15/3/18

Ruta por las joyas arquitectónicas de Vic

Hay mucho que ver en Vic, centro administrativo de la barcelonesa comarca de Osona, uno de los conjuntos medievales más atractivos de Cataluña y mundialmente famosa por sus embutidos. Una ciudad con muchos siglos de historia en la que descubriremos una ruta con verdaderas joyas de interés histórico, artístico o arquitectónico ¿Me acompañas?


Para comprender un poco lo que vamos a ver en Vic, hay que retroceder unos cuantos siglos a los orígenes de los que hay algún tipo de constancia. Muchos pueblos pasaron por sus tierras, la tribu ibérica de los ausetanos parece ser que fueron sus primeros pobladores, en el siglo IV a.C. llegaron los romanos, y después los sarracenos pero pocas de sus huellas quedaron en la localidad, ya que tras la Reconquista en el siglo IX, la ciudad fue prácticamente desolada.

¿Sabes de donde procede el nombre de Vic?
Vic procede del latín vicus, que quiere decir barrio o aglomeración urbana.
La forma en español actual es Vich, y desde 1982 la forma oficial es Vic

Conociendo las joyas arquitectónicas de Vic

Vamos a pasear por Vic, en la que descubriremos los muchos lugares interesantes que ver, palacios, casonas, templos y museos. Comenzaremos la visita en La Plaza Mayor o Mercadal, en sus orígenes la plaza era un amplio solar sin construcciones y servía como mercado, en el siglo XII se comenzaron a construir las casas. Prácticamente todas tienen soportales, estos tenían que tener una altura suficiente para que pudiese pasar sin problemas un hombre a lomos de su caballo. En la actualidad hay mezcla de épocas diferentes pero ninguna desentona de las demás y tiene la particularidad de que su suelo nunca ha sido adoquinado, por lo que la convierte en una plaza muy original. Tuvimos la suerte de ver bailar la sardana en ella y escuchar música.
El mercado se realiza cada sábado en la plaza y todas las fiestas y celebraciones pasan por aquí.

Plaza Mayor de Vic

Plaza Mayor de Vic

Plaza Mayor de Vic

Hay un edificio precioso en una de las esquinas, que tiene parte en la plaza y parte en la Calle Jacint Verdaguer, se trata de la Casa Comella, un edificio modernista construido en 1896, en la que destacan los grabados que representan las cuatro estaciones del año, las barandillas de piedra o hierro forjado,  los esgrafiados y la torre de planta cuadrada del tejado. En la actualidad alberga el Casino con una superficie de 200 m².

Plaza Mayor, casino de Vic

Plaza Mayor, casino de Vic

En otra de sus esquinas destaca el edificio del Ayuntamiento construido en 1388 en estilo gótico y en el que destaca el escudo de Vic y la estilizada torre del reloj coronándolo. En el interior destaca la Sala de la Columna y la Sala del Consistorio de estilo barroco. El edificio del ayuntamiento y los edificios colindantes fueron poco a poco adquiridos y en 1670 se unificaron en un gran edificio de estilo principalmente barroco. 

Ayuntamiento en plaza mayor de Vic

Ayuntamiento en plaza mayor de Vic

Si lo bordeamos, frente a la plaza del Peso, veremos la parte más antigua del edificio, construida en el siglo XIV y en la que se hacía la lonja del Trigo, y en cuyo piso superior se reunía el Consejo de la Ciudad. Sus pórticos góticos fueron cerrados en 1922 y hoy en día aloja la Oficina de Turismo. 

Trasera del ayuntamiento de Vic, oficina de turismo

Y muy cerca la Iglesia de San Felipe de estilo barroco. La casa Cortada y construida durante los siglos XVII y XVIII en estilo barroco también. Y el Convento de las Sacramentarias, uno de los pocos que quedan de clausura en la ciudad, construido a finales del siglo XIX en estilo ecléctico historicista.

Iglesia de San Felipe y Convento de las Sacramentarias de Vic

Nos dirigimos a la Plaza de la Piedad, un lugar muy importante en la antigüedad, ya que era una especie de frontera entre los dominios episcopales y los condales en los que estuvo la ciudad dividida durante siglos. Tanto era así, que aquí se hacía otro mercado independiente del de la Plaza Mayor. 
En ella se encuentra la Iglesia de la Piedad construida en el siglo XVII sobre la capilla de Sant Sadurní del siglo XI de la que queda parte de la fachada lateral. Aquí se guardaban las reliquias de los santos mártires Luciano y Marciano, antiguos patronos de Vic. La piedra utilizada para su construcción lamentablemente no es la más apropiada ya que resiste muy mal el paso del tiempo y sobre todo la fachada principal se encuentra muy desgastada.

Iglesia de la Piedad, Vic

Llegamos ahora a la parte más alta de la ciudad, y en ella hay algo muy interesante que ver y una historia interesante que contar. En ella hoy en día podemos ver un Templo romano, y lo interesante del asunto es que no fue visible por la población de Vic, hasta el año 1882. Te extrañará que un edificio tan grande pase desapercibido, pero todo tiene su explicación. 

Los Montcada construyeron un castillo en el siglo IX, en esta zona que por altura y ubicación era el mejor. Por las mismas razones, en este mismo lugar el pueblo romano de Auso, había construido el siglo I d. C. un templo romano consagrado al culto imperial. La suerte es que los Montcada decidieron conservar las robustas paredes del templo y utilizarlas como parte de su castillo, delimitando con ellas el patio interior de una torre medieval. El castillo pasó a lo largo de los siglos por muchos usos; residencia del veguer, prisión o granero entre otros. El mal uso y los años hicieron que se decidiese derruir en 1882, momento en el que aparecieron los restos de un capitel y los muros del templo romano, que fueron por suerte restaurados. Lo que vemos es una reconstrucción de lo que debió de ser el templo, del original solo queda el capitel, parte de una columna y los muros. Algo en lo que nos debemos de fijar además, es en las marcas de metralla de la Guerra Civil en las columnas. El templo es el único resto romano de la ciudad y un ejemplo único en Cataluña de este tipo de edificaciones. 

Templo romano de Vic

Continuamos hasta la Plaza de Don Miguel de Clariana, donde podemos ver la casa Masferrer con elementos modernistas, construida por la familia de la que lleva su nombre a finales del siglo XIX, reformando una antigua masía. En su fachada destacan los bonitos esgrafiados, y la torre en la esquina. En ella los estudiantes hacían tertulias literarias y en ella nació el Esbart de Vic, una asociación literaria de la que podemos destacar al poeta catalán Jacint Verdaguer (1845-1902), conocido como el Príncipe de los poetas catalanes.

Casa Masferrer de Vic

También en la plaza de encuentra otro edificio interesante, la Casa Bojons, de época barroca. En ella se puede ver la habitación donde murió Jaume Balmes (1810-1848), sacerdote y filósofo de Vic reconocido como uno de los principales pensadores católicos del siglo XIX. Hoy en día en el interior podemos ver un pequeño museo dedicado a su vida y obra.

Casa Bojons de Vic

Hasta el siglo XVIII la ciudad estuvo rodeada por una muralla con siete puertas, en la actualidad solo se conservan parte de estos muros y torreones que vamos a contemplar al final de la calle, en la Rambla de los Montcada. 

Muralla de Vic

Continuando por la rambla podemos ver el Puente de Queralt, construido en el siglo XI para acceder viniendo desde Barcelona a una de las puertas de la muralla. Se le llamó puente del duro porque su imagen aparecía junto con la catedral, en el reverso del billete de 5 pesetas de 1954, con Jaume Balmes en el anverso.

Los edificios que podemos ver por detrás del puente pertenecen al barrio de las curtidurías, donde se secaban y trataban las pieles, industria muy importante en Vic de la que hubo hasta 24 curtidurías y que duró hasta mediados del siglo XX. En la ciudad existe un recuerdo de esta actividad en el Museo del arte de la piel.

Puente de Queralt, Vic



Atravesamos lo que era la Puerta de Queralt y subimos un poco para llegar a la Catedral de San Pedro. Sus orígenes fueron la iglesia de Santa María, construida por el obispo Oliba en el siglo XI, de la que se conserva el campanario de planta cuadrada, ventanas en sus pisos y decoración de arcos y bandas lombardas, modelo de muchas otras, y emblema de la ciudad. Es la más alta de Cataluña de estilo románico, mide 40 metros de altura por 8 de anchura. La cripta, es la parte más antigua, tiene tres naves separadas por bóvedas de crucería y capiteles del año 975 de tipo califal reutilizados, el pavimento del suelo es el original del siglo XII.
  
Este edificio neoclásico con la imagen de San Pedro presidiendo la fachada, es del siglo XVIII, resultado de las reformas durante los siglos. De época gótica son los claustros del siglo XIV y el retablo de alabastro de Pere Oller. De la barroca, la capilla de Sant Bernat Calbó en la que podemos ver una urna de plata repujada donde está enterrado el santo. 
En el interior de tres naves, destacan los pilares de planta cuadrada y estrías en los fustes, rematados con capiteles corintios. El conjunto de pinturas murales, las realizó José María Sert entre 1940 y 1945, tienen temas evangélicos de tonos dorados y cortinajes rojos.
Adosado a la iglesia está el claustro construido entre 1318 y 1400 sobre el anterior románico. Tiene grandes arcadas góticas y capiteles con temas vegetales y bíblicos. Con la construcción de la nueva catedral, fue reducido y con las arcadas sobrantes se realizó una galería que podemos ver frente al río Mèder. En 1931 la catedral fue declarada monumento nacional.

Catedral de san Pedro de Vic

Catedral de san Pedro de Vic

Catedral de san Pedro de Vic

Catedral de San Pere, Vic

Catedral de San Pere, Vic

Catedral de San Pere, Vic

Junto a la catedral se encuentra el Palacio Episcopal, en cuyo interior se encuentra la de la ciudad y acceso al Archivo y a la Biblioteca episcopal, uno de los principales archivos de Cataluña por la antigüedad de sus documentos como los códices de entre los siglos X y XV o las bulas papales del siglo X.
Y en la plaza del Obispo Oliba, se levanta el Museo Episcopal, creado en 1891 para recuperar el patrimonio artístico que hoy en día podemos ver en este gran edificio inaugurado en el 2002 y declarado Museo de Interés Nacional. En su interior, casi 30000 piezas entre arte medieval, pintura y escultura del románico y el gótico catalán y una enorme colección de arte litúrgico. También acoge el MEV un espacio de Interpretación del Obispo Oliba, impulsor del románico catalán, situado en el vestíbulo del museo Episcopal.

Museo episcopal de Vic

Frente a la catedral está la casa Bayés, resultante de una reforma de influencia modernista de principios del siglo XX con una gran riqueza en el interior con detalles de hierro forjado, vidrieras emplomadas y mobiliario original. Junto a ella la casa Colomer, un edificio en el que se ve la evolución del modernismo al novecentismo.

casa Bayés y casa Colomer de Vic

Volvemos a salir a la zona donde estaba la muralla, esta vez a la Rambla de Sant Domènec, y pasamos junto al antiguo Hospital de Santa Creu, construido en 1348 en extramuros para enfermos, y niños abandonados. También vemos la Iglesia de San Antonio. Continuamos bordeando la ciudad por el antiguo trazado de la muralla que hoy en día ocupan las ramblas, y seguimos viendo bellos edificios.

Hospital de Santa Creu e Iglesia de San Antonio, Vic

Edidficios de la Rambla del Hospital de Vic

Vic es famoso por sus embutidos, la estrella es su llonganissa. Tuvimos la suerte de que en la oficina de turismo nos aconsejasen dar un paseo por un mercadillo instalado en la Rambla del Carme, en el que había un montón de puestos donde poder comprar y degustar.

Embutidos de Vic en Rambla del Carmen

Ruta de las joyas arquitectónicas de Vic


Dónde dormir 

Dormimos en el Hotel Hotel NH Ciutat de Vic, muy céntrico y en la linea de los NH que nunca defraudan. Si quieres buscar alojamiento en la ciudad, reserva comparando precios, ubicaciones y las opiniones del resto de los clientes.

Nos encantó Vic, tiene gran cantidad de edificios históricos museos, archivos y lugares de ocio, sin duda uno de los conjuntos medievales más atractivos de Cataluña de la que no te puedes ir sin probar sus embutidos.

FUENTESVic Turisme y la información y mapas de la oficina de turismo

Puedes seguirnos a través de TwitterFacebookInstagram y Google + 

Share:

8 comentarios:

  1. Un reportaje estupendo, he estado varias veces en Vic pero volvería ahora mismo, justo tengo una foto bailando las sardanas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pilar!! Un beso grande y feliz semana

      Eliminar
  2. Nunca he estado en Vic, y me ha sorprendido enormemente la cantidad de historia y arquitectura que conviven en la ciudad. Un montón de periodos estéticos e históricos juntos. Mola muchísimo ver en los edificios, no solo el paso del tiempo, también esas huellas y la mezcla de estilos que la historia va dejando en ellos. Como siempre, la información que nos das, y las fotografías, hacen que uno sienta muchas ganas de coger la mochila y pasarse por allí. Gran artículo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Me alegro que te haya gustado, un beso

      Eliminar
  3. Menudo viaje más bonito, la verdad es que no conocía Vic, pero mi próxima parada para conocer la historia y arquitectura de esta ciudad tan bonita, has hecho unas fotos realmente bonitas esos edificios y por supuesto la mezcla de estilos de la historia es increíble.. Algo que tenemos tan relativamente cerca y conocemos países que tienes 10 horas de vuelo.. Gracias por la información, ya sabré que hacer en mi próxima escapada.. Redes Galicia

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa =) Yo la verdad es que no conozco Vic. Pero te tengo que decir que tus fotos son preciosas. Me gusta mucho el sitio, el tipico sitio que nos gusta visitar en familia la verdad. Siempre andamos buscando sitios asi para nuestras vacaciones o simplemente para algun fin de semana más largo =) Muchas gracias por compartir guapa. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, desde luego conozco esta ciudad por su embutido, de hecho cada vez que veo algo con su sello para mí es sinónimo de calidad pero lo que no sabía es que era una ciudad tan bonita. Lo tendré en cuenta para mi próxima escapada a Cataluña, y también ese mercado gastronómico que nombras jejejeje, muaksss

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.