27/3/15

Palencia, la bella desconocida

Por tierras palentinas y después de recorrer Frómista y ver un trocito del Canal de Castilla, nos dirigimos a la capital de la provincia.

La ciudad de Palencia se encuentra a orillas del río Carrión, está repleta de zonas verdes, monumentos, bonitas plazas y calles emblemáticas. Pasear por ella es un placer durante todo el año, ya que sus edificios con soportales protegen al caminante tanto de la lluvia como del sol, es una ciudad tranquila conocida como la Bella desconocida, pero con suficientes atractivos para que deje de serlo.


¿Qué podemos ver en Palencia?


El Cristo y la ermita del Otero

Desde 1931, preside desde lo alto y observa al visitante de esta bella y desconocida ciudad, el Cristo del Otero: situado en lo alto de un cerro con 20 metros de altura, dicen que es el segundo más alto del mundo. Desde allí arriba, hay unas vistas increíbles de la ciudad y de la provincia. A sus pies es encuentra la ermita de Santa María del Otero. No dejes de subir si tienes tiempo, merece la pena.


Los puentes sobre el río Carrión y la dársena del canal de Castilla

Nuestra visita comienza a orillas del Río Carrión, hay varios puentes que salvan sus aguas y permiten la entrada a la ciudad. Aparcamos junto el puente Puentecillas (1) de origen romano y el más emblemático de la ciudad y comenzamos nuestro apacible paseo.
El segundo puente que nos encontramos es el Puente Mayor (2) construido en el siglo XVI y reformado en el XIX para adaptarse a las necesidades del tráfico de la ciudad. Si cruzamos al otro lado, veremos la dársena  (3) que comunica con el Canal de Castilla.


Iglesia de San Miguel

Ahora nos adentramos en la ciudad (frente a la pasarela siguiente) y nos topamos con la imponente Iglesia de San Miguel (4), del siglo XIII. Con una torre defensiva calada, de transición al gótico, de carácter religioso y militar. Ha sido restaurada eliminando los refuerzos que se colocaron para corregir los daños causados por el terremoto de Lisboa en 1755. En el interior hay un Cristo del siglo XV que preside el altar.


Iglesia de San Lázaro 

La siguiente parada en el camino es la Iglesia de San Lázaro (5), que según cuenta la tradición, fue fundada en el siglo XI por el Cid Campeador como hospital de peregrinos y leprosos.
En ella se observa la transición del gótico. La fachada oeste y la torre con la Sala del Perdón situada en su base, son progóticas del siglo XIII y principios del XIV. Su nave única de tres tramiglo XVI, destacan de esta época los pináculos y los blasones de las familias Castilla y Enríquez.
En el interior podemos ver el retablo renacentista del siglo XVI que procede de la iglesia de Tordehumos (Valladolid).


Monasterio de Santa Clara

Llegamos al Monasterio de Santa Clara o de las Claras (6), es de estilo gótico y fue construido entre los siglos XIV y XV. En él siguen las monjas Clarisas y su fama se debe principalmente al Cristo Yacente de gran devoción popular.

Cuenta la leyenda que, alrededor del año 1400, las naves de Don Alonso Enríquez, almirante de Castilla, se encuentran en el Atlántico flotando sobre el mar, una urna de cristal iluminada con un Cristo con rostro agónico. La imagen es llevada a Palenzuela escoltada por caballeros y soldados, pero al llegar a Reinoso, frente al Castillo en donde estaban las Clarisas, el animal que llevaba el Cristo, se detuvo, y no hubo manera de hacerle continuar. En vista del hecho, la comitiva dedujo que la voluntad divina era que el Cristo recibiera culto en el Monasterio de Santa Clara ya que al dejar libre al animal se dirigió con su carga a dicho Monasterio.

Dicen también que en el año 1666 tras oírse un estruendo en la sala donde estaba expuesto, comprobaron las monjas que su rostro se había ladeado estaba y sus brazos habían cambiado de posición. Incluso cuentan que su pelo y sus uñas crecen y han de ser cortados. Se cuentan infinidad de hechos milagrosos sobre personas que se curaron, epidemias, sequías catástrofes y plagas en Castilla.

Palacio de la diputación

Más adelante está el Palacio de la diputación (7). Es un importante edificio modernista con elementos neoclásicos y neorrenacentistas inaugurado en 1914. Es sede de los órganos de gobierno y servicios administrativos de la Diputación de Palencia.
Está construido en piedra de Hontoria y ladrillo. En la planta baja de la fachada principal, tres grandes puertas sobre con arcos de medio punto. Un balcón central con tres ventanales decorados con columnas corintias, arcos de medio punto, guirnaldas y estatuas. Y arriba rematando el precioso conjunto, la alegoría a Palencia sosteniendo el escudo de la provincia con dos palentinos a sus lados. Las fachadas laterales son de ladrillo rojo decorado y finalizan en una torre a cada lado de unos 15 metros rematadas por esbeltos pináculos.

Mercado

Por detrás del palacio se encuentra el Mercado (8), original obra de hierro y cristal construido en el año 1889.



Plaza Mayor

Llegamos a la Plaza Mayor (9) compuesta por cuatro lados, tres de ellos con soportales que están ocupados por viviendas y comercios y la otra que la ocupa la Casa Consistorial inaugurada en 1878. En el centro está el monumento a Alonso Berruguete, rodeado de árboles y bancos.



Convento e Iglesia de San Francisco

Junto a esta plaza se abre otra en la que se encuentra el Convento e Iglesia de San Francisco (10), fundado por los franciscanos en el siglo XIII. Fue sede de Cortes Generales en el siglo XIV y lugar de residencia de reyes. La iglesia tiene una única nave con capillas laterales y en el interior destacan sus artesonados mudéjares, una buena colección de retablos e imágenes y la Capilla Funeraria de los García Sarmiento.


Calle Mayor 

Bajamos ahora a la calle principal y centro neurálgico: la Calle Mayor (11). Mide aproximadamente 1 Km de longitud entre la Plaza de León y el Parque Salón Isabel II, y además es peatonal, uno de los lados está formado por edificios con bajos porticados y hay gran variedad de estilos arquitectónicos.

Destaca el edificio del Consejo de cuentas de 1912 y que a lo largo del tiempo ha sido ocupado para diversos usos: Café Royal, Círculo Mercantil, el Hotel Castilla, etc. de estilo clasicista con columnas con capiteles corintios y guirnaldas.
El Colegio de Villandrando, construido en 1911 bajo la tutela de la vizcondesa de Villandrando, para la formación de institutrices de niñas huérfanas. La Casa del Junco,  el Casino, el Convento de las Agustinas o el edifico de Correos entre otros muchos.

También a lo largo de la Calle Mayor encontramos los Cantones,  son pequeñas columnas en forma de prisma repartidas en parejas. El centro geográfico de la ciudad lo marcan cuatro de estos y se denomina "Los Cuatro Cantones", están en la intersección de esta calle con las calles Don Sancho y La Cestilla. El origen de su nombre le viene del hecho de dividir el centro de la ciudad en cuatro áreas o cantones.






Convento de San Pablo 

Al final de la calle está el El Convento de San Pablo (12), fundado por Santo Domingo de Guzmán en el siglo XIII: La iglesia que vemos hoy en día está erigida entre los siglos XIV y XVI, en estilo gótico tardío.


Catedral de San Antolín, la bella desconocida

Y por fin llegamos a "La Bella Desconocida": la Catedral de San Antolín (13). Su exterior es sobrio y austero, pero su interior es magnífico, posee más de veinte capillas de gran interés artístico.





Estudios recientes y excavaciones demuestran que fue torre de carácter militar en el pasado y tras cumplir esa función se le añadieron pináculos y espadaña. La planta de la catedral es de cruz latina y tiene la peculiaridad de contar con un crucero doble y cinco puertas.
Una de las visitas obligadas en la catedral es la Cripta de San Antolín en donde se conserva parte de un templo visigótico del siglo VII construido con restos romanos y sobre los que se construyó la catedral románica en 1218 que fue demoliéndose según se iba construyendo la gótica que vemos hoy en día. También hay un museo se exponen obras maestras de pintura, escultura y tapices. Y un bonito claustro del siglo XVI.
El retablo de la capilla Mayor se acabó en 1529 y es de estilo renacentista, se encuentra protegido por unas rejas de hierro forjado del siglo XVI y frente a este se encuentra el coro tras otra preciosa reja del siglo XVI con sillería del siglo XV y órgano barroco.




Palacio episcopal 

Y la última visita antes de acabar nuestro recorrido es el Museo de Arte Sacro que está situado en el Palacio episcopal (14), el origen del edificio se remonta al siglo XVI, el que vemos ahora es una reedificación de 1800. Es neoclásico con influencias herrerianas. Alberga obras de artistas como Pedro Berruguete, Felipe Bigarny, Juan de Juni o Juan de Flandes, entre otros.

Que te ha parecido Palencia, ¿a que es preciosa? Creo que está poco visitada, aunque pensándolo bien, quizás sea ese su encanto. ¿Has estado? Cuéntame.


Fuentes http://es.wikipedia.org/wiki/Palencia
http://www.aytopalencia.es/turismo/ven-a-palencia/historia



Share:

15 comentarios:

  1. Bien amiga siempre me traes un buen reportaje, el Cristo del Otero: situado en lo alto de un cerro es de una gran belleza me imagino que desde cualquier punto se debe de ver.
    Toda la ciudad de Palencia encierra una gran belleza de templos, calles y monumentos, pero no obstante queda la tristeza de día gris, como el que tengo hoy, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracuas por tus palabras siempre amables Pilar. Un beso

      Eliminar
  2. Una vez mas nos demuestras que no hace falta irse muy lejos para visitar lugares interesantes. Nos encanta viajar contigo a trabes de tu blog. Gracias amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia a ti por esas palabras que me animan a seguir por aqui mucho tiempo. Un beso

      Eliminar
  3. No conozco Palencia, se ve una ciudad interesante y muy tranquila, de las que a mí me gustan.
    Tengo una asignatura pendiente con muchas de las ciudades castellanas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que toda España merece la pena y Palencia a pesar de ser tan poco visitada, está muy bien. Un abrazo

      Eliminar
  4. Hello Carmen,
    Wonderful shots!!
    Nice to see the wonderful streets of that city.

    Kind regards,
    Marco

    ResponderEliminar
  5. Sí que es bonita las fotos lo demuestran y a la vez desconocida..
    Y encima la tenemos bien cerca ;))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. No he estado nunca y es verdad que está poco visitada. Pasa con algunos lugares de España, están infravalorados y son preciosos. Me apunto Palencia para futuros viajes. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wuuzas parte de su encanto radica en lo poco visitada que está. Un saludo

      Eliminar
  7. Estupendo reportaje de una ciudad modesta pero de la que guardo muy buen recuerdo. Creo que no la conocemos lo suficiente y que no valoramos sus tesoros en la justa medida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Un saludo!

      Eliminar
  8. Menudo recorrido! Si todo va como espero, creo que en octubre dispondré de 24 horas para conocer Zamora, puesto que estaré por la zona. Me guardo el post en favoritos. No sabía que la catedral estaba dedicada a San Antolín. Jamás había oído el nombre de este santo.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.