Juromenha, las ruinas de una ciudad fortificada

El lugar que hoy te quiero enseñar se encuentra justo en la Raya del Guadiana, frontera natural de Portugal con España, concretamente con la provincia de Badajoz. Se trata de Juromenha, una antigua ciudad fortificada, hoy en día en ruinas, con castillo murallas e iglesias. Un lugar silencioso y casi mágico, con estupendas vistas, que puedes recorrer por tu cuenta dejando volar la imaginación.

Juromenha, las ruinas de una ciudad fortificada

Un poquito de historia

Juromenha estuvo poblada por celtas y por romanos, ya que el lugar es un lugar perfecto de defensa de posibles ataques al encontrase en un alto y además el río está a un paso.
Los musulmanes llegarían más tarde gobernando gran parte de la península Ibérica y en el siglo X, Juromenha se convirtió en un puesto avanzado de defensa de la capital taifa de Badajoz. Los cristianos recuperarían el territorio en 1167, pero los moros lo volverían a tener en 1191.
Tras duras y largas batallas, en 1242 los cristianos lo reconquistaron, ampliaron y reforzaron lo ya existente, convirtiéndola en una fortaleza casi inexpugnable.
Tras la Guerra de Restauración, Portugal se independizó de la monarquía hispana, y surgieron conflictos entre Portugal y España. Por eso los portugueses realizaron obras en la fortificación para defender sus fronteras en 1640, adaptándolo al sistema Vauban adaptándolo al uso de la artillería.
Las luchas hicieron que los españoles se hicieran con la fortaleza en dos épocas: entre 1662 a 1668; y entre 1801 a 1808 durante la llamada Guerra de las Naranjas.
En 1659 estos muros vivieron un trágico suceso, un polvorín explotó poniendo fin a la vida de toda la guardia, en su mayoría compuesta por estudiantes de Évora bajo el mando del Padre Francisco Soares “El Lusitano”.
A raíz del terremoto de Lisboa, en 1755, tuvo que ser reparado y se le añadió el baluarte situado por el flanco que daba al Guadiana. La Primera Guerra Mundial hizo estragos en la fortaleza y las vecinas con cruentos bombardeos aéreos y en 1920 fue abandonado.

El nombre de Juromenha, dice una teoría que procede del latín "Julii Moenia" que quiere decir "murallas de Julio"
Julio César en una de sus presencias en la Península Ibérica.

Visitando Juromenha

Juromenha no es un lugar demasiado turístico y probablemente te encuentres solo recorriendo sus antiguas construcciones casi derruidas. Quizás sea esto parte de su encanto, recorrerlo en soledad imaginando las historias que se han vivido tras esos muros, es especial.

Para llegar a la fortaleza hay que pasar primero junto a la pequeña aldea, con impolutas casas blancas con franjas azules o amarillas, hace mucho calor y no hay un alma por las calles.

Casas de Juromenha, Portugal

Casas de Juromenha, Portugal

Continuamos con nuestro coche hasta la fortaleza y aparcamos en una pequeña zona destinada a ello justo delante.
Este conjunto fortificado tiene casi dos hectáreas y fue muy famoso por su historial militar. Está rodeado de una muralla abaluartada del siglo XVII con varios metros de espesor. Su planta es estrellada irregular con baluartes, tres de ellos orientados al norte, y otros dos hacia el Guadiana, todos con garitas. Todo ello se encuentra rodeado por un foso seco.

Foso seco de Juromenha

Juromenha

Fortaleza de Juromenha



Tienes que atravesar dos puertas para acceder a su interior, la segunda contaba con un puente levadizo por contrapesos y has de atravesar un estrecho pasadizo en curva para ver el interior.

Puerta de entrada a Juromenha

Allí puedes ver las dependencias que alojaban la tropa, la casa del gobernador, un aljibe, polvorines, el castillo medieval con la torre del homenaje, murallas, una capilla y una iglesia.

Vista de Juromenha

Como podrás ver, muchas de las construcciones están en estado de ruina. En la zona donde imaginamos que estaba el núcleo de la población, podemos ver los cimientos de algunas de las edificaciones. Están medio enterrados por la vegetación y los desprendimientos, protegidos en algunos casos por unas cintas de rayas para avisarte de que no pises por allí. Hay que andar mirando donde se pisa, porque el terreno no está allanado.

Conjunto de Juromenha
Hay un punto geodésico sobre uno de los muros, extraño ¿verdad?

Restos de paredones de Juromenha

Edificaciones de Juromenha

El castillo medieval aprovecha sus muros para dividir el espacio, de él se conservan tres torres y la del homenaje. Ésta cuenta con una altura de 44 metros en la que ondea la bandera de Portugal. Puedes subir por unas empinadas escaleras para contemplar el entorno.

Torre del homenaje de Juromenha

Vista lateral de Juromenha

Vistas de la población de Juromenha

Pudimos ver la Iglesia matriz de Nuestra Señora de Loreto, tiene de tres naves y en ella tan solo queda como decoración las pinturas de sus paredes y molduras decorativas en su altar mayor. El techo se ha cubierto de ladrillo para proteger lo que de ella queda y la torre está restaurada.

👑 En su interior se celebraron los enlaces matrimoniales de Alfonso IV de Portugal con Beatriz de Castilla, en 1328, también sus dos hijos María y Pedro. María de Portugal con Alfonso XI de Castilla y Pedro I con Constanza de Castilla.

Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, Juromenha

Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, Juromenha

Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, Juromenha

También puedes ver restaurado el Paço do Concelho en el que vemos un escudo de armas (no sabemos de quien), se utilizó en momentos de guerra como casa del gobernador y después como ayuntamiento.

Paço do Concelho, Juromenha

Puedes ver la Capilla de la Misericordia de una sola nave en la que quedan restos de enterramientos de personajes notables de la población.

Capilla de la Misericordia, Juromenha

Además de todos estos edificios, algunos no sabemos ni que fueron, merece la pena disfrutar con las vistas del rio Guadiana, frontera entre España y Portugal. Esta zona el río Guadiana está ensanchado por el embalse de Alqueva que entró en servicio en 2002.

Vista del Guadalquivir desde Juromenha

Vista del Guadalquivir desde Juromenha

Cuando acabes la visita, si bajas un poco por la carretera, hay un mirador perfecto para que contemples todo el conjunto y hagas unas buenas fotos.

Fortaleza de Juromenha

Guadalquivir y Juromenha

¿Dónde está Juromenha?

Juromenha perteneciente al municipio de Alandroal, en el distrito de Évora en Portugal. También tiene el nombre de Nossa Senhora do Loreto.



Y hasta aquí llega nuestra visita a esta fortaleza que, pese a su estado de ruina, nos ha parecido una visita super interesante. Dicen que será convertida en Pousada, como ha pasado en algunas otras de los alrededores, y aunque pierda parte de la magia, se recuperará lo perdido y se restaurará lo que queda. ¿Qué opinas tú de ese tipo de restauraciones?

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Ojalá se pudiera restaurar todo, quedaría divino. Muy buenas fotos. Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.