26/4/18

A Mariña lucense: la villa marinera de Viveiro

Seguimos conociendo poco a poco A Mariña lucense, hoy le toca el turno a la villa marinera de Viveiro, situada en una excelente ubicación entre el mar y la montaña. Un casco histórico con personalidad propia, en la que abundan interesantes monumentos y una original arquitectura popular en sus empinadas calles gremiales y plazas.

A Mariña lucense: la villa marinera de Viveiro


Viveiro tiene unas excepcionales vistas al Mar Cantábrico, a la ría de Viveiro, al río Landro, al valle y a la montaña. Una localización perfecta para disfrutar del ambiente de su pequeño casco urbano, de la naturaleza y de deportes acuáticos. El río Landro forma en su desembocadura la Ría de Viveiro dejando a su paso bonitas calas. Un lugar escogido por los submarinistas que contemplan bajo sus aguas, su fauna y flora marina y los restos de más de 30 naves hundidas, que naufragaron por diferentes motivos.

Qué ver en Viveiro

Sus playas

La playa de Covas es muy turística y la más grande de las municipio de Viveiro, tiene casi 2 Km de longitud y una anchura entre 30 y 150 metros. Su arena es blanca y fina, y tiene poco oleaje ya que está dentro de la ría de Viveiro. En el lado más ancho hay un ecosistema dunar, formado por la acción de los vientos sobre la ría de Viveiro. Tiene un bonito paseo marítimo y en su lado oeste se encuentra una zona rocosa conocida como Os Castelos. En 1810, la fragata Santa María Magdalena y el bergantín Palomo, chocaron contra las rocas debido a un fuerte temporal, que se cobró con la vida de más de 500 muertos. En una de las rocas hay un monumento de color blanco en su honor.

Playa de Covas, Viveiro, Lugo

A continuación de Os Castelos, pasando la Punta Sacido, está la playa de Seiramar, de apenas 150 metros y también de arena blanca, aunque en marea alta casi desaparece.

Y la siguiente es la playa de Sacido de unos 300 metros de longitud, de arena blanca y fina. Un poco más tranquila que la de Covas, porque se encuentra un poco escondida.

Al otro lado de la desembocadura del Río Landro se encuentra el Puerto de Celeiro con la pequeña playa de Celeiro.

Ría de Viveiro

Y a unos 4 kilómetros del centro de Viveiro, la playa Area. Tiene 1150 metros de longitud y un ancho variable entre 40 y 90 metros, dependiendo de las mareas. Frente a ella, la isla de Area, refugio de aves marinas.

Playa Area de Viveiro, Lugo

Sus puentes

Tres puentes cruzan el río Landro para llegar a Viveiro, el Puente del ferrocarril, a su lado el de la variante, y el Puente Mayor o de la Misericordia. Este último es el de gran longitud, y hay documentos que hablan de él de 1225. En sus orígenes tuvo doce arcos, de los que quedan nueve. Se llama así porque a su lado se encuentra la capilla renacentista de la Misericordia y el Pazo de la Misericordia.

Puentes de Viveiro

Puentes de Viveiro

Vistas de Viveiro y puente de la Misericordia

Su casco urbano y su muralla

Aparcamos en un parking, que hay junto a la estación de autobuses y comenzamos a ver Viveiro. Frente a este, en línea, preciosas casas de tres o cuatro pisos con balcones o galerías de madera, típicos de pueblos costeros de Galicia. Entre ellas y frente al puente de la Misericordia, contrasta una bonita puerta que perteneció a la muralla, se trata de la Puerta de Carlos V o Castelo da Ponte, construida en estilo plateresco en el año 1548 como homenaje al emperador Carlos V, sustituyendo a la anterior. En su fachada puede verse un gran arco de medio punto, los escudos de Galicia y Viveiro, un gran escudo imperial y el busto del emperador, todo ello rematado por un conjunto de torrecillas y almenas. Está declarada BIC y Monumento Histórico.

Casas de Viveiro, Lugo

Puerta de la Misericordia de Viveiro, Lugo

Vista de Viveiro

La ciudad de Viveiro estuvo totalmente rodeada por robustas murallas con sus torreones. Hubo un total de seis puertas y cuatro portillos, en la actualidad sólo se conservan tres: la del Castillo del Puente o Puerta de Carlos V que acabamos de ver, la puerta de O Valado y la de A Vila o del Santo Cristo del Amparo en la parte alta. Hay varios lugares donde podemos ver restos de la muralla a través de ventanas arqueológicas, uno de ellos podemos verlo en la Avenida Cervantes.

Atravesando la puerta del Castillo, nos adentramos al casco histórico de Viveiro, declarado Conjunto Histórico Artístico. Nos recibe la Plaza Mayor, rodeada con preciosas casas de sillería de granito, con galerías blancas de madera y cubiertas de pizarra.
Entre ellas destaca la Antigua Casa consistorial, una de las pocas edificaciones sin galerías. Tiene un gran balcón presidencial con los escudos de Galicia y Viveiro, un reloj de sol, y la escultura de un león. En la parte más alta de la plaza se encuentra el nuevo ayuntamiento, demasiado moderno para esa plaza. Y la Casa de la Farmacia, antigua Casa Rectoral de Santiago.
La escultura con la figura de Nicomedes Pastor Díaz; escritor y político nacido en la villa, famoso sobre todo por su poesía, reside uno de los lados de la plaza.

Plaza Mayor de Viveiro, Lugo

Plaza Mayor de Viveiro, Lugo

Plaza Mayor de Viveiro, Lugo

A partir de la plaza Mayor comenzamos a pasear por las calles de Viveiro, muchas con nombres que nos recuerdan su origen gremial y la mayoría peatonales. En ellas encontramos bellos edificios y bonitas plazas adornadas con fuentes o cruceiros.

Plazas de Viveiro, Lugo

Plazas de Viveiro, Lugo

Plazas de Viveiro, Lugo

Calles de Viveiro, Lugo

Y vimos una de los templos principales, la Iglesia de Santa María, de origen románico del siglo XII. Es de planta basilical con tres naves separadas por columnas, un ábside semicircular, dividido al exterior en tres vanos y cubierto con bóveda de cañón semicircular. La portada principal tiene cuatro arquivoltas, y sobre ellas un bonito rosetón. A los lados de la fachada, coronada por una cruz, dos torres, una con un reloj y en la otra el campanario.

Iglesia de Santa María de Viveiro, Lugo

Iglesia de Santa María de Viveiro, Lugo

Justo por detrás está la Iglesia y el Convento de clausura de las Concepcionistas. Destaca la portada de la iglesia y el portalón de acceso al convento, el claústro de tres pisos, y la capilla. A su lado la réplica de la Gruta de Lourdes de 1925, en la que podemos ver exvotos de cera, para agradecer a la Virgen la curación de enfermedades.
Convento de clausura de las Concepcionistas, Viveiro, Lugo

Convento de clausura de las Concepcionistas, Viveiro, Lugo

Convento de clausura de las Concepcionistas, Viveiro, Lugo

Un poquito más arriba, veremos otra de las puertas que quedan en pie, la Puerta do Valado, a la que se llega por la Calleja de las Monjas, que separa el convento de la huerta.

Puerta do Valado y calleja de las monjas, Viveiro, Lugo

Solo nos queda por ver extramuros, el Convento e Iglesia de San Francisco que perteneció a los franciscanos fundándose en el 1219. La Iglesia es del siglo XIV y su ábside es considerado uno de los más bonitos de la provincia. En el interior destacan retablos como el de la capilla del baptisterio y el de la capilla de la Orden Tercera.

Iglesia de San Francisco, Viveiro, Lugo

Iglesia de San Francisco, Viveiro, Lugo

Tras recorrer con calma todos los rincones de Viveiro y degustar alguna de sus especialidades en sus bares, cogemos el coche para acercarnos a una atalaya de excepción: El Mirador de San Roque, situado al este de la ría y a 353 metros de altitud. Desde allí tendrás la mejor vista panorámica de Viveiro y sus alrededores.
En él se encuentra la capilla de San Roque, co-patrono de la villa, fundada en el siglo XVI y restaurada en 1963. El 16 de agosto se celebra aquí una romería en honor al santo, por librar de la peste a la población. Una pequeña cruz en una roca nos indica la cueva donde, según la tradición, apareció San Roque, conocido también como el santo de Montpellier. También decora el conjunto un hórreo y un bonito cruceiro. Para completar la zona, hay un gran aparcamiento, un restaurante y una gran área recreativa con mesas y parrillas de piedra.
Te encontrarás de camino una Reserva natural de fauna en cautividad, con ponis, burros, ñandúes y sobre todo gamos. 

Mirador de San Roque, Viveiro, Lugo

Mirador de San Roque, Viveiro, Lugo

Mirador de San Roque, Viveiro, Lugo

Mirador de San Roque, Viveiro, Lugo

Mirador de San Roque, Viveiro, Lugo

Datos prácticos

¿Dónde está Viveiro?

Oficina de turismo

Calle: Avda. Ramón Canosa, s/n
27850 Viveiro - Lugo
Teléfono: +34 982 560 879

¿Dónde dormimos?

En el Hotel Ego, situado junto a la playa Area, un hotel impecable con piscina interior y jacuzzi y con muy buena relación calidad precio. Puedes reservarlo en booking.

¿Dónde comimos?

Por las calles de Viveiro encontrarás un sinfín de lugares donde degustar la rica gastronomía gallega, productos del mar, mariscos, pescados frescos, carnes y verduras de una calidad extraordinaria.
Comimos de tapas en un par de bares del centro y cenamos en el restaurante del hotel Ego, el Restaurante Nito. No es un lugar barato pero la calidad y la atención cuidada, hace que sea una maravilla. Totalmente recomendable.
También compramos una tarta típica de Viveiro exquisita, en la Pastelería heladería Vale, situada junto a la puerta de la Misericordia.

Y aquí acaba la visita a esta localidad lucense que nos ha enamorado. Si la conocías, espero no haberme olvidado nada y si la descubres conmigo, espero que te haya gustado como a mí. Mucho nos queda por descubrir en los alrededores, que poco a poco te iré enseñando.

Qué visitar cerca de Viveiro

Muchos son los lugares a los que puedes acercarte estando en Viveiro, en A Mariña lucense hay muchísimos sitios que ver. Si te gusta pasear hay cantidad de rutas interesantes para hacer, y si eres más urbanita te recomiendo que visites Lugo, la capital de la provincia con sus restos romanos y su impresionante muralla y Mondoñedo, sede episcopal.

FUENTESViveiro.es y Turismo gal

👉 Puedes seguirnos a través de TwitterFacebookInstagram y Google + 

Share:

4 comentarios:

  1. Como dices que ver en Viveiro, tan solo las playas, yo diría pues es lo único que me acordaba de Viveiro por su gran belleza, lo demás veo que hay otros lugares de gran interés.
    Un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito pueblo, lo apunto para poder ir a verlo, merece la pena

    ResponderEliminar
  3. ¡Es una preciosidad Viveiro! Me ha encantado hacer el recorrido de tu mano Carmen, sus edificios son muy hermosos, es verdad que en una plaza antigua no pega para nada hacer un edificio de trazado moderno, considero que no armoniza con el resto. Gracias.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  4. bonito y bien bonito ! Gracias ! Soy natural de aquí , me gustaría volver a vivir allí y encontrar un trabajo aquí ! Pronto lo tengo , gracias .

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.