19/10/17

Lo que hay que ver en Toro, la cuna del vino

Toro invita a pasear por sus calles y disfrutar de la vista de sus iglesias, palacios y monasterios, muchos de ellos declarados Bienes de Interés Cultural. Además la ciudad tiene un aliciente extra, sus vinos con Denominación de Origen a cuyo alrededor hay todo tipo de actividades turísticas muy atrayentes.


Lo que hay que ver en Toro, la cuna del vino

Lo que hay que ver en Toro, la cuna del vino

Déjate llevar por las calles de Toro, la ciudad cuenta con muchas iglesias de estilos mudéjar y románico que te recomiendo visitar con calma tanto el exterior como el interior, puertas, murallas, torres, casas tradicionales, bellos palacios y mucho más.

La ciudad tuvo tres recintos de muralla, el primero es del tiempo de García I de León y se hizo para defenderse de los musulmanes. De él, sólo queda el Alcázar y restos en el puente medieval. El segundo es del tiempo de Fernando II y Alfonso IX de León, un refuerzo para el ataque de los castellanos del que quedan la Puerta del Postigo y la Puerta del Mercado. El tercero es de tiempos del reinado de Fernando VI la puerta de Corredera y la de Santa Catalina. Vamos recorrer la ciudad viéndola por recintos.

Primer recinto

Puente de Piedra

Atravesando la vega del toro, se encuentra el Puente de Piedra, o  Puente Mayor, declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, en 2009. Empezó a construirse hacia el año 1194, sobre uno anterior romano y atraviesa el río Duero. Tenía 22 arcos casi todos apuntados, con tajamares cilíndricos. Ha tenido muchas modificaciones a lo largo de los siglos XVI y XVII, quedando pocos restos del original.

Puente de Piedra de Toro, Zamora

Alcázar

El Alcázar está situado en una atalaya a unos 100 metros sobre el nivel del río Duero. Fue mandado construir por Alfonso IX en el año 1188 y se fue renovando y ampliando en los siguientes reinados. Era un punto estratégico de gran importancia para la ciudad, ya que desde allí se controlaba el acceso a la ciudad por el puente. El perímetro está reforzado por siete cubos y además tuvo una torre del homenaje que fue destruida para usar el recinto como cárcel.
Un hecho importante que aconteció en el lugar, fue la coronación de Fernando III el Santo, como rey de León.
Hoy en día es Centro de recepción de visitantes, y en él además se hacen exposiciones. Considerado como Bien de Interés Cultural desde 1949.

Alcázar de Toro, Zamora

Segundo recinto

Colegiata de Santa María la Mayor 

Si vamos caminando por el paseo de ronda del alcázar, convertido hoy en día en jardines y espléndido mirador, llegaremos a la Colegiata de Santa María la Mayor. En el año 1892 fue declarado Monumento Histórico-Artístico, y Bien de Interés Cultural.

En el exterior destaca el cimborrio de doble linterna con una clara influencia bizantina, que junto con los de las catedrales de Zamora y Salamanca se encuentra en el llamado "Grupo de cimborrios del Duero".
Dos estilos destacan en la construcción: el románico de la cabecera, la capilla mayor y su unión con las bóvedas laterales. Y el gótico del resto del edificio y la maravillosa Portada de la Majestad.
La Portada o Pórtico de la Majestad narra la vida de la Virgen, de Cristo y el Juicio Final y a pesar de su antigüedad, aún conserva su policromía original.
En la sacristía podemos ver infinidad de obras de arte como el cuadro de La Virgen de la Mosca, esculturas, retablos crucifijos, y orfebrería.

Colegiata de Santa María la Mayor, Toro, Zamora

Colegiata de Santa María la Mayor, Toro, Zamora


Colegiata de Santa María la Mayor, Toro, Zamora

Colegiata de Santa María la Mayor, Toro, Zamora

Colegiata de Santa María la Mayor, Toro, Zamora

Plaza Mayor, Ayuntamiento

Desde la colegiata nos podemos adentrar en el centro neurálgico de la ciudad en unos pasos y llegar así a la plaza Mayor rodeada de edificios de poca altura abarrotados de bares y restaurantes, y donde se encuentra el edificio del ayuntamiento y otra de las iglesias interesantes de la ciudad, la del Santo Sepulcro.
El Ayuntamiento de Toro tuvo que ser reedificado tras un incendio en 1761 y fue el arquitecto Ventura Rodriguez el encargado de la obra. Tiene dos plantas y su fachada principal consta de un soportal con cinco arcos en la planta baja, un balcón corrido con columnas en la segunda y la inscripción de Casa Consistorial y el escudo con las armas reales de los Borbones, en la más alta.

Plaza Mayor de Toro, Zamora

Plaza Mayor de Toro, Zamora

Plaza Mayor de Toro, Zamora

Iglesia del Santo Sepulcro

Fue construida en el siglo XII por la Orden de los Caballeros del Santo Sepulcro y es de  estilo románico-mudéjar, estilo del que se conservan algunas partes como la torre, o las fachadas occidental y septentrional, el resto fue renovado entre los siglos XVI y XVII.

Iglesia del Santo Sepulcro, Toro, Zamora

Toro conserva cuatro puertas de la muralla:  La Puerta de la Corredera,
 El Arco del Postigo,  La Puerta del Mercado y La Puerta de Santa Catalina.

Puerta del Mercado

Desde la plaza Mayor parte la animadísima calle de la Puerta del Mercado, vía de comunicación de entrada a la ciudad. Y al final de esta se eleva la Puerta del Mercado o torre del reloj. En el siglo XVIII, durante el reinado de Felipe V, se reformó dándole la imagen que vemos hoy en día.
Esta torre de planta cuadrada y estilo barroco tiene cuatro cuerpos: el arco, la capilla del  Sagrado Corazón de Jesús, el reloj del siglo XVI y la cúpula superior.
Cuenta la leyenda que la argamasa utilizada para la construcción de la torre, se ligó con vino en vez de con agua.

Puerta del Mercado, Toro, Zamora

Arco del postigo

Muy cerquita se encuentra el arco del postigo sobre el que hubo, a finales de la Edad Media, una capilla llamada de Nuestra Señora de la Antigua, de la que queda el bonito relieve de la Anunciación.

Arco del postigo, Toro, Zamora

Iglesia de San Salvador

La Iglesia de San Salvador, perteneció a la Orden de los Caballeros del Temple, y que en la actualidad es el Museo de Arte Sacro de Toro y su Alfoz.
Tiene partes románicas y sus muros y bóvedas estuvieron cubiertos con pinturas renacentistas que imitaban el románico, es por ello por lo que se suele conocer como San Salvador el Pintado. Fue declarada monumento nacional en 1929.

Iglesia de San Salvador, Toro, Zamora

Iglesia de San Salvador, Toro, Zamora

Iglesia de San Lorenzo el Real

Este templo de estilo románico mudéjar fue construido entre el siglo XII y el XIII. Es la iglesia románica de ladrillo más antigua y mejor conservada de la ciudad. Destacan en el interior los enterramientos de la familia los Castilla-Fonseca en un sepulcro gótico de finales del siglo XV. El Retablo de Fernando Gállego de 1490 y el coro policromado de estilo morisco del siglo XVI. Fue declarado monumento nacional en 1929.

Iglesia de San Lorenzo el Real, Toro, Zamora

Iglesia de San Lorenzo el Real, Toro, Zamora

Iglesia de San Lorenzo el Real, Toro, Zamora

Iglesia de San Lorenzo el Real, Toro, Zamora

En este segundo recinto podemos ver además bellos edificios como el Palacio de los marqueses de Alcañices del siglo XVI, el Palacio de las Bolas del siglo XVII o el Convento de la Purísima Concepción situado en un palacio del siglo XVI. 

Tercer recinto

Puerta de la Corredera

Tras atravesar Puerta del mercado entramos en el tercer recinto, en la primera plaza se celebraba en la Edad Media el mercado. La calle continúa por la calle Corredera hasta la Puerta de la Corredera que da la bienvenida a Toro con su majestuosidad. Esta que vemos hoy en día es ornamental y nada tiene que ver con la original que cerraba la ciudad del tercer recinto amurallado. Se construyó en 1602 imitando a los arcos de triunfo romanos, en honor a Felipe III como se puede leer en el frontón que se encuentra sobre el gran arco de medio punto.

Puerta de la Corredera, Toro, Zamora

Puerta de Santa Catalina

La puerta que se encuentra más al este es la de Santa Catalina, y se construyó en el siglo XVIII. Ante ella, el rey Felipe III, juró respetar los privilegios y el fuero de la ciudad. La muralla de Toro se construyó por que la ciudad era un importante baluarte defensivo del reino de León, frente a los musulmanes y los castellanos.

Puerta de Santa Catalina, Toro, Zamora

El verraco

Junto a esta puerta, en el centro de una rotonda de la N-122, se encuentra el verraco celtíbero, uno de los iconos de la ciudad. La escultura es de granito y mide 250 x 95 x 66 cm. y tiene rotas las patas y el hocico.
Esta escultura pertenece al grupo de los denominados verracos, que ya hemos visto por tierras de Zamora y Salamanca, monumentos cuyo origen se data al final de la Edad de Bronce y principios de la Edad de Hierro. Sus creadores fueron los Vetones, pueblo prerromano de cultura celta asentado en el territorio entre los ríos Duero y Tajo.
El término verraco, viene del latín "verres", que significa “cerdo padre”, pero como vemos no todas estas esculturas representan cerdos, también hay toros como este.

Dicen que fue el origen del nombre de la ciudad, ya que en su reconquista, Alfonso III, fue la primera figura que vio al llegar  a la ciudad: un Toro.

El verraco celtíbero de Toro, Zamora

Iglesia de Santo Tomás

La iglesia de Santo Tomas de Cantuariense es del siglo XII, aunque tuvo grandes reformas en los siglos XVI y XVIII. La parte inferior de la torre es lo único que se conserva de la época medieval. En su interior destaca el retablo del altar mayor de la escuela de Berruguete y uno de los retablos laterales, llamado popularmente “el retablo de la Virgen de la Leche”.

La iglesia de Santo Tomas, Toro, Zamora

La iglesia de San Sebastián de los Caballeros

En la Plaza de la Paja, se encuentra la Iglesia de Sebastián de los Caballeros. Aunque no se sabe exactamente la fecha de su construcción, hay datos de qie ya en el siglo XII, fue parroquia, continuando hasta 1896.
Tuvo varias reconstrucciones, pero la más significativa fue la hecha en el siglo XVI. Es de estilo gótico tardío y destaca por su solidez, tiene una sola nave rectangular con bóvedas de crucería con el escudo del obispo Deza, consejero de Cristóbal Colón, en sus claves.
En la actualidad alberga el museo sacro en el que podemos ver entre otras cosas, pintura mural al temple de estilo hispano-flamenco, retablos de distintas procedencias y unos maravillosos frescos de estilo gótico lineal traídos del Real Monasterio de Santa Clara, que representan escenas de la vida de Jesucristo, Santa Catalina de Alejandría y San Juan Bautista.

La iglesia de San Sebastián de los Caballeros, Toro, Zamora

La iglesia de San Sebastián de los Caballeros, Toro, Zamora

La iglesia de San Sebastián de los Caballeros, Toro, Zamora

En esta zona destacan también edificios como la Plaza de toros de 1828, el Teatro la Torre del siglo XIX de estilo isabelino, el Palacio de Valparaíso y el Palacio de los Condes de Requena y el Palacio de los Marqueses de Castrillo hoy en día es la Casa de Cultura "González Allende", con biblioteca y sus salas de exposiciones.

Palacio de las leyes

En este edificio, del que por desgracia solo queda la portada, se reunieron las Cortes para proclamar reina a doña Juana, hija de los Reyes Católicos, al haber fallecido recientemente su madre Isabel ya que su padre don Fernando solo era rey de Aragón. La portada es gótica, enmarcada en un alfiz con motivos vegetales y con los escudos de Castilla y León y de Sosa y Ulloa.

Palacio de las leyes, Toro, Zamora

Convento de Santa Clara

El Convento de Santa Clara fue fundado por doña Bereguela, primogénita del rey Alfonso X el Sabio en el año 1275. Fue reformado en el siglo XVI y en el interior destacan dos retablos, uno del siglo XIII y otro del XVI.

Convento de Santa Clara de Toro, Zamora

Iglesia de San Julián de los Caballeros

Iglesia de San Julian de los Caballeros, obra de Rodrigo Gil de Hontañón construida en el siglo XVI sobre un templo mozárabe. En la sobriedad de su fachada, de transición del gótico al renacimiento, destaca la portada traída del antiguo monasterio de San Ildefonso, un gran óculo redondo y la torre de 1606. En su interior destaca el retablo mayor renacentista, que relata la vida de San Julián y Santa Basilisa. También destacan las sepulturas de personajes ilustres de la localidad.

Iglesia de San Julian de los Caballeros, Toro, Zamora


🍷El vino de toro 

Y por supuesto nos faltaba hablar de los vinos de Toro. Se producen antes de tiempos de los romanos, y en la Edad Media tuvo privilegios reales, que permitían su venta donde no se permitía vender más vinos que los de la zona, llenando bodegas de reyes y cruzando el océano para llegar al nuevo mundo.
Cuentan que el vino de Toro iba en las bodegas de las naves que fueron a descubrir de las Américas, gracias a sus características que les hacían resistir largo tiempo. 

La culminación de su desarrollo llegará en 1987 con la creación de la Denominación de Origen Toro, avalando su Consejo Regulador la calidad de 51 bodegas.
Las uvas del vino de Toro dan producen un vino fuerte con un color intenso, aroma y muchos matices. Puedes degustarlo en bodegas, tiendas, bares y restaurantes donde te aconsejarán que vino se adapta a tus gustos particulares.

¿Dónde está Toro?



FUENTES: Folletos de la oficina de Turismo
Share:

9 comentarios:

  1. Carmen,
    Enamorada de cómo muestras los lugares que visitas ¿Sabes? Toro es de los pocos lugares de Zamora que no he visitado aún. Tengo una compañera de trabajo que es de allí, toda su familia es de Toro, y hablamos mucho de su vino, sus embutidos y sus fiestas. Y lo mejor... Su hermano es el alcalde!!!! Jjjjjjjj
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pue spásale el enlace a tu amiga y que s elo enseñe al alcalde a ver si le gusta! Un abrazo

      Eliminar
  2. Hello Carmen,
    You've visit wonderful places again. So wondeful to see all these beautiful buildings and nice streets. It always feel like a holiday for me to see these beautiful places. The view on shot 2 is amazing.

    Saludos, Marco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you Marco! Toro is a very nice city! Groetjes!

      Eliminar
  3. Maravilloso. Yo pensaba que solo había la Colegiata por allí y ya veo que merece la pena dedicarle un día entero.
    Una pena que no tuve tiempo el pasado año cuando visité Zamora. Ahora me queda pendiente y, además, muy a desmano.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de hacer un pequeño viaje en el que tus entradas han sido la mejor de las guías.
    Ya no se me ocurre viajar sin ver primero si has escrito algo sobre el lugar que voy a visitar.
    Besos Carmen

    ResponderEliminar
  5. La visita a Toro de tu mano ha sido un bonita experiencia Carmen ¡todo el pueblo es un encanto aunque me quedo con la Colegiata y el Alcázar!.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estuve hace poco en Toro. Le dedicamos mucho tiempo a la Colegiata y por horario no pudimos ver ninguna iglesia por dentro. Pero, a cambio, recorrimos sus calles en busca de los murales que adornan las calles. Y terminamos bajando hasta el puente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me has llevado a la tierra de mi familia, Zamora. A Todo he ido varias veces y me encanta su colegiata, es un orgullo para Toro contar con ese templo, no hay duda. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.