30/3/17

Ribeauvillé, la ciudad de los tres castillos

En nuestro viaje por Alsacia y tras conocer maravillosos pueblos como Colmar, Barr, el castillo de Haut Koenigsbourg o Estrasburgo su capital, conocimos la coqueta Ribeauvillé, custodiada por tres castillos. Un lugar para pasear con calma disfrutando de sus calles, sus monumentos y sus plazas. 

Ribeauvillé, la ciudad de los tres castillos

Este bonito pueblo forma parte de la Ruta de los Vinos de Alsacia, y en la Edad Media fue sede de la familia Ribeaupierre a la cual el pueblo debe su nombre. Tres castillos pertenecientes a esta familia se encuentran en colinas cercanas, el castillo St-Ulrich, el castillo Girsberg y el castillo Haut-Ribeaupierre.

Ribeauvillé

Ribeauvillé se recorre muy fácil, ya que prácticamente todo lo que hay que ver se encuentra en la Gran Rue, que la atraviesa de lado a lado. En ella descubriremos las típicas construcciones alsacianas de entramado de madera, construidas muchas de ellas entre los siglos XV y XVIII. Son coloridas y están adornadas dependiendo de la época del año. Sus ventanas están llenas de flores en primavera, en invierno sus calles se transforman en un cuento de Navidad, y en Semana Santa la decoración con conejos y huevos de pascua es de lo más original.

     ¿Qué ver?     

Fontaine du Vigneron

Comenzaremos nuestro recorrido en el principio de la Grand Rue, donde se encuentra la Fontaine du Vigneron, un homenaje a las personas que se dedican a elaborar los vinos de Alsacia. Junto a ella se encuentra la Oficina de Turismo. Por la calle hay bodegas y tiendas de todo tipo, pero sobre todo, en las que poder comprar buenos vinos. Por supuesto también hay muchos hoteles y restaurantes con sus terrazas.

Ribeauvillé

La casa de los ménétriers

Destaca por ejemplo uno de los edificios de la calle llamado Pfifferhüs o La casa de los ménétriers (violinistas). Es de 1663 y tiene una bonita galería con figuras talladas en madera, del arcángel San Gabriel y la Virgen María, entre ellos hay una inscripción en la que podemos leer "Ave Maria Gratia Plena". Pero puedes fijarte en todas y cada una de las casas que te encuentres a tu paso porque todas son preciosas.


La casa de los ménétriers, Ribeauvillé

Ribeauvillé

Ribeauvillé
A Ribeauvillé se la conoce como “la ciudad de los violinistas”, ya que en la edad Media, fue lugar escogido por músicos y trovadores. Por eso, por sus calles, podemos ver muchas referencias a la música.
Ribeauvillé

Capilla de Santa Catherine

Pasamos también por la Capilla de Santa Catherine, que perteneció a un antiguo hospital en 1346. En ella se encontraban enterrados algunos de los Ribeaupierre. Fue restaurada en 1711 y en 1812, para ser utilizado el edificio como museo y sala de exposiciones.

Capilla de Santa Catherine, Ribeauvillé

En la calle que entra a su lado, hay una casita que nos llamó mucho la atención que forma uno de los lados de una pequeña plaza.

Ribeauville

Place Hôtel de Ville

Llegamos a la Place Hôtel de Ville donde se encuentra el Ayuntamiento, que en 1773 fue una posada. En el centro de la plaza se encuentra la Fuente de la Republica, que tiene en lo alto la imagen de un león que sujeta el escudo de la ciudad.

Ayuntamiento de Ribeauvillé

Iglesia del Convento

Al otro lado se encuentra la Iglesia del Convento, construida en 1452 como convento para agustinos, el tejado con tejas de colores nos pareció muy original.

Iglesia del Convento

Torre des Bouchers

La ciudad estuvo rodeada de murallas y todavía se conservan algunos tramos y torres defensivas. La Torre des Bouchers, a la que ahora llegamos, es del siglo XIII y fue reconstruida en el XVIII. Es la imagen más conocida de la ciudad y se llama así por estar en la zona gremial de carniceros. En su fachada podemos ver un bonito reloj y arriba del todo el escudo de la familia Ribeaupierre.

Torre des Bouchers Ribeauvillé

Ribeauvillé

Fuente Friedrich, Plaza de la Sinne

Continuamos hasta la Plaza de la Sinne, con animadas terrazas a pesar del frío. En el centro hay otra fuente, es la Friedrich. En ella podemos ver la escultura de André Friedrich de 1862, que representa la agricultura y la industria. También en la siguiente plaza, la de la República, vemos otra bonita fuente.

Ribeauvillé

Ribeauvillé

Iglesia de San Gregorio

Nos desviamos hasta la Iglesia de San Gregorio, de estilo gótico construida entre 1282 y 1473. En el interior destaca un órgano de 1700 y de los más famosos de Alsacia, clasificado como Monumento Histórico, junto con unas estatuas talladas en piedra arenisca que representan el Monte de los Olivos. Esta se encontraba en el cementerio, pero ha sido colocada en el interior para preservarla de las inclemencias del tiempo. Todavía quedan bonitas esculturas en él.

Iglesia de San Gregorio, Ribeauvillé

Iglesia de San Gregorio, Ribeauvillé

Iglesia de San Gregorio, Ribeauvillé

Iglesia de San Gregorio, Ribeauvillé

Damos la vuelta por el mismo camino para coger el coche, la perspectiva cambia y vemos cosas que se nos habían pasado desapercibidas. La verdad es que es una localidad muy bonita que recomiendo visitar.

Ribeauvillé

Ribeauvillé

Ribeauvillé

Hay negocios para todos los gustos y las decoraciones de sus fachadas son realmente bonitas y cuidadas.

Ribeauvillé

Ribeauvillé

Ribeauvillé

El viaje continúa y nos dirigimos a otro precioso pueblo alsaciano Riquewihr, donde dormiremos. Aquí puedes ver el viaje completo.

Si viajas al extranjero es conveniente que contrates un buen seguro de viajes. Recuerda que por ser lector de mi blog, tienes un 5% de descuento en tu seguro.
¡Pincha el banner!

Share:

13 comentarios:

  1. Me van a venir muy bien tus entradas porque tengo el proyecto de dar una vuelta por Alsacia este verano.
    Besos Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cualquier cosa que quieras preguntarme, estaré encantada de responderte. Si puedo claro 😁 Un beso Ambar

      Eliminar
  2. ¡¡Como he disfrutado del paseo Carmen!! Es un lugar con un encanto especial de colorido en fachadas y ventanas. Gracias por traerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer mis post Conchi! Un besazo

      Eliminar
  3. Hello Carmen,
    That's a nice place for a visit. Cozy streets with little shops and lovely places to drink a glass of wine.
    Special to see the wonderful kind of houses.
    That last shot looks very well. Biscuits, pastries, and other delicacies...hmmm...!!

    Saludos, Marco

    ResponderEliminar
  4. Thank you very much Marco. We bought biscuits there and they was delicious! 😘

    ResponderEliminar
  5. Es imposible quedarse con uno solo de estos pueblecitos. Ribeauvillé nos encantó, pero es que hay tantos... Por suerte en 2 días puedes hacer una ruta muy buena y visitar varios de ellos.
    Un beso Carmen!

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encanta! Parece de cuento, ay por favor qué ganas de ir a Alsacia... Esas casitas son de postal y el cementerio muy lindo (yo los suelo visitar allí donde voy...) Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Guauuuu. Me ha encantado. El cementerio me fascina. La plaza de la Sinne. Por no hablar de la capilla de Santa Catherine. Quiero ir y sentirme como la bella en un pueblo que parece de cuento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Jo que chulom tengo unas ganas enormes de ir. A ver si lo puedo cuadrar para estas Navidades. Que tiempo recomoendas ir? Veo que hay mucho mucho que ver
    Patry-Saltandopormimundo

    ResponderEliminar
  9. Uno de mis pueblos favoritos en Alsacia, un lugar que nunca me canso de visitar. Y con buen tiempo son aún más bonitos.

    ResponderEliminar
  10. Precioso recorrido por un lugar del que no había oído hablar. Gracias Carmen. Me quedo sobre todo con lo del pueblo de la música y sus muchas referencias. ¡Es de cuento!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.