12/4/18

Ripoll y el Monasterio de Santa María: descubriendo Girona

Recorriendo la provincia de Girona, descubrimos localidades tan interesantes como Ripoll, capital de la comarca del Ripollés. Ésta conserva entre los restos de sus antiguas murallas, un interesante casco histórico en el que destaca el Monasterio de Santa María, uno de los monumentos más emblemáticos de Cataluña, que fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en 1931.


Descubriendo Girona: Ripoll y el Monasterio de Santa María

¿Qué ver en Ripoll?

La villa de Ripoll nació alrededor del Monasterio de Santa María, en un enclave natural bañado por los ríos Ter y Freser. Comenzaremos la visita a la villa en la Plaza del Abad Oliba, en la que se encuentra el Monasterio, la Iglesia de San Pedro y el Museo Etnográfico.

Iglesia de Sant Pere, Centro de Interpretación del Monasterio

Para comenzar la visita al monasterio de Ripoll, hay que dirigirse a la capilla de la Congregación de la Iglesia de Sant Pere, contigua a este. Data del siglo IX y fue ampliada en el siglo XI, el campanario tiene en su base parte de lo que fue la muralla del siglo XIV. En su interior se encuentra el Centro de Interpretación del Monasterio, en el que conoceremos las claves de esta obra y descubriremos la importancia que con ella Ripoll tuvo en Cataluña. 

Iglesia de Sant Pere, Centro de Interpretación del Monasterio de Ripoll

Monasterio de Ripoll

El monasterio de Santa María de Ripoll es un conjunto benedictino, que aunque muy reformado, conserva elementos originales por los que es considerado uno de los monumentos más emblemáticos del románico catalán. Fue fundado en el siglo IX por el conde Wilfredo el Velloso, convirtiéndose en uno de los centros religiosos económicos y culturales más importantes de la Edad Media en Cataluña. 
En el año 888 se consagró a Santa María y fue experimentando sucesivas reconstrucciones y ampliaciones, en una de ellas se protegió con murallas. El abad Oliba en el año en 1032 dio el impulso definitivo al monasterio. Un terremoto, expolios e incendios fueron alterando su imagen inicial y entre 1886 y 1893 ya abandonado y muy deteriorado, Elies Rogent lo restauró en estilo neorrománico, dejándolo como lo vemos en la actualidad, y siendo declarado Bien Cultural de Interés Nacional.
En el exterior destacan sus dos campanarios de estilo lombardo, el más pequeño es original y el otro, que se derrumbó tras un terremoto en el siglo XV, fue reconstruido en el siglo XIX. Por delante de la iglesia hay un atrio gótico que protege la maravillosa portada esculpida a mediados del siglo XII, uno de los conjuntos escultóricos románicos más interesantes de España.

Monasterio de Santa María de Ripoll

La Biblia de Piedra
La portada del Monasterio de Ripoll, tiene siete registros o franjas horizontales de las que se podría estar hablando horas, pero lo mejor es colocarse delante y contemplar sin prisa todas y cada una de las esculturas. Arriba del todo en la séptima franja destaca el Pantocrator y en el centro la puerta rodeada por siete arquivoltas profusamente decoradas, apoyadas sobre columnas y las figuras de San Pedro y San Pablo.
La riqueza de la portada contrasta con la austeridad interior, tiene su lógica pesar que con ella se buscaba enseñar los diferentes pasajes de la Biblia al que no supiera leer, ya que la mayoría de la población era analfabeta. Es por eso por lo que se dice que es una Biblia de Piedra.

Portada del Monasterio de Santa María de Ripoll

Portada del Monasterio de Santa María de Ripoll

Portada del Monasterio de Santa María de Ripoll

Portada del Monasterio de Santa María de Ripoll

Portada del Monasterio de Santa María de Ripoll

Portada del Monasterio de Santa María de Ripoll

A la derecha del atrio se encuentra la puerta que accede al claustro. Tiene forma trapezoidal, y se empezó a construir en el año 1170 deteniéndose pocos años después, hasta que a finales siglo XIV se retomase la obra. El piso superior fue acabado en el siglo XVI. 
Tiene un total de 112 arcos de medio punto, apoyados en 252 columnas con capiteles decorados con motivos religiosos y mitológicos.

Claustro del Monasterio de Santa María de Ripoll

Claustro del Monasterio de Santa María de Ripoll

Claustro del Monasterio de Santa María de Ripoll

Claustro del Monasterio de Santa María de Ripoll

Claustro del Monasterio de Santa María de Ripoll

Y entramos a la iglesia, que como antes te decía, es de interior austero. Tiene cinco naves, la central está separada de las laterales por arcos de medio punto que descansan en pilares de planta cuadrada y las laterales lo hacen de forma alterna, pilares rectangulares y columnas con bellos capiteles. En el suelo frente a nosotros se encuentra la tumba del Obispo Josep Morgades y Gili quien en 1892, siendo Obispo de Vic, impulsó la restauración del Monasterio de Santa María. En el techo de la nave  central, podemos ver un estandarte colgado, réplica del original.

Iglesia del Monasterio de Santa María de Ripoll

Iglesia del Monasterio de Santa María de Ripoll

A un lado se encuentra la Capilla de San Eudald, patrón de Ripoll, con un retablo que cobija el busto y el arca con las reliquias del mártir, y bellas pinturas murales.

Capilla de San Eudald, Monasterio de Santa María de Ripoll,

Al fondo se encuentra el transepto, que tiene un total de siete ábsides. El Altar Mayor, se encuentra en el central y está decorado con un mosaico dedicado a Santa María, que donó al monasterio el Papa León XIII en 1893. 

Iglesia del Monasterio de santa María de Ripoll

En el transepto, podemos ver algunos sepulcros, ya que se utilizó como panteón condal hasta el año 1162. Allí se encuentra la lápida de Ramon Berenguer IV, la tumba del Conde Wilfredo el Velloso y sarcófagos condales.

Sepulcros del Monasterio de Santa María de Ripoll

Sepulcros del Monasterio de Santa María de Ripoll

Destaca el sepulcro de Ramon Berenguer III del escultor Josep Llimona, autor de obras como las fuentes y las esculturas de la plaza Cataluña de Barcelona, o la fantástica escultura del Ángel exterminador del cementerio de Comillas, entre otras.

Sepulcro de ramón Berenguer III del Monasterio de Santa María de Ripoll

El Monasterio de Ripoll fue un importante centro cultural gracias sobre todo a su colección de manuscritos, copiados y reproducidos en su scriptorium. La Biblia de Ripoll, es el más valioso que salió de entre estas paredes, una especie de enciclopedia sagrada con ilustraciones.

Entre 1968 y 1976 hubo trabajos arqueológicos en el monasterio para encontrar una posible Cripta Románica bajo el Altar Mayor. Aunque en la excavación no se encontró lo que se buscaba, otro descubrimiento no menos interesante salió a la luz: una necrópolis con un total de 65 tumbas, algunas con 1400 años de antigüedad. 

Necrópolis del Monasterio de Santa María de Ripoll

Horarios del Monasterio de Ripoll

Horario de verano (del 1 de abril al 30 de septiembre)
De 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 
Domingos y festivos: de 10 a 14 

Horario de invierno (Del 1 de octubre al 30 de marzo)
De 10:00 a 13:30 y de 15:30 a 18:00 
Domingos y festivos: de 10 a 14 h

Entrada general: 5,50 €

Consulta en la página del Monasterio por posibles cambios

Museo Etnográfico

En la plaza también podemos ver el edificio que ocupa el Museo Etnográfico, un recorrido que descubre el pasado reciente y la identidad de este territorio, su forma de vivir y de sentir. Contiene una interesante muestra de los objetos que por allí se utilizaron. Destaca la sala dedicada a las armas, ya que Ripoll fue un importante fabricante de armas de fuego. 

Consulta en la página oficial del Museo, los horarios y precios.

Antes de irnos de esta bella localidad, daremos un paseo para conocerla un poquito más. Junto al monasterio se abre otra plaza, conocida como la plaza del Ayuntamiento, o plaza del Corral. En ella se encuentra la Casa consistorial, ubicada en antiguas dependencias monacales que pasaron al estado tras la desamortización de Mendizábal.

Ayuntamiento de Ripoll

Ripoll, está situado en el cruce de dos ríos, el Ter y el Freser, y aprovechó la energía del agua para la industria del acero. Nos acercamos a ver algunos de sus puentes y pasarelas, como el Puente de Raval de origen medieval en el Freser. U otros más modernos como el de Calatrava sobre el río Ter. También en este río nos llama la atención una pasarela metálica, que nos conduce a la moderna  plaza cubierta de la Lira, esta ocupa el espacio de un antiguo teatro y es utilizado como espacio público y conexión entre calles.

Puente del Raval, de Ripoll

La Lira, Ripoll

Descubrimos bellas casas, algunas de ellas modernistas, y plazas como la Plaza Grande o la de San Eudald, donde se dice que está enterrado el patrono de Ripoll, San Eudaldo. 

Plaza de San Eudald de Ripoll

Plaza de San Eudald de Ripoll

Plaza Grande de Ripoll

Guía práctica 

¿Dónde está Ripoll?


¿Dónde comer?

La cocina de Ripoll se basa en las setas, los quesos, embutidos de cerdo, la caza y sobre todo tiene mucha fana el Cordero del Ripollés. Estos son los restaurantes recomendados de la ciudad.

¿Dónde dormir?

Aquí puedes ver, comparar y elegir el hotel que se adapte mejor a tus necesidades.

Oficina de turismo

Plaza del Abad Oliba s/n, 17500 Ripoll
turismeripoll@ajripoll.com
www.ripoll.cat/turisme
Teléfono 972 70 23 51

La visita a Ripoll nos pareció muy interesante, el Monasterio de Santa María merece mucho la pena. Sin duda una visita de lo más recomendable en la provincia de Gerona.
Dentro de la provincia puedes conocer la zona volcánica de La Garrotxa, o maravillosos pueblos como Peratallada, o Girona capital.

FUENTE: Información y planos de la oficina de turismo de Ripoll.

👉 Si te ha gustado, puedes seguirnos a través de TwitterFacebookInstagram y Google + 

Share:

6 comentarios:

  1. Hace años estuve más o menos por tu recorrido, la biblioteca de piedra es impresionante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. De tu mano he disfrutado un magnifico paseo por Ripoll y que tan bien nos describes con tus explicaciones y maravillosas fotos.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, esta zona la conozco un poco ya que soy de Girona xD
    Ripoll es un sitio al que no he ido mucho, pero si que recuerdo el Monasterio de Santa María de Ripoll, es una construcción que encontré impresionante.
    La verdad es que es un placer pasear por sus calles o tomarse un cafe en algunas de terrazas, una zona muy bonita de Catalunya!

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado de piedra, nunca mejor dicho. El monasterio es alucinante. Nunca he estado en Cataluña, y mira que estoy a lado, pero tengo una visita pendiente y próxima, seguro. Es increíble la cantidad de historia que cabe en ese monasterio y la cantidad de cosas que se pueden apreciar en él. Ripoll parece de cuento con esos edificios modernistas tan bien conservados. He disfrutado muchísimo leyendo tu artículo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola!! el monasterio es un lugar precioso y con un precio bastante asequible para todo lo que tiene que enseñar y mostrar. La villa bien merece pasar una semana allí disfrutando del entorno y de sus lugares. Un sitio para tener en cuenta en próximos viajes por su belleza e historia. Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Creo que ya te he comentado en alguna ocasión que Girona es esa gran desconocida para mí, tanto la ciudad como la provincia salvo algunos pueblos de la Costa Brava. Creo que en general Cataluña tiene mucho que ofrecer y en el interior podemos encontrar pueblos tan preciosos como este, me ha enamorado. Muaksss

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.