8/8/16

Las antiguas Salinas de Imón

Imón es un pequeño pueblo de la provincia de Guadalajara situado en el valle que forma el río Salado. En él se encuentran las Salinas de Imón, que escribieron la historia de este lugar llegando a ser durante mucho tiempo unas de las de mayor producción de España.

Las antiguas Salinas de Imón

Encontramos las salinas de Imon casi por casualidad, en una de nuestras escapadas yendo desde Siguenza a Atienza. Están a los dos lados de la carretera y la visita es libre, aunque hay zonas restringidas al paso. Puedes aparcar sin problema frente a uno de los almacenes junto al pórtico con columnas, que todavía se conserva.

Salinas de Imón, Guadalajara

Se tiene constancia de esta explotación de sal en siglo XII, y aunque se cree que es anterior, los primeros documentos escritos son del año 1137 en los que consta que fueron propiedad real durante el reinado de Alfonso VII.

Una salina es un lugar donde se deja evaporar agua salada, para dejar solo la sal, hay salinas costeras que usan el agua de mar, y de interior, como la de Imón, que utilizan manantiales subterráneos que atraviesan depósitos de sal alterando así la salinidad de estos.
Las salinas aportaron mucha riqueza a este territorio por su situación estratégica alejada de la costa. Y como funcionaron bajo al amparo de los Reyes de Castilla que destinaban las rentas a pagar al obispado de Sigüenza, gran parte de sus monumentos como la Catedral, fueron en parte financiados por estas.

Su máximo apogeo fue durante el reinado de Carlos III en 1720, quien supo desarrollar la explotación modernizándola, llegando a convertirse en una de las salinas más importantes de España. Ya que además de para la alimentación, la sal fue en otros tiempos un producto utilizado para conservar alimentos y para echar en carreteras y evitar su congelación.

Salinas de Imón, Guadalajara

Salinas de Imón, Guadalajara


Estuvieron en funcionamiento hasta hace muy pocos años y por desgracia, muchas de sus instalaciones comienzan a estar en estado de ruina. Quedan dos de los tres grandes almacenes; el de San Antonio y el de San José. También norias, albercas, caminos empedrados, pequeños almacenes y oficinas. Puede que el diseño de su estructura inicial fuese mudéjar, pero lo que podemos ver hoy en día es del siglo XVIII. Los materiales utilizados en los muros son la sillería y la mampostería en las estructuras interiores la madera y las cubiertas de teja árabe.


Salinas de Imón, Guadalajara

Salinas de Imón, Guadalajara


Salinas de Imón, Guadalajara


El color rosa que se observa en sus aguas se debe a la existencia de microorganismos que se forman debido a las altas temperaturas, alta salinidad y carencia de oxígeno.

Salinas de Imón, Guadalajara

Salinas de Imón, Guadalajara


PROCESO

Aunque el procedimiento es bastante más complejo, a grandes rasgos se puede decir que es de la siguiente manera: El agua salada se extrae de pozos de manantiales interiores, de ahí es distribuido con norias a los recocederos (grandes estanques de dos metros de profundidad), de los que después de pasado un tiempo pasa a los calentadores (de unos 50 cm de profundidad), y posteriormente a las albercas (de entre 10 y 15 cm de profundidad) en donde se va secando y se va depositando la sal. El sol va evaporando el agua y la sal se va recogiendo manualmente con rastrillos, siendo amontonada a los lados y llevada a los almacenes.

Salinas de Imón, Guadalajara

Salinas de Imón, Guadalajara

UNA CURIOSIDAD SOBRE LA SAL
Quinientos años antes de Cristo se construyó una calzada romana llamada Vía salaria que unía las salinas de Ostia (muy cerca de Roma) con Castrum Truentinum (Martinsicuro). Por ella los mercaderes transportaban el preciado producto y a los soldados que cuidaban de la seguridad de la ruta se les pagaba parte de su sueldo con sal, a esto se le llamaba Salarium Argentum, y de aquí procede la palabra salario.

¿DÓNDE SE ENCUENTRAN LAS SALINAS DE IMÓN?

Desde la A-2 que une Zaragoza con Madrid, se toma la salida de Siguenza y una vez pasado y sin abandonar la CM-110, a 16 kilómetros justo antes de llegar a Imón, encontraremos sus salinas.


En 1996 se abandonó totalmente la producción, pero existe un proyecto de recuperación para aprovecharlas industrialmente ya que en 1992 fueron declaradas Bien de Interés Cultural.

Salinas de Imón, Guadalajara

Salinas de Imón, Guadalajara

Aunque las salinas no funcionan en la actualidad, en sus alrededores la hostelería ha sabido aprovechar las propiedades salinas del agua de la zona, abriendo varios hoteles con Spa en la zona.

Share:

23 comentarios:

  1. Siempre me ha parecido muy curioso el tema de las salinas. Es algo que se esta perdiendo en muchos lugares de España, me alegro de que hayan decidido retomarlo almenos de forma cultural :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, de momento no lo han hecho, pero esa es la idea paea el futuro. Un saludo

      Eliminar
  2. Cuando se tienen al alcance no hay que perderlas, yo las que he podido visitar siempre me han gustado.
    Buenas tomas como siempre, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué chulas!!! No se por qué pero siempre le saco fotos a las salinas, me gustan los contrastes del blanco con el paisaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy atrayentes, a nosotros nos pasa igual. Aunque no vimos montoneras en esta.

      Eliminar
  4. Carmen, tu siempre nos descubres sitios tan cercanos pero tan interesantes.
    Un lugar a apuntarse, saludos viajeros, LoBo BoBo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco, me alegro que pienses eso de los lugares sobre los que escribo. Un abrazo.

      Eliminar
  5. El tema de la sal me llama mucho la atención, algo tan básico y que requiera de una determinada infraestructura. En este lugar estuve hace años, de rebote, y precisamente un día entre Siguenza y Atienza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente ese recorrido entre Atienza y Siguenza es el que nosotros las vimos, casi por casualidad y gracias al google maps, que nos conduce a veces a lugares extraordinarios. Un saludo

      Eliminar
  6. No sabía que existían estas salinas que están bastante cerca de Madrid. Hace unos años estuve en Sigüenza pero no sabía que estaban en los alrededores. Precisamente tengo pendiente ir a Atienza un día, así que aprovecharé entonces. Lo único es que es una pena que empiecen a estar un poco en ruina. A ver si no se las deja decaer!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi casi no te das cuenta de ellas si vas mirando a la carretera a no ser que hayas oido hablar de ellas o las has visto en el mapa, como nosotros. Un saludo

      Eliminar
  7. No las conocía, pero me parece un lugar muy interesante que bien merece una visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena es que no se puede uno adentrar, de momento, a verlo todo. Un abrazo.

      Eliminar
  8. No conocía la existencia de estas salinas. Normalmente siempre asociamos las salinas con el mar, pero hay muchas en el interior. Por ejemplo, en el Pirineo de Lleida en Gerri de la Sal, hay unas antiquísimas.
    Gracias por compartirlo. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tomo nota porque de esas no había oido hablar. Gracias por el dato Elisenda!

      Eliminar
  9. Bonito lugar y muy cerca de Madrid.

    Lo que uno aprende leyendo a otros viajeros y lo leí en los otros comentarios. Un placer este post,

    Un abrazo desde Cancún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que maravilla Cancún, pues a disfrutar, ya te leeré

      Eliminar
  10. Hello Carmen,
    Wonderful pictures. So special to see the old buildings with a long history.
    Very impressive.

    Kind regards,
    Marco

    ResponderEliminar
  11. Hola Carmen: había oído hablar de las Salinas de Imón pero no había visto imágenes ni conocía su historia. Gracias por compartirla y, como bien dices, es una lástima que se pierda este patrimonio industrial que es riqueza para todos.

    Un saludo.

    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que si Cristina, pero sipongo wue para sacar eso adelante, hará falta mucho dinero. Un beso

      Eliminar
    2. Pues la verdad es que si Cristina, pero sipongo wue para sacar eso adelante, hará falta mucho dinero. Un beso

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.