10/11/16

Obernai, una cuidad encantadora en Alsacia

La pequeña ciudad de Obernai, es otro de los lugares imprescindibles de tu visita a Alsacia. Se encuentra situada en un bello paraje entre los Vosgos y el Monte Sainte Odile y a pesar de que a través de su historia haya sufrido un continuo proceso de destrucción por pertenecer a la Decápolis alsaciana, ha sabido sobreponerse convirtiéndose en una ciudad encantadora que pertenece a la lista de Les plus beaux détours de Francia en el 2016.



La Decápolis alsaciana fue una alianza fundada en 1354, ratificada por Carlos IV de Luxemburgo. La formaron diez ciudades del Sacro Imperio Romano Germánico para la protección de sus derechos: Estas ciudades son Obernai, Colmar, Sélestat, Haguenau, Wissembourg, Turckheim, Kaysersberg, Rosheim, Munster y Mulhouse.
Tras la Guerra de los treinta años con la paz de Westfalia en 1648, fue anexionada por  Luis XIV y en 1678 con el Tratado de Nimega de disolvió la Decápolis pasando esta región a ser definitivamente de Francia.


Su centro histórico, situado en una llanura rodeada de montes y viñedos, con sus murallas, plazas, iglesias, casas y calles con sabor alsaciano es comodísimo de recorrer a pie. Una mañana sería suficiente para recorrerlo debido a su tamaño, aunque te recomendamos que, si puedes, lo disfrutes con calma.

QUÉ VER EN OBERNAI

LA MURALLA

Solo se conserva una parte de la doble muralla que se construyó alrededor de su caso histórico para proteger la ciudad de ataques externos. Ésta medía alrededor de 1400 metros y tuvo 20 cubos y 4 puertas. Puedes dar un tranquilo paseo y subir, para contemplar los torreones y paños de muralla, algunos empotrados en edificios.




LA SINAGOGA

Se sabe que en la ciudad existe una comunidad judía desde 1215, esta sinagoga de estilo neo-románico se hizo en el año 1876 con el dinero de la comunidad que en ese momento contaba de 205 miembros.


LA PLAZA DEL MERCADO

El centro neurálgico de la ciudad, es sin duda la plaza del mercado, desde 1301 todos los jueves se hace el mercado semanal. Está repleto de bellas casas de estilo alsaciano y entre ellas destacan el edificio del Mercado del Trigo, el Ayuntamiento y el Patio Fastinger.



PATIO FASTINGER

Una de las casas de la plaza tiene un precioso patio interior privado con elementos del año 1418, a un lado hay un pozo sobre el que podemos ver unas curiosas tallas de madera. La galería de madera se añadió en 1607.


MERCADO DEL TRIGO

De estilo renacentista con elementos góticos es este edificio construido en 1554, fue utilizado como carnicería y como almacén de trigo y que destaca por su fachada blanca decorada con ventanales, un bonito balcón y las cabezas de dos reses con el escudo de la ciudad. El remate lo pone un pequeño campanario.


AYUNTAMIENTO

Frente al edificio del mercado del trigo se encuentra el edificio del ayuntamiento. El edificio original del que se conservan restos era del año 1370, en el año 1848 fue agrandado y remodelado en estilo neo-renacentista. Destaca el balcón de las fachada principal del siglo XVII y el lateral también es una maravilla. Delante, se encuentra la fuente de Santa Odile, patrona de Alsacia.



BEFFROI o KAPELLTURM

En la plaza que está justo a la izquierda del ayuntamiento, se encuentra uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el Beffroi. Tiene una altura de 60 metros y fue construida en 1285 durante el período imperial. Originalmente fue una capilla dedicada a  la Virgen María de la que queda el campanario y el ábside, es por eso por lo que también se la conoce como Kapellturm (capilla en la torre). La quinta planta de la torre acaba en una gran flecha rodeada por cuatro torretas. Desde 1980, el campanario y sus seis campanas, dos de las cuales datan del Antiguo Régimen, han sido catalogados como monumentos históricos.


POZO DE LOS SEIS CUBOS

A la derecha del ayuntamiento, se encuentra la rue Chanoine Gyss donde se encuentra el Pozo de los seis cubos, de estilo renacentista y hecho en el año 1579. Desde su base se elevan tres columnas con bonitos capiteles corintios, que sujetan un baldaquín octogonal adornado de esculturas que simbolizan el Antiguo Testamento, todo rematado por una veleta. En el hueco interior, podemos ver los seis cubos colgando de tres ruedas, que dan nombre al pozo y que sirvieron en su día para subir agua del fondo. Es una pena que se encuentre tan cerca de las casas porque no se admira bien.


IGLESIA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Continuando por la misma calle, un poco más adelante y tras pasar una plaza, se encuentra la Iglesia de San Pedro y San Pablo, construida con piedra arenisca rojiza en 1872 sobre una iglesia del siglo XV, que a su vez estaba construida sobre una románica. De esta última, se conserva su cripta datada entre los años 1160 y 1170. Destacan también el órgano del año 1182 de Joseph Merkin, autor del de la catedral de Estrasburgo, entre otros y las vidrieras de la época gótica.





CEMENTERIO Y ERMITA

Junto a la Iglesia de San Pedro y San Pablo se encuentra el cementerio, no solemos entrar ellos, pero en este hay una pequeña ermita a la que merece la pena acercarse. En la parte lateral del edificio, hay unas esculturas de 1517 que representan el Monte de los Olivos, completan el conjunto unas bellas pinturas murales restauradas en 1937.



CALLES Y CASAS

Como siempre, conviene pasear y contemplar las calles y las casas, para admirar el trazado y las construcciones alsacianas que tanto nos gustan.






La plaza de la Estrella es un buen ejemplo al que es obligado acercarse. Merece la pena también acercarse a contemplar todas las casas de entramado de madera y tejados de cerámica alsaciana de esta plaza.



LA CASA ROMANA 

Una casa nos llama la atención de camino de regreso al hotel, se trata de La Casa Romana, situada en la Rue des Pelerins, casa medieval construida en el año 1240 aunque reformada en el renacimiento, que conserva pequeñas ventanas románicas.


DÓNDE DORMIMOS

Nos alojamos en el Hotel le Governeur, un alojamiento con una de sus paredes adosada a la muralla. Una preciosa casa alsaciana con un gran patio interior.


Otros lugares de interés cercanos

No tuvimos tiempo de visitar el Monte Sainte Odile, un lugar de peregrinaje donde se encuentra un monasterio en el que hoy en día se venera la tumba de la Santa, nacida en la zona y patrona de Alsacia. Se encuentra situado en una montaña desde donde hay unas impresionantes vistas panorámicas.

También hay un recorrido por el entorno de viñedos, el sendero vinícola del Schenkenberg, con muchos carteles explicativos de los trabajos vinícolas y una bonita panorámica sobre Obernai.

Y para acabar, una bonita visión nocturna de la plaza del Mercado que se nos quedará grabada en la retina espero que por muchos años.

También puedes ver Obernai contado y fotografiado por mi amigo Jordi del blog de viajes y etnología Mil Viatges. 

¿Qué te ha parecido Obernai? ¿te ha gustado? ¡A que merece la pena ir a verlo!


Share:

27 comentarios:

  1. Hola Carmen,

    como siempre despertando mi gusanillo viajero. Me ha llamdo mucho la atención la tipología arquitectónica de la sinagoga.

    En cuanto pueda viajar creo que acabaré haciendo alguno de estos viajes que enseñas. Me gusta tu estilo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Tania, me alegro d eque te guste. Un abrazo

      Eliminar
  2. Quiero ir!, me encantan este tipo de ciudades tienen todo su encanto, belleza y misterio a la vez, el rincón de la ermita muy bueno.
    Que sigas disfrutando de tus viajes, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pasada ese rincón Mari-Pi y totalmente inesperado además. Un abrazo

      Eliminar
  3. Hello Carmen,
    What a wonderful report with amazing pictures.
    So nice to see the special kind of houses all there. And a wonderful church.
    Your last shot by night is very well done!!

    Kind regards,
    Marco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you Marco! Obernai us a very good place to see! Groetjes

      Eliminar
  4. ! Que ganas me han entrado de ir !. Debe ser una ciudad preciosa.
    Besos Carmen

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito! Con las ganas que tengo de ir a Alsacia... Las fachadas típicas de esas casas me encantan, me recuerdan a las tradicionales de Alemania, y ese cementerio (con lo que me gustan a mí los cementerios...) ¡un post muy chulo! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es que este tipo de construcción coincide con la alemana de la zona, date cuentaque Alsacia fue alemana durante unos años. Un saludo

      Eliminar
  6. Qué bonito!! Hace tiempo que tengo unas ganas enormes de Alsacia... pero es que nunca encuentro vuelos a buen precio! Claro que tampoco lo miro con mucha antelación. Me apunto lo de ir a Obernai cuando vaya porque hasta hora tenía claro que quería ir a Colmar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, olmar es imprescindible, pero no hay que dejar de lado estos pequeños pueblecitos que tienen tanto encanto o incluso más. Un abrazo

      Eliminar
  7. Obernai es sensacional Carmen!! Cuantos lugares tan hermosos nos traes ¡Ya me gustaría poder visitarlo!.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conchi, me alegro de que te haya gustado, un abrazo

      Eliminar
  8. Me ha encantado Obernai, con las ganas que tengo de visitar Alsacia, poco a poco voy descubriendo sitios nuevos que añadir, a parte de Colmar que es lo más conocido.
    Me han encantado las fotos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mar! la verdad es que el 99% de los pueblos alsacianos tienen un encanto especial. Un saludo

      Eliminar
  9. Estuvimos en Alsacia hace unos años y también visitamos Obernai. El pueblo es precioso, muy buen recorrido.

    ResponderEliminar
  10. Si te digo la verdad la región de Alsacia nunca me había llamado la atención, pero viendo las fotos y con tu descripción, ahora creo que puede ser uno de los destinos por los que pase durante el inicio de la vuelta al mundo en tren ya que me pilla de camino hacía Londres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo con Francia no soy imparcial porque me encanta todo, y ahora con Alsacia ya, me he quitado el sombrero. Ya me contarás si lo visitas en tu vuelta al mundo en tren, que envidia!

      Eliminar
  11. Preciosa Obernai, esas casas y fachadas tan peculiares, con sus coloridos, son algo que merece conocerse, y que me apunto para quiza algun dia poder ir.
    Bonito reportaje Carmen,
    UN Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, un abrazo y que bueno re-encontrarte por estos lares.

      Eliminar
  12. Hola Carmen,
    No sabes las ganas locas que tengo de ir a conocer Alsacia, últimamente muy en alza por ir a conocer sus mercados Navideños. A ver si el próximo año nos podemos acercar. La arquitectura me parece espectacular y sobre todo, lo bien conservada que está. Sinceramente, como dices, Obernai es una ciudad encantadora... como salida de un cuento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto, en Navidad es super turística esta zona (no se si demasiado incluso). Pero no hay que descartar la visita como ves, en cualquier otra época del año. Un abrazo

      Eliminar
  13. Pero que cosa más bonita de lugar!!! Me han encantado todos los rincones que describes y me han recordado a otras pequeñas ciudades alemanas que recorrimos durante nuestro viaje a la Selva Negra.

    Me apunto este lugar para visitarlo si o sí cuando viajemos por La Alsacia. Gracias por descubrir lugares desconocidos y tan interesantes.

    Un saludo!
    Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Eva, tienen el sello alemán de las poblaciones de la selva nega. Otra zona pendiente con unas ganas locas de visitar. Un abrazo

      Eliminar
  14. Es uno de mis pueblos favoritos en Alsacia y he estado muchas veces, ya que no me pilla demasiado lejos. Y no me canso de volver.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.