19/4/18

Qué ver en Viana, última localidad del camino en Navarra

Hoy recorreremos Viana, una pequeña localidad situada en la Comunidad foral de Navarra situada sobre un cerro, y fundada con la misión de servir de defensa frente a Castilla. El casco histórico de lo que fue una ajetreada ciudad defensiva y amurallada, está marcado en la actualidad por el Camino de Santiago.

Qué ver en Viana, última localidad del camino navarro

En el año 1219, el rey Sancho VII el Fuerte, fundó la ciudad fortificada de Viana en lo alto de un cerro en la frontera entre los reinos de Navarra y Castilla. Su casco histórico tiene la estructura habitual de este tipo de localidades; estrechas callejuelas rodeadas de una gruesa muralla. Viana tuvo un importante desarrollo tras la obtención del título de ciudad en 1630, fue sede frecuente de monarcas y los nobles se instalaron allí construyendo palacios, casas solariegas e importantes edificios religiosos.

Carlos III el Noble en 1423 estableció el título de Príncipe de Viana para su nieto Carlos, príncipe de Aragón. Posteriormente pasó a los príncipes españoles, unido al de Príncipe de Asturias, Gerona, Duque de Montblanc, Conde de Cervera y Señor de Balaguer. En la actualidad ostenta el título la princesa Leonor de Borbón.

Cuentan las crónicas que las mujeres de Viana tuvieron un importantísimo papel defendiendo el Reino disfrazadas con los trajes de sus hermanos y maridos muertos. En la actualidad Viana tras su pasado guerrero, es tranquila y hospitalaria y sus calles destilan ese ambiente jacobeo.

Qué ver en Viana

La Muralla

Tras la conquista de Navarra en 1512 Viana perdió su carácter defensivo, y al no tener nada que defender fueron desapareciendo sus murallas. Se conservan algunos lienzos, restos subterráneos del castillo, y estructuras de diversos torreones. Los portales principales se encuentran orientados a cada punto cardinal; Santa María o San Juan, La Solana, San Felices y Estella, todos fueron modificados en el siglo XVI y decorados con escudos de armas y santos en sus hornacinas. En el siglo XVIII se añadieron los portales de la Trinidad, y el de San Miguel.

En la puerta de San Felices, el rey Sancho el Fuerte colocó la primera piedra para la fundación de la villa el 1 de febrero de 1219

Puerta de la muralla de Viana, Navarra

Puerta de la muralla de Viana, Navarra

Puerta de la muralla de Viana, Navarra

Puerta de la muralla de Viana, Navarra

Puerta de la muralla de Viana, Navarra

Plaza de los Fueros

Al atravesar la puerta de la muralla llegamos a uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad; la Plaza de los Fueros o plaza mayor, situada en el cruce de las principales calles. Lugar de reunión de locales, turistas y peregrinos, siempre lleno de gente y por supuesto con bares.

Plaza Mayor de Viana, Navarra

Ayuntamiento

En ella dos bellos edificios, uno es el Ayuntamiento de estilo barroco francés con bajos porticados, un primer piso con siete ventanales y balcones de rejería, dos torres de ladrillo a los lados con balcones y óculos y en el centro un enorme escudo de España de 1688 bajo una gran corona, escoltado por dos niños que sostienen escudos de  armas de la ciudad. Junto al ayuntamiento se encuentra la casa de Múzquiz y Aldunate, en cuyo piso superior hay algunas dependencias del ayuntamiento.

Ayuntamiento de Viana

Iglesia de Santa María de la Asunción

Frente al ayuntamiento, la imponente Iglesia de Santa María de la Asunción, un maravilloso templo gótico construido a finales del siglo XIII con carácter de fortaleza. Entre sus imponentes contrafuertes, destaca la torre renacentista de estilo herreriano, construida en 1593 con cuatro grandes huecos para las campanas. Tiene dos portadas, una gótica mirando a la casa consistorial, con la imagen de la Virgen y la vistosa portada renacentista con escenas de la vida de Jesús y la Virgen de la Asunción en la bóveda central.

La portada de la Iglesia de Santa María de la Asunción es considerada como la obra en piedra más sorprendente del renacimiento navarro.

En el suelo, frente a esta podemos ver una lápida en honor al cardenal y capitán de los ejércitos navarros César Borgia, hijo del Papa Alejandro VI, que murió en Viana el 11 de marzo de 1507, en una emboscada.
En el interior de tres naves destaca la capilla mayor, decorada con pinturas al temple realizadas en 1731, y el altar mayor de estilo barroco con la Virgen de la Asunción rodeada por los doce apóstoles. Desde 1931 tiene categoría de Monumento Nacional.

A pesar de que pasamos dos días completos en Viana, no pudimos ver el interior de la iglesia, y los horarios que nos dieron en la oficina de turismo (situada justo en frente), no correspondieron a la realidad. Una pena porque nos habían hablado muy bien de ella.


Iglesia de Santa María de la Asunción, Viana. Navarra

Iglesia de Santa María de la Asunción, Viana. Navarra

Iglesia de Santa María de la Asunción, Viana. Navarra

Iglesia de Santa María de la Asunción, Viana. Navarra

Iglesia de Santa María de la Asunción, Viana. Navarra

Iglesia de Santa María de la Asunción, Viana. Navarra

El Auroro de Viana
El canto de la aurora es una tradición religiosa en la que se cantan, antes del amanecer, canciones para el santo del día para llamar así a los fieles a rezar el rosario o a misa. Esta tradición se perdió con el paso de los años, el último auroro de Viana fue el pastor Pedro Angulo Rozas, que salía solo a cantarla en la primera mitad del siglo XX. A este está dedicada la escultura que podemos ver a un lado de la portada gótica de la iglesia de Santa María de la Asunción. Actualmente la ciudad tiene un coro de auroros de Viana que lleva el nombre del pastor.

Sus calles

Comenzamos a "perdernos" por las calles de Viana, repleta de palacios y casas solariegas renacentistas y barrocas que nos hablan del esplendor que tuvo entre los siglos XVI y XVIII. Sus fachadas están compuestas normalmente de tres alturas. La planta baja de sillería con puertas de medio punto o adinteladas y las superiores de ladrillo con balcones de rejería y aleros de madera. Nos dirigimos por la calle Calle Navarro Villoslada, en la que hay numerosos restaurantes y tiendas para llegar a otro de los lugares que más nos gustaron de la ciudad, las ruinas de la Iglesia de San Pedro.

Calles de Viana, Navarra

Viana, Navarra

la Iglesia de San Pedro

La Iglesia de San Pedro fue la primera iglesia que tuvo la ciudad y se levantó en el siglo XII en una ubicación estratégica. El maltrato de los siglos, hizo que en el siglo XVIII, se realizasen ampliaciones mal calculadas, que provocaron su derrumbe en 1844. De ella queda poco más que la portada barroca de entrada, una nave lateral, parte de su cabecera, el trascoro y el torreón.
Los elementos que se conservan mezclan el influjo del Císter con el gótico y el barroco. En la portada barroca se puede ver la imagen de San Pedro. Los adornos, retablos y cuadros del interior fueron repartidos por diferentes templos de la localidad.
Junto a los restos de la iglesia se encuentra uno de los albergues de peregrinos del Camino de Santiago. Viana es la última localidad de este en tierras navarras.

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Iglesia de San Pedro de Viana, Navarra

Parque Mirador

El cementerio de la iglesia se ha transformado hoy en día en un parque, desde el que las vistas hacia la iglesia y al valle son excelentes. Se puede contemplar la sierra de Cantabria, el río Ebro y Logroño. Lleva el nombre de Joan Manuel Serrat, ya que el cantante ha tenido desde niño una estrecha relación con la ciudad siendo nombrado hijo adoptivo de esta en el 2014.

Parque Mirador de la Iglesia de San Pedro, Viana

Parque Mirador de la Iglesia de San Pedro, Viana

Parque Mirador de la Iglesia de San Pedro, Viana

Plaza del Coso - Balcón de toros

También nos acercamos hasta la Plaza del Coso, en la que se realizan los espectáculos taurinos. En 1683 se trajo a la plaza el edificio diseñado para la reunión de juntas, que en otro lugar de la ciudad falló por la poca profundidad de los cimientos. Una vez aquí ubicado, se empleó como Balcón de toros, para que las autoridades vieran los espectáculos taurinos y músicos, médicos y cirujanos en los balcones laterales. Su fachada es de sillería y tanto la planta baja como la primera, están decoradas con arquerías de medio punto y como remate, un bonito alero de madera flanqueado por dos torres de ladrillo.

Balcón de toros de la plaza del Coso, Viana

Convento de San Francisco

Nos queda por ver el exterior del Convento de San Francisco o de San Juan del Ramo, situado extramuros en la zona norte, cuyas obras comenzaron en 1642.

Convento de San Francisco de Viana, Navarra


GUÍA PRÁCTICA


¿Dónde está Viana?



¿Dónde dormir?
Nos alojamos en el hotel Palacio de Pujadas, que se encuentra en un palacio del siglo XVI. Se encuentra en una ubicación privilegiada frente a las ruinas de la Iglesia de San Pedro, nos gustó mucho. Aquí puedes reservarlo o buscar otro, comparando y así elegir el hotel que se adapte mejor a tus necesidades.

¿Dónde comer?
La ciudad tiene una rica gastronomía y buenos vinos. En cualquiera de los restaurantes de la villa, seguro que acertarás. Nosotros lo hicimos de tapas por diferentes bares y cenamos en el restaurante del hotel en el que estábamos alojados, Palacio de Pujadas y resultó muy bien.

Oficina de turismo
Plaza de los Fueros, 1
31230  Viana, Navarra
turismoycultura@viana.es
Tfno: 948446302

FUENTES: Información y plano de la oficina de turismo de Viana y Viana.es   

Viana es una ciudad animada y con muchos rincones interesantes que visitar, que acoge al visitante y al peregrino que atraviesa la última localidad del Camino de Santiago navarro, un perfecto lugar para una escapada.

👉 Puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram y Google +

Share:

1 comentario:

  1. La historia mezclada con el arte, todo precioso, gracias a vosotros, un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.