Paseo en barco por el Canal du Midi

Hoy queremos hablarte del Canal del Midi, una fantástica vía navegable que conecta Toulouse con el Mar Mediterráneo, y que fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1996.

El Canal du Midi, o del Mediodía, como lo conocemos en España, permite que puedas pasear en barco sus 240 kilómetros por parajes de extraordinaria belleza. Pasarás por ciudades y pueblos maravillosos, puertos tranquilos, bosques, paisajes de viñedos, castillos cátaros… Continúa leyendo nuestro post, porque estamos seguros de que te va a encantar.

Paseo en barco por el Canal du Midi

Historia del Canal du Midi

Durante muchos años los soberanos franceses habían soñado con unir el Atlántico con el Mediterráneo, la mitad del trabajo estaba hecho, ya que Toulouse estaba comunicada con el Atlántico a través del río Garona. Esto evitaría dar la vuelta completa a la Península Ibérica.

mapa del Canal du Midi

Pedro Paul Riquet, recaudador de impuestos en Languedoc, busca cómo hacer un canal y llenarlo de agua para conseguir este sueño.

Es conocedor de la región y sabe la cantidad de pequeños arroyos que recorren la zona, por eso su obra canalizaría estos arroyos hacia el gran embalse de Saint-Férréol y este distribuiría el agua al futuro canal. Colbert, ministro de Luis XIV, autorizó el inicio de las obras en 1666 alargándose durante más de 15 años.

El trabajo se realizó en numerosos lugares a la vez y Riquet avanzó las obras con ayuda de una gran cantidad de trabajadores, con unas buenas condiciones laborales. La pena es que tres años antes de finalizar muere lleno de deudas sin ver la inauguración.

Son sus descendientes los que seguirán con la obra, empezando a obtener ganancias a mediados del siglo XVIII. Durante la Revolución Francesa, fueron despojados de su posesión y actualmente es propiedad nacional.

Aunque el Canal du Midi se inauguró en 1681, Vauban, arquitecto de las fortificaciones del Reino, tuvo que consolidarlo debido a bastantes catástrofes naturales. Entre 1686 y 1694, se construyeron acueductos, puentes, esclusas, y se amplió el embalse de Saint-Férréol entre otras obras.

Acueducto del canal du Midi
Acueducto del canal du Midi


Un paseo en barco por el Canal du Midi

Esta genial obra de ingeniería se ha utilizado durante mucho tiempo para transportar pasajeros y mercancías, pero la llegada del tren fue una dura competencia que originó su decadencia.

Este tipo de navegación ya no se realiza, hoy en día es posible el alquiler de barcos en el Canal du Midi. En él podrás disfrutar con grupos de amigos, familias, o con tu pareja, de la navegación a través de las aguas que surcan esta obra maestra de la ingeniería civil, con todas las comodidades y en el mejor de los escenarios.

Pasear en barco por el Canal du Midi es una maravillosa manera de conocer esta zona de Francia, disfrutando de un crucero tranquilo en una de las vías navegables más famosas del mundo.

El ritmo del canal es muy tranquilo y el servicio de esclusas es hasta las siete de la tarde. Ese es el tiempo de hacer una parada para dar una vuelta al pueblo más cercano por el camino de sirga, este discurre a ambos lados del canal, y puedes recorrerlo a pie o en bicicleta.

Barco en el Canal du Midi

Los pueblos más interesantes del Canal du Midi

Como te puedes imaginar, en estos 240 kilómetros de canal, hay un montón de pueblos interesantes que puedes ver, muchos de ellos con gran riqueza histórica y patrimonial. Castillos, catedrales, monasterios, antiguas ciudades amuralladas… Los más importantes son Toulouse, Castelnaudary, Carcassonne, Béziers y Narbonne.


Toulouse

El Canal du Midi, como te hemos contado, comienza en Toulouse, en el cruce entre el Canal de Brienne y el Canal lateral al Garona.

Es una ciudad de “arte e historia”, a la que definen como la ciudad rosa por el color de los ladrillos que predomina en sus construcciones.

Merece la pena dedicarle un par de días para descubrir su historia y su patrimonio: el Convento de los Jacobinos, la Basílica de Saint-Sernin, la Place du Capitole, sus torres medievales o su animada zona comercial repleta de espacios de ocio, entre sus miles de alicientes.

Toulouse en el Canal du Midi

Toulouse en el Canal du Midi

Toulouse en el Canal du Midi

Castelnaudary

Castelnaudary es una encantadora localidad de la región de Lauragais, atravesada por el Canal du Midi, y presume de ser el origen de la Cassoulet, un guiso de alubias blancas y cerdo que está realmente bueno.

En la población puedes ver la Colegiata Saint-Michel de la segunda mitad del siglo XIII y muy cerquita la Abadía de Saint Papoul, que merece la pena visitar.

Castelnaudary en el Canal du Midi

Carcassonne

Una de las ciudades junto a la que pasarás en barco por el Canal du Midi es Carcassonne (Carcasona). Este es uno de los mejores ejemplos de ciudad medieval fortificada, y además fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Cada año atrae a millones de turistas y nos extraña porque es realmente pintoresca y está muy restaurada. Merece la pena perderse por casco antiguo, y ver sus murallas repartidas en dos recintos concéntricos, con sus torres y recias puertas.

Carcassonne en el Canal du Midi

Carcassonne en el Canal du Midi

Béziers

El siguiente de los pueblos más interesantes que ver en el Canal du Midi es Béziers, y en el nació Paul Riquet. En su casco histórico destaca la Catedral de Saint Nazaire, construida entre los siglos XIII y XV, en estilo gótico meridional.

Beziers en el Canal du Midi

En Béziers, se encuentran las famosas esclusas escalonadas de Fonséranes. Una sucesión de 9 esclusas y 8 estanques en escalera y que salvan un desnivel de 21,5 metros en una distancia de tan solo 300.

Esclusas de Beziers en el Canal du Midi

Esclusas de Fonseranes, Canal du Midi

Esclusas de Fonseranes, Canal du Midi

Esclusas de Fonseranes, Canal du Midi

Sète

El Canal du Midi continúa hasta una especie de laguna llamada Etang de Thau situada en Sète, que se comunica con el mar Mediterráneo, poniendo fin al trayecto.


Narbona

Desde el Canal du Midi, antes de llegar a Beziers sale el Canal de la Robine una variante que Vauban conectó al canal para llegar a Narbona en 1786.

Narbona es una ciudad que merece la pena visitar, en ella hay muchos lugares interesantes que ver, como sus importantes restos romanos, Catedral de San Justo y San Pastor o su impresionante Palacio Episcopal.

El Canal de la Robine a su paso por Narbona, atraviesa un bonito puente cubierto en el que hay un montón de pintorescas tiendas y al otro lado la Promenade des Barques, un precioso rincón de la localidad.

Narbona, Canal du Midi

Narbona, Canal du Midi

Y hasta aquí nuestro paseo en barco por el Canal du Midi, en Francia, con el que esperamos que hayas disfrutado. ¿Lo has hecho alguna vez, o te gustaría hacerlo? ¡Cuéntanos!

Publicar un comentario

0 Comentarios