17/8/17

Castrillo de los Polvazares y su cocido maragato

Castrillo de los Polvazares es un precioso pueblo de la comarca leonesa de la Maragatería, declarado Conjunto Histórico Artístico. Ha sabido conservar intacta su arquitectura popular con casas arrieras de colores rojizos y calles empedradas, lo que unido a su famoso cocido maragato, le proporciona una personalidad única.


Castrillo de los Polvazares, León

¿Dónde está?



Castrillo de los Polvazares y su cocido maragato

Tanto si llegamos desde Astorga, como desde Ponferrada por la LE-142 lo primero que nos encontramos es un amplio aparcamiento gratuito para dejar el coche. Esto es así porque el pueblo es peatonal, por él solo circulan los vehículos autorizados. Una vez dejado el coche, tan solo hay que atravesar el puente que cruza el río Jerga para llegar al pueblo.

Castrillo de los Polvazares, León

Te encontrarás de frente con la Calle Real, eje de Castrillo. Puedes recorrerla de lado a lado para admirar este increíble pueblo de pasado arriero, que si no fuera por los carteles de restaurantes y los cables de la luz, te parecería que se ha detenido en el tiempo hace unos cuantos siglos.

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Piérdete por sus callejuelas, plazas y patios observando la arquitectura popular, la piedra rojiza y sus portones y ventanas de madera a veces pintadas en verdes y azules y detalles muy cuidados que le dan un encanto especial.

👉 Una curiosidad:
El pueblo en sus orígenes no se encontraba aquí ya que unas riadas acabaron con él. Se reconstruyó en este lugar, en el siglo XVI.

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

La comarca maragata entre los siglos XVI y XIX, fue centro de comunicaciones entre Galicia y el resto de España. Llevaban salazones de pescado al interior y productos de secano como embutidos o trigo en dirección contraria. Pero todo decayó con el progreso, ya que en 1866, llegó el ferrocarril a Astorga y con él, el declive de la actividad. 
Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo era uno de estos pueblos de arrieros y sus casas están construidas adaptándose a sus necesidades, suelen tener portones para el paso de los carros, patios interiores y bodegas. La mayoría de las viviendas que hoy en día vemos, están construidas entre los siglos XVIII y XIX. Hoy en día la mayoría están cerradas, solo en unas pocas  viven los 81 vecinos (censo del 2013).

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

En la Plaza Mayor se encuentra la iglesia de San Juan Bautista con su espadaña de dos campanas, que sobresale del resto de los edificios.

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares, León

Castrillo de los Polvazares es tras Astorga la primera parada del Camino de Santiago en la Ruta francesa y de la Plata, por lo que veremos la concha de los peregrinos en algunos puntos y también un albergue.

 🍲  Cocido Maragato

Al atractivo de su arquitectura hay que añadirle el gastronómico, ya que la localidad es conocida por su famoso Cocido Maragato. La mayoría de los restaurantes donde puedes darle cuenta a uno de ellos, se encuentran en bellas casonas maragatas rehabilitadas.

Esto es lo que lleva el Cocido: Morcillo de novilla, gallina, lacón, oreja, morro, chorizo, costilla adobada, tocino, garbanzos, repollo, fideos, ajo, pimentón y sal.

¿Sabes que el cocido Maragato se come al revés? El auténtico Cocido Maragato se comienza sirviendo las carnes con los rellenos, cuando se acaban se sirven los garbanzos y el repollo, y para acabar la sopa. Y de postre no te olvides dejar hueco para las natillas.

Hay varias teorías de este orden de comerlo al revés: 
Una cuenta que en la Guerra de la Independencia, los franceses prefirieron comenzar por la proteína por si el enemigo actuaba por sorpresa, para continuar por los garbanzos y acabar por la sopa en caso de que les diese tiempo. Si les dio tiempo a acabar, no se yo si estarían para luchar o para echar una siesta.
Sin embargo la más lógica es la que cuenta que cuando los maragatos arrieros recorrían la península, llevaban en una fiambrera de madera, carne de cerdo cocida, que no importaba comerla fría y después para entonar el cuerpo, tomaban en las posadas una sopa caliente.

Los habitantes de los pueblos de esta zona leonesa, vieron comer el cocido en este orden a sus padres y a sus abuelos continuando así con la tradición.


Castrillo de los Polvazares y su cocido maragato

Fiestas

En Castrillo de los Polvazares, se representa la tradicional boda maragata, con trajes regionales y bailes. Y en las fiestas en honor a La Magdalena, patrona del lugar, las mozas del pueblo vestidas con el traje típico maragato, sacan en procesión a la Virgen entre rezos y cantos con un tamborilero.
Además cada dos años se celebran unas Jornadas Napoleónicas, en las que se teatraliza la toma del pueblo y las batallas.

¿Qué ver cerca de Castrillo de los Polvazares?

En la comarca de la maragatería hay preciosos pueblos y carreteras por las que perderse. Muy cerca se encuentran Astorga, Ponferrada y León. Tres visitas imprescindibles en la provincia.

FUENTE: www.castrillodelospolvazares.net

Share:

13 comentarios:

  1. Estupendo pueblo, pequeño pero con gran atractivo, siempre me haces recorrer pueblos sorprendentes desconocidos para mi de España.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra habértelo mostrado y que además te haya gustado! Un abrazo!

      Eliminar
  2. Un placer viajar y conocer lugares interesantes gracias a tus post.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, me encanta leer estos comentarios, animan a seguir enseñando lugares. Un abrazo

      Eliminar
  3. Lo he visitado infinidad de veces porque soliamos quedar una vez al agno un grupo de amigos. Primero en Maruja, luego en Juan Andres. Al principio no habia ni aparacamiento, y muchas casas estaban medio derruidas. Ahora las han resturado con mucho acierto, han proliferado los restaurantes y hay hasta donde quedarse a pasar la noche. Un pueblo precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi come allí muchas veces por cosas de trabajo y le encanta, yo aunque lo he visitado, nunca he probado su cocido y creo que de este invierno no pasa ;)

      Eliminar
  4. Me ha encantado el pueblo esas calles empedradas y esas casas tan bonitas.

    Me quedo con ganas de probar el cocido Maragato que pensaba que era solo de Astorga.

    Un abrazo, y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cocido maragato es en toda la zona de la maragatería. en Astorga por supuesto también hay tradición, pero es que este pueblo prácticamente vive se eso. Un abrazo

      Eliminar
  5. Como siempre, nos presentas lugares preciosos y bien desconocidos. Lástima que cada vez sea menos gente la que quiera vivir en estos pueblecitos. Madre mía, 81 personas solo... Por cierto esto del cocido maragato tiene muy buen pinta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según Javi está delicioso. Son muchos años dedicandose a un plato en el que la tradición y el tiempo es lo principl. Un saludo Jordi

      Eliminar
  6. No doy crédito. No solamente nos muestras un pueblo, pueblo. Si no que te atreves a darnos la receta de su plato más típico. Ole por ti ;)

    ResponderEliminar
  7. Me encantan estos pueblos, que guardan su esencia y su sabor. Conozco Astorga y Ponferrada pero no Castrillo de los Polvazares. Habrá que ir a visitarlo y a comer un riquísimo cocido maragato... y unas matillas!!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.