8/5/15

San Vicente de la Barquera y su castillo

Seguro que has oído alguna vez hablar de San Vicente de la Barquera, encantadora villa marinera de la costa Cántabra y poseedora de un precioso casco histórico. Se encuentra rodeada de paisajes de gran valor ecológico en pleno Parque Natural de Oyambre, con el mar Cantábrico al frente, las marismas de las rías de Rubín y Pombo a los lados y los Picos de Europa como telón de fondo. 




Una perfecta combinación entre el litoral y la montaña y un lugar estratégico para que ya la época romana, la tribu cántabra de los orgenomescos se asentara allí dando origen a su tradición pesquera, que perdura en la actualidad con la pesca de bajura y la industria conservera.

Esto fue lo que vimos:

Puente de la Maza

Si llegamos a la villa desde Santander por la N-634, lo haremos a través del imponente Puente de la Maza con de 28 ojos. Los reyes Católicos, mandaron sustituir el puente original de madera, por este en el siglo XVI.

Sus playas

Atrás dejamos las playas de la Maza, el Tostadero, el Rosal, el Meron y el camping. Nada más pasar el puente, se encuentra la estación de autobuses y comienza un bonito paseo por la calle Miramar, repleta de restaurantes con bonitas terrazas y un parque con vistas a la bahía. Si vienes en coche es un lugar perfecto para aparcar.




Plaza de José Antonio

Al final de la calle se encuentra la Plaza de José Antonio, un parquecito punto de encuentro, rodeado de soportales que continúan por la Avenida del Generalísimo, que están repletos de restaurantes de prestigio y tiendas con mucho encanto. También aquí se encuentra la oficina de turismo.



Puente Nuevo

Si continuas por esta avenida llegas al Puente Nuevo, por donde saldríamos de Villa dirección Asturias. Y continuando junto a la ría a mano derecha, llegarías a la Ermita de la Virgen de la Barquera del siglo XIII, en la que se venera a la Virgen que, según cuenta la leyenda, llegó a este lugar en una barca, sin tripulantes, remos ni velas.


El Castillo

Por las callejuelas que van por detrás, ascendemos para ver la parte más alta de la ciudad conocida como La puebla vieja. Lo primero que encontramos es el Castillo del Rey, construido entre los siglos VIII y XIII, y que sirvió para defenderse entre otros contra las invasiones normandas y vikingas y también como prisión. Hoy en día además de un excelente mirador, es utilizado como centro de exposiciones y como museo de la historia barquereña.





Puerta del Mar

Continuamos hacia arriba y atravesamos la Puerta del Mar, que formaba parte de la muralla, pasamos por los juzgados, la biblioteca y el cuartel de la guardia civil y llegamos al Ayuntamiento.


Ayuntamiento

Está situado desde hace pocos años, en el palacio renacentista del inquisidor Antonio del Corro y construido en el siglo XVI como hospital. En la fachada con decoración plateresca, dos escudos blasonados de la familia Corro.



Torre del Preboste y Puerta de la Barrera

Frente al palacio está la Torre del Preboste, sede del oficial real que recaudaba impuestos en la Edad Media. Probablemente se levantó en el siglo XIII junto a la muralla. El torreón defiende la Puerta de la Barrera, paso obligado para acceder a la villa.



Hospital de la Concepción

Continuamos un poquito más arriba y justo antes de llegar a la iglesia encontramos los restos del Hospital de la Concepción construido en los siglos XIV y XVI para sanar y servir de refugio a los peregrinos de la primitiva ruta del Camino de Santiago. 



Santa María de los Ángeles

Y llegamos a la Iglesia de Santa María de los Ángeles, de entre los siglos XIII y XVI, situada en el mejor punto de observación de la Villa. Edificio gótico, con tres entradas, para nuestra desgracia estaban las tres cerradas y no pudimos verla por dentro, ni la capilla que alberga la escultura funeraria de alabastro de Antonio del Corro. 
Contemplamos, junto a las inmejorables vistas, los restos del recinto fortificado que junto con el Castillo rodeaba la vieja ciudadela alta. Se conserva la mayor parte del lienzo norte y algo de la sur, con las puertas de Asturias, la Barrera y del Mar.






Gastronomía

Después de la visita, bajamos a tomar un marianito (medio martini) con unas rabas de calamar, que en Cantabria las bordan. Si comes en la zona, el pescado y el marisco no puede ser mejor, ni más fresco. También es típico el sorropotún, un guiso marinero de cazuela a base de bonito y patatas.

Fiestas

Y si tienes suerte de estar durante las fiestas, una de las mas bonitas es La Folía, fiesta de Interés Turístico Nacional en la que los marineros y pescadores acompañan en procesión a su patrona por el mar al son de típicas canciones marineras. Se celebra siempre el segundo domingo después de Semana Santa.

¿Te ha gustado el recorrido? ¿Has estado alguna vez? ¡Cuéntamelo!

Fuente principal: https://www.turismodecantabria.com/descubrela/municipios/32-destino


Share:

15 comentarios:

  1. Hello Carmen,
    Very wonderful pictures. And what a great view in shot 4 and 8. Real;ly fantastic.
    I always enjoy the old buildings which you show here. Wonderful!!

    Many greetings,
    Marco

    ResponderEliminar
  2. Pues que quieres que te diga, envidia cochina como se dice mal dicho.
    Preciosas tus tomas y como siempre buenas explicaciones.
    Como ya sabes conozco muy poco España y lo conocido olvidado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Gracias Pilar, vas a tener que volver por tu tierra!

      Eliminar
  3. Hola Carmen, me sonrojo de pensar, la cantidad de veces que habré estado en San vicente, y no conocia casi nada de su entorno historico, quiza porque cuando paso por alli , busco mas su entorno culinario al estar de pasada, poer eso me ha gustado esta entrada, donde enseñas esa parte de esta preciosa villa.
    Un Saludo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hay que remediarlo, una ruta por el parque de Oyambre y al acabar una visita al castillo!

      Eliminar
  4. El recorrido me ha encantado y si, he estado en San Vicente de la Barquera pero, creo que vi menos cosas de las que tu nos enseñas. Comí de fabula, eso si.
    Saludos Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A parte de su belleza, se come de maravilla, da gusto!

      Eliminar
  5. Me ha encantado el recorrido y se me ha hecho la boca agua pensando en esas rabas tan ricas por allí. ¡Qué gusto pasear por las ciudades del norte, con su saborcito marinero y siempre tan acogedoras para el visitante!
    Muchos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un viaje sin buena comida, no es viaje verdad?

      Eliminar
  6. Me ha gustado Carmen y esta vez he subido contigo al castillo.entonces no subimos. Estuvimos allí hace años, fue una visita muy rápida, y ahora he visto y recordado más con tus fotos. Seguro que vuelvo y hago yo estas fotos;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaré deseando verlas, con lo bien que se te da seguro que son estupendas!

      Eliminar
  7. Preciosa villa que nunca me cansaré de visitar, como pone de manifiesto tu entrada, tan completa y con tan buenas fotos como nos tienes acostumbrados.

    ResponderEliminar
  8. Me encantaba San Vicente, y lo digo en pasado porque dejamos de ir hace mucho tiempo, aburridos de las interminables caravanas, los problemas para aparcar, la subida año tras año de los precios... Sin embargo, reconozco que lo has pintado bien, dan ganas de volver, y mira que en estos últimos años hemos pasado por allí veces. A ver este verano, :)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.