15/11/14

Descubriendo Huesca

De camino a unas tranquilas vacaciones en las playas de Lloret de Mar, descubrimos Huesca, de la que sabíamos muy poco. Nos sorprendió una ciudad animada, con un pequeño casco histórico lleno de monumentos reflejo de su pasado milenario en el que como no, disfrutamos de su excelente gastronomía.



Para que no te pierdas, puedes seguirme con el plano que te he hecho y que te dejo al final.

La muralla y la torre de Septentrión

Iniciamos nuestro recorrido a las afueras, en la Ronda de Montearagón, allí encontramos los restos de la muralla que rodeaba la ciudad, construida hacia el siglo IX y junto a ella, la única superviviente de las casi 100 torres que la rodeaban: (1) la torre del Septentrión.

Iglesia-Convento de San Miguel,

Un poquito mas adelante nos encontramos con la (2) Iglesia-Convento de San Miguel, edificado extramuros en el año 1110. Tiene mezcla de estilos, ya que mientras su torre es románica, la portada es gótica. Se la conoce por el monasterio de "las Miguelas" ya que desde el siglo XVII ocupan el convento monjas de la orden de las Carmelitas Calzadas.

Museo provincial

Desde allí caminamos por la calle del General Alsina y llegamos a la plaza de la Universidad. Aquí se encuentra junto a otros edificios pertenecientes a la Universidad de Huesca, el (3) Museo Provincial. Este, se encuentra ubicado en dos edificios: el Palacio de los reyes de Aragón: edificio románico civil de finales del siglo XII, y la antigua Universidad sertoriana, edificio civil barroco de 1690 con un maravilloso patio octogonal y una torre de dos pisos. En la superior está la "Sala de Doña Petronila" y en el inferior, la "sala de la campana" de Huesca, en donde se supone que el rey Ramiro II, mandó ajusticiar a los doce nobles de su reino más rebeldes, entre ellos el Obispo de Huesca, dando a conocer este suceso como "La campana de Huesca", cuyo tañido se escucharía en todo el reino.
Hay un cuadro de José Casado del Alisal (1880) con esta escena de leyenda en la Sala de la Justicia del ayuntamiento (estuvo muchos años en el museo del Prado). En el museo podemos ver arqueología con piezas que van desde el Paleolítico hasta la Edad Media, y pintura con obras desde el siglo XII al XX.




Colegio Imperial de Santiago

Por la calle Quinto Sertorio llegamos a la plaza de la catedral, lo primero que nos encontramos es el (4) Colegio Imperial de Santiago, fundado en 1534, que pertenecía a la antigua universidad, su fachada es de estilo manierista.

Ayuntamiento

Junto a él, está (5) el Ayuntamiento, palacio renacentista aragonés del siglo XVI con torres en sus extremos y una bonita galería con un voladizo de madera.


Catedral de Santa María

Y al otro lado de la plaza, la (6) Catedral de Santa María, llama la atención su fachada, destacando su portada con arquivoltas que alterna motivos vegetales e imágenes religiosas. En el tímpano, la Virgen con el niño, flanqueados por dos ángeles. En las jambas laterales, los apóstoles y San Vicente patrono de la ciudad. Sobre esta, un alero de madera de 1536 y mas arriba dos ventanales, rosetón y crestería gótica calada. La torre de la izquierda es del siglo XIV. En el interior de la catedral, podemos ver su retablo mayor renacentista, esculpido en alabastro en 1533 y que representa la Pasión de Cristo.



Museo Diocesano

Adosado a la catedral por el lado izquierdo está el (7) Museo Diocesano. Las obras están repartidas entre una antigua iglesia que había en este lugar llamada La Parroquieta, y la Sala capitular y el Claustro gótico de la Catedral. En la plaza, podemos ver la fuente de La Morena, instalada en 1886.


Monasterio de San Pedro el Viejo

Ahora vamos por la Calle de Las Cortes y a continuación la Calle San Salvador para llegar al Monasterio de (8) San Pedro el Viejo. Constituye uno de los conjuntos más importantes del románico aragonés. Fue templo romano, visigodo, mozárabe y románico. Tras la donación del templo a los benedictinos allá por el año 1096 tras la reconquista de Huesca, paso por muchas reformas y modificaciones entre los siglos XII y XIII. En el claustro está la Capilla de San Bartolomé, panteón real, en donde estan sepultados los reyes aragoneses: Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje.


Plaza de Luis López Allue

Pasando por la travesía Cortés, se llega a la (9) plaza de Luis López Allue también conocida como la plaza del mercado, rodeada de bonitos edificios con soportales construidos a mediados del siglo XIX y recientemente restaurados. En sus bajos hay restaurantes, bares, comercios y también la oficina de turismo.


Correos y Telégrafos

Ahora bajamos por la calle Moya hasta llegar a la calle el Coso Alto, a la izquierda, haciendo esquina, está el original edificio de (10) Correos y Telégrafos realizado en 1930. Destaca el chaflán y la galería de la tercera planta con arcos de medio punto.

Banco de España

En la esquina de la derecha, está el antiguo (11) Banco de España, construcción ecléptica de ladrillo de 1904 en el que hoy en día están los juzgados.


Iglesia de San Vicente el Real

Y pegada a este edificio, la (12) Iglesia de San Vicente el Real o la Compañía de Jesús, dedicada al patrón de la ciudad: San Vicente al que podemos ver en la fachada. La que hoy en día vemos es del siglo XVIII.

Teatro Olimpia

Por esta calle, un poco más adelante encontramos el (13) Teatro Olimpia, inaugurado en 1925 cuya fachada recuerda un templo griego. En esta parte del Coso Alto  podemos observar antiguas casas-palacio renacentistas, de familias de la ciudad.




Llegamos hasta el centro neurálgico de la ciudad, conocido con el nombre de Las Cuatro Esquinas, en donde se une el Coso alto, el Coso bajo, los Porches de Galicia y Duquesa de Villahermosa. Esta zona, está repleta de tiendas, bares y restaurantes. 

Diputación provincial

La calle Porches de Galicia, que es por la que a continuación vamos, tiene soportales a los dos lados con bares, tiendas y un hotel, en uno de los edificios, está la (14) Diputación provincial, construida en 1980 sobre los restos de un antiguo convento franciscano, del que quedan restos en el sótano.


Casino

Y al final, la plaza Navarra, en la que podemos admirar el bonito (15) Casino, muestra emblemática del modernismo oscense, construido a principios del siglo XX. También la Fuente de las Musas, de dos alturas, construida en el año 1885 y el Círculo Oscense, su primer piso se utiliza actualmente como casino y el segundo alberga  la sede del Festival Internacional de Cine Ciudad de Huesca.



Basílica de San Lorenzo

Por la calle Berenguer, nos dirigimos a la (16) Basílica de San Lorenzo, situada en la plaza del mismo nombre. Construida en 1703 y edificada sobre un antiguo templo románico, que fue ampliado en el siglo XIV en estilo gótico. Está dedicada a San Lorenzo que, junto con San Vicente es patrón de la ciudad.

Para poner broche final a nuestra breve visita a Huesca, fuimos a las terrazas de la calle Padre Huesca y a la plaza de Alfonso el batallador en donde dimos buena cuenta de la gastronomía oscence, tomando unas tapas en algunos de sus bares.




¿Sabes de donde procede el nombre de Huesca?


El primer nombre del que se tiene constancia es Bolskan, aparece acuñado en monedas celtíberas, la latinización cambia a Osca y su gentilicio a oscense, que se conserva en la actualidad. Tras la llegada de los árabes, Osca cambia a Wasqa, pero la conquista cristiana recupera el nombre romano de Osca, que se fue transformando a Uesca por la influencia del aragonés. 
El castellano llegaría en el siglo XV y el nombre quedó en el que conocemos ahora: Huesca.

¿Con cual te quedas?

FUENTEHuesca turismo


Share:

15 comentarios:

  1. ¡Qué bonita se ve Huesca! Con lo cerquita que la tengo no descarto una escapadita pronto =P
    Un besín, Carmen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vas a tener que planear una escapada jeje. Un beso

      Eliminar
  2. La figura de la plaza en donde se encuentra el Museo Diocesano me gusta por su delicadeza.
    En general todo se ve tranquilo y limpio, un buen lugar y buenas fotos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta Huesca. La palabra que eprendimos en la escuela:))
    No la conozco pero la próxima vez que subamos parriba iré a verla. Merece la pena. Tiene amplias plazas y calles.
    Buenas fotos de la fachada de la catedral.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me quedan tres o cuatro capitales de provincia en España y Huesca es una de ellas.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me quedan pocas, ahora que lo dices, voy a ver cuantas me quedan y hacer el propósito de conocerlas cuanto antes. Un saludo

      Eliminar
  5. He visitado el pirineo oscense muchas veces pero saltándome siempre esta ciudad. A ver si la próxima vez saco algo de tiempo y la veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo yo el pirineo no lo conozco. Lo del tiempo... quien tuviera mas, verdad?

      Eliminar
    2. Mira los valles de por allí. Hace mucho que no voy, pero guardo muy buen recuerdo y como os gusta caminar seguro que le sacáis partido.

      Eliminar
  6. Curiosa la historia hasta llegar al actual nombre de Huesca. La verdad es que estuve hace ya muchos años en Huesca... tantos que al ver tus fotos me parecía una ciudad totalmente desconocida! De aquella visita fugaz que fue por trabajo solo recuerdo su precioso casino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es muy bonito, lástima que la foto que le hicimos, no saliese del todo bien. Un saludo

      Eliminar
  7. El Santo Cáliz que se guarda en la Catedral de Valencia, el cáliz con más posibilidades de ser el que utilizó Jesucristo en la última cena, llegó a Huesca en el año 258 gracias a la intercesión de San Lorenzo, según sostiene la tradición y corroboran los mejores investigadores en la materia. Son casi 1.800 años de la llegada del vaso de ágata cornalina a España.

    Con el fin de difundir la figura de San Lorenzo, así como su relación con el Santo Cáliz de la Última Cena, se inició en 2012 la Peregrinación a la Cuna de San Lorenzo que ya ha cumplido su tercera edición. En 2014 se ha impulsado este evento de manera notable, ofreciendo al visitante buenos argumentos para acompañarnos esos días. El potencial histórico y patrimonial de Huesca es una apuesta segura.

    De esta forma, se ha pasado de una sola jornada de celebración a toda una semana completa, ofertando actividades que pueden ser disfrutadas de manera individual, lo que hará que cualquier persona, sea de la misma Huesca o de lugares lejanos, tenga la edad que tenga, llegue movida por un sentimiento religioso o por un interés cultural, pueda elegir las opciones deseadas y participar en el evento.

    IV Encuentro de Lugares de San Lorenzo y del Santo Grial. Información http://asochuescacunadesanl.wix.com/huescacunasanlorenzo#!peregrinacin/c1ovd

    ResponderEliminar
  8. Pues no había caído yo en que Hueca fuera una población que mereciera ser visitada y ya veo que sí. Tengo pendiente un recorrido por la provincia de manera que interaré incluirla también.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.