27/12/14

Leyre y Javier: hospedajes de peregrinos del Camino de Santiago


   MONASTERIO DE LEYRE   


Seguimos por tierras navarras y tras abandonar Pamplona, nos dirigimos al Monasterio de San Salvador de Leyre, principal monumento románico de Navarra y uno de los conjuntos monásticos más importantes de España por su arquitectura e importancia histórica. 


Para llegar, hay que coger la A-21 dirección Jaca, tomar la salida 47 con dirección a Yesa y en la primera rotonda tomar la que indica al monasterio de Leyre por la NA-2113. El monasterio se encuentra a unos 4 kilómetros, en plena Sierra de Leyre y con la magnífica vista del embalse de Yesa.


Los orígenes del monasterio se remontan a la baja Edad Media. En el siglo XIV sufrió una ampliación gótica de las naves por los monjes cistercienses. En 1836 tuvo que ser abandonado por la desamortización de Mendizabal y en 1956 los Monjes benedictinos de Santo Domingo de Silos lo ocuparon, siguiendo estos en la actualidad.

Tras sus austeros muros se encierran muchas leyendas, una de las mas conocidas es la de San Virila: 
El Abad Virila salió una tarde de primavera a pasear y se quedó dormido sentado bajo unos árboles escuchando el canto de un ruiseñor. Después de lo que le parecieron horas, regresó al monasterio en donde no reconocíó a nadie y por nadie fue reconocido. Extrañado se dirigió al prior, quien intentando descifrar el enigma y revisando antiguos documentos, descubrió que "hacía trescientos años, un monje santo, llamado San Virila, había gobernado en el monasterio y había sido devorado por unas fieras en uno de sus paseos primaverales. En seguida los dos comprendieron que era la misma persona.

Lo que está claro es que Virila fue abad de Leyre, ya que hay un documento del año 928 en el que comparece y sus reliquias se encuentran en el monasterio. Muy cerca se encuentra la fuente de San Virila, lugar donde dicen, se durmió. Puedes ir caminando hasta allí, es un bonito paseo.

Desde la plaza delantera vemos a la izquierda el Monasterio del siglo XVII donde hoy día vive la Comunidad Benedictina, en el centro los ábsides románicos de la cabecera de la iglesia y la torre cuadrangular con ventanas de triple arco, y a la derecha la taquilla por la que se accede a la cripta y la hospedería.


Entramos a comprar la entrada y con ella nos dan la llave y un tríptico donde explica un poco lo que vas a ver, nuestra visita no es guiada, solo si hay grupos grandes las hacen. Rodeamos la hospedería que constituía el Monasterio medieval del que ya no queda nada, y vemos lo que era el claustro, la fachada lateral de la derecha que pertenece a la Iglesia, conserva una puerta románica del siglo XI, por la que entraban los monjes a esta.




Nos sorprende ver que a la vuelta de este muro tan austero de la iglesia, se encuentra una puerta increible; la puerta Speciosa (preciosa en latín) que data del siglo XII. En el centro del tímpano está el Salvador bendiciendo con La Virgen María y San Pedro a su derecha y San Juan a su izquierda. Todos tienen sus pies apoyados sobre dragones. Rodeando el conjunto cuatro arquivoltas abarrotadas de escenas con motivos vegetales, animales e incluso monstruos. Esta compleja iconografía nos habla de los castigos. Rodean las arquivoltas ajedrezado jaqués, tan característico del Camino de Santiago. También el friso está repleto de esculturas de Santos, Cristo está en el centro.




Entramos a la iglesia, sorprende la altísima cabecera y la nave central románica, que es muy ancha y cubierta con arcos de medio punto, las naves laterales son muy estrechas y la derecha es más ancha que la izquierda. La imagen de Santa María de Leyre que está situada en el altar mayor, es una imitación románica de 1970. También podemos ver un arcón con los restos de los Reyes de Navarra tras una reja de estilo gótico tardío, y el Cristo de Leyre, una enorme talla del siglo XVI. En una pequeña capilla está el retablo renacentista dedicado a las Santas Nunilo y Alodia y una portada del siglo XII, decorada con un Crismón.




Regresamos a la taquilla a devolver la llave y nos conducen a la cripta. Esta realmente es una estructura de cimentación, construida para salvar el desnivel del terreno. Tiene elementos arquitectónicos característicos del románico, como son los arcos de medio punto y las bóvedas de cañón. Llaman la atención los enormes capiteles de las columnas comparados con los pequeños fustes. Esta cripta, juntamente con la cabecera de la iglesia, fue consagrada en 1057.




Si te gusta el canto gregoriano, puedes escuchar a los monjes,entra en la página del monasterio para ver los horarios de sus misas. Puedes comprar un CD y otros souvenirs en la taquilla incluyendo un licor que hacen los monjes con 35 plantas recogidas en los alrededores de la abadía.


Regresamos por la misma carretera y en la rotonda tomamos el desvío a Yesa por la N-2420 y una vez pasado cogemos la carretera NA-5410 con dirección a Javier.



   CASTILLO DE JAVIER   


Un enorme aparcamiento nos da la bienvenida al Santuario de Javier, constituido por la basílica, el Castillo con el museo, y el Centro de espiritualidad.

Aquí nació en 1506 San Francisco Javier, y aquí vivió durante 19 años ya que era propiedad de sus padres. El castillo fué una torre de vigilancia entre los siglos X y XI, poco a poco a través de los siglos, se le fueron añadiendo estancias, las delanteras eran señoriales y las traseras eran bodegas y graneros. Aunque en 1516, el Cardenal Cisneros ordenó arrasar los muros exteriores, torres y almenas, en 1892 y 1952 se realizaron obras de restauración que incluyeron la construcción de la basílica.



El castillo está construido en piedra labrada y se accede a este por un puente levadizo, tiene una Torre del Homenaje, que sobresale del conjunto y otras dos torres menores en las esquinas.
En 1986 se convirtió en museo en el que se puede ver una colección de pintura española del siglo XV al XX con pintores como Murillo, Coello, Carreño, Maella, V. Bécquer, Lucas, R. Madrazo y Salaverria, y otra de kakemonos japoneses (pinturas y caligrafías) del siglo XIX. Todo lo representado tiene que ver con la vida del Santo.






La basílica se acabó de construir en 1901. Una gran escalinata nos conduce a ella, su fachada neorrománica está custodiada por dos ángeles, y en los capiteles vemos escenas de la vida del santo, algunas bastante dramáticas. En el tímpano está su imagen rodeada de los lugares en donde impartió sus enseñanzas. El interior es una nave neogótica con tribunas lombardas.



Este es un lugar de devoción en Navarra. A principios de marzo, todos los años, el Castillo de Javier es sede de una peregrinación, la Javierada, se realiza desde 1940 los dos fines de semana siguientes al 4 de Marzo, en honor del Patrono de Navarra. Esta consiste en la peregrinación a pie hasta el castillo, desde distintos puntos de Navarra. La media de visitantes es de 30.000 personas cada fin de semana.

San Francisco Javier es como ya he dicho patrón de Navarra. Además lo es de países como Canadá y Australia, de los deportistas navarros y de los pelotaris, patrón de la Juventud Navarra, de las Misiones y del turismo en España.





Fuentes: http://www.turismo.navarra.es/http://www.monasteriodeleyre.com/

Nuestro siguiente destino será Sangüesa y Ujué.

¿Has estado? Cuéntame tu visita. 


Share:

10 comentarios:

  1. Los dos recorridos me han encantado, me gusta todo el conjunto de Leyre y no digamos el Castillo de Javier, cuantas maravillas encierran España.
    Un abrazo y Feliz 2015!

    ResponderEliminar
  2. Vaya sitios chulos! En especial el castillo de Javier! No me pilla excesivamente lejos de Zaragoza, así que quizás me lo apunte para un fin de semana en este 2015!! Un saludo y feliz año!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedan dos o tres entradas interesantes por esa zona, que si algun día vais seguro te van a encantar. Un beso y feliz 2015!!

      Eliminar
  3. Carmen, que sigas el año que viene enseñandonos tantas y tantas de tus tutas, tan bien ....documentadas, explicadas y descifradas, para que podamos ir conociendo y aprendiendo, todos tus viajes, que tienes a bien compartir con nosotros.
    Feliz Año , recibe un abrazo y que sigas tan Guay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy Luis que me he puesto colorada jeje. A ver si un día haceis una "jornada de puertas abiertas" con una rutuca sencillina y nos apuntamos con vosotros. Eso si, con comilona para acabarla ;)
      Un beso muy grande y feliz 2015

      Eliminar
  4. Me gusta el castillo,todos. Cuando se ven bien conservados es un placer pasear por ellos y dejar la imaginación que trabaje:))
    Gracias Carmen. Te deseo un buen 2015....TODOS los días y que sigas compartiendo tan estupendamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Un reportaje estupendo que me trae muchos recuerdos. En Leyre estuve muchas veces, cuando aún estaba fuera de los circuitos turísticos y era un remanso de paz. Volví luego y ya había demasiados autobuses. En el castillo, en cambio, sólo estuve una vez. Navarra guarda muchos tesoros en su provincia.

    ResponderEliminar
  6. Hello Carmen,
    Wonderful pictures.
    Great to look inside these churches. Shot 11 and 12 are amazing with the colors of the stones.
    It looks like the inside of a temple of Indiana Jones, so great!!

    Kind regards,
    Marco

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.