciones.

Casa de Mitreo de Mérida

Columbario de Mérida

Cripta y Basílica de Santa Eulalia

Aunque un poco alejada del centro, merece la pena que incluyas entre las cosas que ver en Mérida la Basílica de Santa Eulalia, su cripta y el hornito.

El edificio que vemos en la actualidad es de 1230, y fue construido sobre los restos de una antigua basílica paleocristiana. Tiene planta basilical con tres naves, triple cabecera y varias puertas de acceso, entre las que destaca una románica con arco de herradura abocinado con arquivoltas.

La otra puerta de arco trilobulado es del siglo XVI al igual que el armazón de madera de tradición mudéjar. Y en el siglo XVIII se añadió el camarín de la Virgen de estilo barroco que guarda a la patrona de Mérida, Santa Eulalia.

En el exterior de la iglesia puedes ver una capilla conocida como Hornito de Santa Eulalia. Esta capilla se reforma en el siglo XVII, y se decora con piezas de un Templo dedicado al Dios Marte. Tiene una imagen de la santa y recuerda el horno donde fue quemada durante su martirio.


Basílica y Hornito de Santa Eulalia de Mérida

Hornito de Santa Eulalia, Mérida

Basílica de Santa Eulalia de Mérida

Basílica de Santa Eulalia de Mérida

Basílica de Santa Eulalia de Mérida

Hubo unas obras de mantenimiento de la iglesia de Santa Eulalia en 1990, en las que se hicieron excavaciones arqueológicas en su subsuelo.

Gracias a ellas podemos ver, en la cripta, la evolución de este terreno, hay casas romanas, una necrópolis cristiana con el mausoleo en memoria de la Mártir, las bases de una basílica dedicada a Eulalia del siglo V.

Cripta de Santa Eulalia de Mérida

Templo de Diana

Continuando por la Calle Sagasta, llegaremos al Templo de Diana otro de los lugares romanos imprescindibles que ver en Mérida.

Este templo se encontraba en un foro público, construido durante la fundación de la ciudad. En él se hacía justicia, actividades comerciales y se ofrecían sacrificios en honor de los dioses.

Era de granito revestido con estuco y a él se llegaba subiendo una gran escalera. Pero en el siglo XV lo compró un caballero de la Orden de Santiago, y construyó palacio residencia que podemos ver adosado aprovechando columnas y capiteles romanos, visigodos e islámicos.

Templo de Diana de Mérida

Alcazaba

La Alcazaba Árabe está situada a orillas del río Guadiana y fue en el año 713 una de las capitales más importantes del Califato Omeya de Córdoba. Fue mandada construir por Abderraman II para proteger el palacio del gobernador y a la población en general en caso de peligro.

Aprovechando el amplio espacio interior hay un museo al aire libre con restos romanos y visigodos. Además de sus muros de protección hay diferentes zonas como el interesante aljibe, trazados de sus calles y la mezquita y la iglesia conventual santiaguista y ocupando la zona alta, el edificio de la Presidencia de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Alcazaba de Mérida

Área arqueológica de la Morería

El último de los lugares incluidos en el Consorcio, y otro de los imprescindibles que ver en Mérida, es el Área Arqueológica de Morería, una excavación en la que podemos ver las sucesivas fases de la historia de la ciudad. Parte de ella se encuentra bajo el edificio de las Nuevas Consejerías, que le sirve de cubierta.

Área arqueológica de la Morería de Mérida

🕑 Entradas y horarios del área monumental de Mérida

Lo mejor para disfrutar del Conjunto Histórico-Arqueológico de Mérida es comprar una entrada conjunta. Se puede adquirir online, o en cada uno de los monumentos. 

Tienes amplia información sobre precios y horarios en la Web del Consorcio de Mérida.


Museo nacional de Arte Romano

Además de este conjunto de monumentos agrupados por el consorcio, el imprescindible incluir la visita al principal museo que ver en Mérida, el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida.

Fue diseñado por Moneo e inaugurado en 1986, y el él podrás ver una importantísima colección con los hallazgos arqueológicos de la antigua Augusta Emerita.

Puedes hacer una visita guiada en el museo de arte romano por un módico precio, para comprender todo lo que estás viendo en su interior.

El Museo romano de Mérida, está compuesto por tres plantas y cada una dividida en diez partes en las que podrás ver auténticas maravillas, piezas enormes y diminutas, mosaicos, esculturas, monedas, objetos de la vida cotidiana… Y en la planta subterránea podrás ver parte de una calzada romana, habitaciones enteras y muchísimo material increíble.

🕑 Puedes ver los horarios y tarifas del Museo Romano de Mérida en su web oficial.


Museo nacional de Arte Romano


Monumentos romanos que ver en Mérida de visita libre

Además de todos estos monumentos romanos que ver en Mérida agrupados por el Consorcio, hay muchos más que podrás descubrir de modo libre y que no requieren entrada ni horarios de visita. Estos son algunos de ellos:


Acueducto de los Milagros

Uno de los monumentos romanos que te recomendamos añadir en tu recorrido por los lugares más interesantes que ver en Mérida, es el acueducto de los Milagros. Es uno de los puntos más alejados del centro y se encuentra en un amplio parque perfecto para pasear y disfrutar del aire libre. Si tienes un perrete, aquí disfrutareis ambos.

De este grandioso acueducto se conservan unos 800 metros y el agua que conducía procede del pantano de Proserpina, situado a unos cinco kilómetros de la ciudad. Su construcción es del siglo I d.C., y tuvo una reforma en el año 300.

Acueducto de los Milagros de Mérida

Acueducto de San Lázaro

Otro que se conserva es el acueducto de San Lázaro, cuya agua procede de arroyos subterráneos. Bajo los arcos que se conservan de este acueducto, pasaba la calzada que iba tras una bifurcación hacia Zaragoza, Toledo o Córdoba.

En el siglo XVI le fua añadido un acueducto nuevo para poder ser utilizado, de este último se conserva todo. Como podeis ver, a las palomas les chifla el lugar.

Acueducto de San Lázaro de Mérida

Termas romanas de San Lázaro

Junto al acueducto se encuentran las Termas romanas de San Lázaro que se abastecían de sus aguas. Se construyeron a comienzos del siglo II y contaban con una sala de vapor, una piscina de agua fría y dos de agua caliente, cuyo calor llegaba a través de una cámara de fuego subterránea y un sistema de calefacción en las paredes. En el exterior había una zona para practicar deportes y una gran piscina al aire libre.

Termas de san Lázaro de Mérida

Termas públicas

Pero hay más termas que ver en Mérida además de las de San Lázaro, una de las más completas es una terma pública, situada entre las calles Pontezuelas y Rambla Santa Eulalia, y además, es la más antigua de todas. Fue construida en el siglo I y funcionó hasta finales del siglo IV.

Termas públicas de Mérida

Pórtico del Foro

A mediados del siglo I se construyó un foro municipal a imagen del de Augusto en Roma. De él tan solo queda la esquina de uno de los pórticos.

Era de mármol y tenía grandes columnas corintias, sobre las que podemos ver, en el ático, medallones con las cabezas de Júpiter, Medusa y cariátides, alternando con bellas metopas. En una de las paredes que quedan en pie, hay grandes huecos con figuras de la familia imperial.

Pórtico del Foro de Mérida
Pórtico del Foro de Mérida

Arco de Trajano

En la vía principal que cruzaba de norte a sur la ciudad romana, se encuentra el denominado Arco de Trajano, construido en la primera mitad del siglo I d. C. Este comunicaría el Foro Municipal con el Provincial.

Tuvimos la suerte de comer en un restaurante en el que una de las paredes pertenece a la cara interna del arco (luego te lo contamos).

Arco de Trajano de Mérida

Puente Romano

El Puente romano de Mérida se construyó durante la fundación de la ciudad y ha pasado por muchas reformas por conflictos bélicos y grandes avenidas del río. Mide 792 metros de largo y desde 1993 su uso es peatonal.

Puente romano de Mérida

En una bonita rotonda, junto al puente, podemos ver la escultura de la Loba capitolina. Es una réplica de la que se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma, que la ciudad regaló a la "ciudad de Mérida, ayer Augusta Emérita".

Loba capitolina de Mérida


Plaza de España

Además de todos estos maravillosos restos romanos, la ciudad tiene rincones maravillosos como por ejemplo la Plaza de España. Fue trazada en época medieval, y en ella se hacían mercados y todo tipo de celebraciones.

Está rodeada de bellos edificios, muchos de ellos de finales del siglo XIX o principios del XX, como el ayuntamiento, la Casa de Alonso Pacheco o el Palacio de la China. La fuente ornamental del centro fue construida en Lisboa a finales del siglo XIX.

Plaza de España de Mérida

Asamblea de Extremadura

Nos llamó la atención también el antiguo Hospital de San Juan de Dios, un edificio que alberga en la actualidad la Asamblea de Extremadura.

Fue construido entre 1765 y 1775 y la iglesia se inauguró en 1771. Tras dejar de ser hospital en 1873, se usó para diferentes usos y en 1983 tras una rehabilitación, es ocupado actualmente por la Asamblea de Extremadura.

Asamblea de Extremadura de Mérida


Concatedral de Santa María

Y muy cerquita se encuentra la Concatedral de Mérida, una de las primeras sedes arzobispales cristianas de la Península Ibérica.

Cuando la ciudad pasó a manos musulmanas, la catedral fue perdiendo importancia hasta que, su mitra primada se trasladó junto con su patrimonio de reliquias a Santiago de Compostela. El edificio quedaría en ruina hasta que se hiciese de nuevo, en la reconquista de la ciudad, por el Rey Alfonso IX a principios del siglo XIII.

La construcción pasó por varias etapas y ampliaciones y a finales del siglo XX, una bula papal de Juan Pablo II, le devuelve el rango catedralicio junto con la de Badajoz.

El templo tiene tres naves separadas por arcos de medio punto, algunas casi de herradura. La nave central se une a través de un arco triunfal apuntado, al bonito ábside cubierto con bóveda de abanico y terceletes.

El exterior es sobrio y tiene dos portadas, la occidental tiene sobre ella un camarín del siglo XVIII con una imagen de Nuestra Señora de la Guía, la Puerta del Perdón, la torre campanario y capillas laterales añadidas entre los siglos XVI y XVIII.

En el interior hay bellos sepulcros de alabastro como el del caballero Don Diego de Vera y Mendoza y su esposa, y el retablo mayor de mediados del siglo XVIII.

Concatedral de Mérida

Concatedral de Mérida

Patrimonio Mundial de la UNESCO

El conjunto arqueológico de Mérida fue inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 1993 por ser un ejemplo de construcciones del Imperio romano y testimonio de la historia de España.

Mérida, Patrimonio de la Humanidad

Mapa con todo lo que ver en Mérida


Dónde comer

Comimos unas tapas en el Comedor del Arco, un restaurante situado pared con pared del Arco de Trajano. Un lugar agradable y con comida deliciosa a precios competitivos.

Comedor del Arco, Mérida

Comedor del Arco, Mérida

Dónde dormir

Hay muchas opciones de alojamiento en Mérida. Nosotros dormimos en el Hotel Vettonia, un alojamiento situado muy cerquita de la plaza de toros y a unos 200 metros del Museo de Arte Romano y del teatro. Como ves, muy céntrico, la calidad relación precio y la atención del personal extraordinarias. Además tienes aparcamientos gratuitos a su alrededor.

Y ahora ya sabes que ver en Mérida, si has llegado hasta aquí enhorabuena, porque la verdad es que es una ciudad con tanto que ver, que se ha hecho bastante largo, pero creemos que se lo merecía. ¿Qué te ha parecido? ¿Lo conocías todo? Si a pesar de todo te has quedado con ganas, tenemos un post pendiente con los principales monumentos romanos de Mérida, que te enseñaremos muy pronto. No te lo pierdas.

Publicar un comentario

0 Comentarios