25/5/17

Troyes, la villa de los mil colores

Si pudiésemos sobrevolar Troyes, comprobaríamos que su casco histórico tiene la forma del corcho de una botella de champán, no puede ser más apropiada esta silueta para la región francesa de la que la villa fue antigua capital: Champagne. Este bello conjunto medieval y renacentista con linaje, tiene ni más ni menos que diez iglesias declaradas monumento histórico, y por la belleza y cantidad de vidrieras que hay en ellas, se la conoce como la villa de los mil colores.


Troyes, la villa de los mil colores

RECORRIENDO TROYES

Tras aparcar el coche y dejar las cosas en el hotel, nos dirigimos a recorrer la villa de Troyes. Comenzamos a descubrir sus calles estrechas de trazado medieval con mucha variedad de casas de dos o tres alturas, con entramado de madera, tejas de castaño y curiosos aleros. La mayoría están reconstruidas excelentemente tras un gran incendio que sufrió Troyes en 1524, en el que más de 1500 quedaron destruidas.

Casas de rue Passerat, Troyes

Rue Emile Zola de Troyes

La calle comercial por excelencia es la rue Emile Zola, y la rue Champeaux, rue Mole y Rue Urbain IV además, están llenas de bares y restaurantes con animadas terrazas. La más estrecha de la ciudad es la Rue des Chats, llamada así porque un gato puede saltar de un lado a otro de ella ya que sus tejados se tocan.

Rue Emile Zola

Troyes-Rue-Francois-Gentil

Troyes-Rue-Urbain-IV

Rue des Chats, Troyes

Calles de Troyes

Troyes-Rue-Aristide-Briand

Muchas son las plazas dignas de ver: Place Alexander Israel, Place Maréchal Foch, la Place de la Liberation...

Troyes-Place-Maréchal-Foch

Plaze-Alexander-Israel de Troyes

Plaze-Alexander-Israel de Troyes

Y muchos los palacios que adornan sus calles, algunos convertidos en museos. Por ejemplo el hôtel Vauluisant, un precioso edificio de piedra de mediados del siglo XVI con una fachada renacentista, y un frontón decorado custodiado por dos torres, en cuyo tejado cónico hay un sol y una luna. En 1932 fue comprado para albergar dos museos: Musée d’Art Champenois de pinturas, esculturas y vidrieras. Y el Musée de la Bonneterie en el que explican la importancia de la industria textil a lo largo de los siglos en la ciudad.

 hôtel Vauluisant de Troyes

En el edificio del Palacio Episcopal, junto a la catedral, se encuentra Museo de arte moderno abierto en 1982. Tiene cerca de 2000 obras procedentes de donaciones privadas de pintura, escultura, cerámica y dibujo. Tiene obras de Derain, Degas, Modigliani y Picasso entre otros. También tiene una colección de vidrio Art Deco muy interesante.

Museo de arte moderno de Troyes

Otros edificios relevantes son: Maison de l'Outil, Hotel de Petit Louvre, Maison de Rhodes, Hôtel du Lion noir, la Prefectura, la Cámara de Comercio, el Ayuntamiento y el teatro Champagne.


Troyes-Camara-de-comercio

Troyes-Hotel-Dieu

Hôtel du Lion noir, Troyes

Troyes-Maison-de-l'Outil

Troyes-Prefecture

Troyes-Teatro-de-Champagne

Canal du Trevois
Nos acercamos también a contemplar el Canal du Trevois y las esculturas que de hace unos pocos años decoran algunos de sus puentes. Los más conocidos y quizás símbolo de la ciudad son: El corazón de Troyes, de Michèle &Thierry Kayo-Houël y Lili, de Andras Lapis.

El corazón de Troyes

Lili. Plaza de la Liberación, Troyes

Iglesia de San Pantaleón
Contemplamos las iglesias, una de las que que nos encantó sobre todo su interior fue la Iglesia de San Pantaleón reconstruida tras el incendio en 1570, en la que destaca su campanario octogonal y las dos fachadas. En su interior, bajo las impresionantes vidrieras, hay un gran corredor.

Iglesia de San Pantaleón, Troyes

Iglesia de San Pantaleón, Troyes

Iglesia de San Pantaleón, Troyes

Iglesia Sainte-Madeleine
La Iglesia Sainte-Madeleine es el edificio religioso más antiguo de Troyes ya que su construcción se inició en el siglo XII. En el año 1200 fue reconstruida en un estilo gótico temprano. El ábside es del 1500 y la torre de 1525 es de estilo renacentista. En su interior destaca el coro renacentista, y sus luminosas vidrieras.

Sainte Madeleine, Troyes

La catedral de San Pedro y San Pablo
A finales del siglo X se construyó en este lugar un templo románico que fue reconstruido y ampliado a lo largo de los siglos, por necesidad de espacio y por los incendios que asolaron la ciudad. El crucero por ejemplo es de 1260, y los primeros tramos de la nave de 1310 aunque no fueron acabados hasta el siglo XVI. Su estilo predominante es el gótico y en su interior domina la luz y el color de sus vidrieras, un total de 1500 metros cuadrados que relatan episodios bíblicos. De admirar también es la sillería del coro, del siglo XVII y el órgano de tubos del siglo XVIII.

Aquí se juró en 1420 el Tratado de Troyes, un acuerdo por el que el rey Enrique V de Inglaterra heredaría el trono de Francia a la muerte del rey Carlos VI de Francia.
Una triste anécdota: Denis Bolori, relojero de origen italiano que vivía en la ciudad, en el año 1536  se lanzó desde la torre de la catedral y voló con unas alas articuladas durante varios minutos. Este pionero de la aviación, por desgracia se estrelló a 1 kilómetro de distancia.

Catedral de Troyes

Catedral de Troyes

Basílica de Saint Urban
Este templo se construyó en el lugar que se encontraba la casa donde nació el Papa Urbano IV en 1185. Esta obra maestra del arte gótico, conocida como el Partenón de Champagne, no se terminó hasta el siglo XIX, y su luminoso interior tiene magníficas vidrieras originales del año 1270 restauradas en 1992 por talleres troyanos. En 1935 los restos del Papa Urbano fueron llevados a la iglesia, y fue "ascendida" a basílica en 1964.

Basílica de Saint Urban, Troyes

Iglesia de Saint Rémy
El Saint Rémy es una de las iglesias más antiguas de Troyes, se sabe de su existencia desde por lo menos el siglo X. El campanario es siglo XII pero renovado en 1360 y tiene pintado un curioso reloj de sol, entre las imágenes de San Rémy y su madre. En el interior con grandes ventanales góticos hay un Cristo de bronce muy venerado.

Iglesia de Saint Rémy

Hay muchas más iglesias repartidas por la ciudad y de gran importancia que te recomiendo ver si tienes ocasión: Saint Jean l’Évangéliste, Saint Nicolas, Saint Nizier, Saint Martin es Vignes y Notre Dame des Trevois.

¿Dónde dormimos?
En el Hotel Arlequin, situado en la 50 rue Turenne. Un hotel muy viejo y ruidoso, muy mala relación calidad precio. Por decir algo bueno, la recepcionista hablaba perfectamente español, tenía wi-fi y está situado a pocos minutos del centro.

Puedes buscar hotel en Troyesreservar desde aquí comparando precios 
y leyendo la opinión de miles de viajeros.

¿Dónde cenamos?
Tampoco acertamos con la cena y mira que había variedad donde escoger, cenamos en el Grill Saint Jean, situado en la Rue Champeaux 21. Pese a que el local no puede estar más céntrico y ser más bonito, la comida y el servicio dejaron mucho que desear.

¿Dónde está Troyes?



Si viajas al extranjero es conveniente que contrates un buen seguro de viajes
Recuerda que por ser lector de mi blog, tienes un 5% de descuento en tu seguro.
¡Pincha el banner!
Share:

17 comentarios:

  1. Pues un lugar bein desconocido, no sabía que había sido capiral de la Champagne. Hace poco estuve en Provins, que también perteneció a aquellos señores feudales, pero esta población me ha recordado más bien a Ruan, con sus casas con entramados de madera, tan características.
    Muy chula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos apasionados de Francia, conocemos un montón de pueblos con encanto (y con menos) pero nos quedan un montón de ellos, por ejemplo en esos dos que nombras, no hemos estado. ¿Te gustaron? Un abrazo Jordi

      Eliminar
  2. Hola Carmen,

    como siempre que me paso por aquí descubriendo un lugar maravilloso y con mucho encanto. Parece sacado de un cuento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tania, me alegro que te haya gustado, un beso guapa

      Eliminar
  3. Hoy descubro una ciudad desconocida de la que bien me gustaría visitar, pero por el momento disfruto de tu buen reportaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que es raro Pilar! Porque has estado en muchísimos sitios, me alegro que te haya gustado. Un beso

      Eliminar
  4. ¡¡Troyes es precioso Carmen!! Yo, voy tomando nota de todo lo bello que nos traes por si algún día puedo visitarlo. Gracias por las imágenes tan bonitas e información tan detallada.

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería imposible verlos todos Conchi, mi libreta está a rebosar de destinos pendientes jeje. Un abrazo

      Eliminar
  5. Parece una ciudad preciosa. Tomo nota, me gustaría visitarla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonita Ambar, me alegro de que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar
  6. Pero qué requetebonitos son los pueblos y villas de Francia. Aquí podría haberse rodado perfectamente la Bella y la Bestia! La zona de Champagne es una absoluta desconocida para mí así que muchas gracias por compartir :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por entrar a leerme. Me alegro de que te haya gustado Diana, un abrazo.

      Eliminar
  7. Qué bonito este pueblo! Parece sacado de un cuento, en concreto de la Bella y la Bestia. A esta zona le tengo hace tiempo ganas... y cada vez voy descubriendo más pueblitos que apunto en mi lista... me van a faltar días para visitar esa zona cuando quiera ir! jajaja

    ResponderEliminar
  8. Carmen. Por favor, confiesa. ¿Dónde tienes ese mapa de ciudades que parecen sacadas de un cuento? No dejas de sorprenderme y animarme a montarme en el coche (ahora con la pierna como está, no, claro) y salir a recorrer estas ciudades preciosas que nos muestras. Otra más a la lista.
    Besazos

    ResponderEliminar
  9. Iglesias, catedrales y basílicas. museos de arte moderno junto a casas con entramados de madera y tejas de castaño. Bares, restaurantes y terrazas. Se ve que tiene de todo y en abundancia. Ojalá pueda ir en algún momento.

    ResponderEliminar
  10. ¡Pero qué maravilla de lugar! Como mucho sitios de Francia, que demasiadas veces reducimos a París y poco más y tiene tantos lugares que no acabaríamos.

    Me ha encantado el recorrido.

    Un abrazo.

    Cristina.

    ResponderEliminar
  11. Mira que le tengo ganas a Francia,
    Un destino súper cercano, con muchas cosas que ver y además descubriendo otras nuevas. Nunca había escuchado hablar de Troyes, de su arquitectura tan peculiar y de sus casas entramadas de madera. Me lo apunto para cuando volvamos. De Francia conocemos poco, así que vamos a organizar una escapada en breve, hay regiones que deben ser una maravilla.
    Gracias por compartir la visita. Me encanta.

    Un abrazo Carmen.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.