9/7/14

Un poquito de Budapest

Budapest es de esas ciudades en las que la decadencia forma parte de su encanto, un destino sorprendente formado por dos ciudades separadas por el romántico Danubio; Buda, la histórica con su castillo dominando en lo alto y Pest, la parte más joven y dinámica.


Pest 

La primera visita fue a la zona de Pest, cogimos el metro junto al hotel y bajamos en la calle Kossuth Lajos utca (utca es calle) en donde admiramos preciosos edificios, hay muchas oficinas de cambio y es en ellas donde nuestro guía nos recomendó cambiar nuestros Euros por fiorines húngaros.

Kossuth Lajos utca, Budapest

De allí vamos a Vaci Utca, corazón comercial de la ciudad, en donde vemos conocidas cadenas de moda, tiendas de souvenirs, restaurantes y bares. Llegamos hasta la concurrida plaza de Vörösmarty y comemos en la terraza, menos mal que estaba tapada, porque se repente comenzó a llover muchísimo. En el centro de la plaza está la estatua del poeta Mihály Vörösmarty.

Vörösmarty tér, Budapest

Basílica de San Esteban

Admirando los bonitos edificios a nuestro paso, llegamos a la Basílica de San Esteban (Szent István). La basílica es el edificio religioso más grande de Hungría, en su interior se encuentra una de las reliquias sagradas más importantes del país: la mano derecha del primer rey de Hungría, Esteban I (975–1038). Subimos a la cúpula central desde donde las vistas de la ciudad son impresionantes. Tiene ascensor pero también tienes que subir escaleras.

Basílica de San Esteban, Budapest
Vistas de Budapest desde la basílica de San Esteban
Vistas de Budapest desde la basílica de San Esteban
Vistas de Budapest desde la basílica de San Esteban
Szent István tér desde la cúpula de la basílica
San Esteban, Budapest

La Ópera

Despues de disfrutar de la vista y la visita nos dirigimos hasta la Ópera en la Avenida Andrassy, su construcción en estilo renacentista se construyó entre 1875 y 1884, la financió  Francisco José I, emperador de Austria y rey de Bohemia, con la condición de que ésta no fuera más grande que la Ópera de Viena. El exterior del edificio está decorado con esculturas de famosos músicos y compositores. Hay visita guiada que merece la pena.

Frente a la ópera hay un bello edificio, el Palacio Drechsler, que fue sede de la escuela de ballet, y hoy es un lujoso hotel 5 estrellas.

Opera de Budapest
Palacio Drechsler, Budapest

Fuimos a buscar una pastelería que habíamos visto recomendada en internet: la Pastelería Frohlick en la calle Dob utca 22 y la verdad es que mereció la pena, el sitio es un poco cutre pero los pasteles son exquisitos, pide un Frohlick o un Dobos.

Sinagoga Dohány

De allí fuimos a ver la sinagoga Dohány, estaba cerrada y nos quedamos con las ganas de verla por dentro. Es la segunda más grande del mundo, la primera es la de Jerusalén. Fue construida entre 1854 y 1859 en estilo predominantemente morisco con toques bizantinos, románticos y góticos. En sus alrededores durante la 2ª Guerra Mundial hubo un ghetto judío que se convirtió en un campo de concentración. Los judios supervivientes están enterrados aquí.

En la plaza hay un monumento a los judios asesinados en el holocausto en forma de sauce con las hojas inscritas con sus nombres, se llama El árbol de la vida.

Detalle verja de la Sinagoga, Budapest
El árbol de la vida de la sinagoga de Budapest
Sinagoga de Budapest

Palacio Gresham

La siguiente visita es a la plaza Roosevelt tér, allí vemos el palacio Gresham, ejemplo de arquitectura de estilo Secesión y en el ahora se encuentra el hotel Four Seasons. A su izquierda la Academia de ciencias, Magyar Tudományos Akadémia, obra neorrenacentista de 1862.
Frente a estos tienes las mejores vistas de la ciudad, el Danubio, el Puente de las cadenas, el monte Gellért, el palacio Real o de Buda y el Bastión de los Pescadores.
Vista del Danubio desde el puente de las Cadenas, Budapest
Danubio, Budapest

Puente de las Cadenas

El puente de las cadenas o puente Széchenyi, en honor a su creador, se inauguró en el año 1849 después de 20 años de obras. Hay varias leyendas alrededor de este puente, una de ellas está relacionada con los cuatro leones de piedra que lo guardan. El día de la inauguración, un asistente a esta, descubrió que no tenían lenguas. Todos los asistentes se rieron del escultor, Janos Marschalko, que de la verguenza que pasó, se suicidó, tirándose al Danubio desde el puente.  Si observas bien, las lenguas están tras los colmillos.
Otra leyenda cuenta que los leones guardianes de Hungría, cobrarán vida cuando esta se vea en peligro y detendrán al invasor.

Puente de las cadenas de Budapest
León del puente de las cadenas

Plaza de los Héroes o Hősök tere 

Está formada por una columna central de unos 40 metros de alto con el arcángel San Gabriel con la corona de San Esteban y el Monumento del Milenio con estatuas de los líderes de las siete tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX y otras personalidades de la historia del país.

Plaza de los Héroes, Budapest
Plaza de los Heroes de Budapest

A los lados de la plaza el Museo de Bellas Artes y el Museo del Arte. Por detrás está el parque Varosliget (a donde volveremos por la tarde) en donde se encuentran los baños termales de Széchenyi, el zoo, un museo, un castillo y varios lagos.

Museo de Bellas artes de Budapest
Museo de Arte de Budapest


Buda

Bastión de los Pescadores

Al otro lado del Danubio, en lo alto de la colina de Buda se encuentra el Bastión de los Pescadores. Su nombre se debe a los pescadores que en la Edad Media eran los encargados de defender las murallas. Puedes subir andando desde el Puente de las Cadenas o en el funicular Budavári Sikló (frente al puente), mi consejo es subir en funicular y bajar andando. El funicular fue inaugurado en 1870, y fue el segundo que se construyó en Europa.

Bastión de los Pescadores de Budapest
Plaza del Bastión, Budapest
Bastión de los Pescadores, Budapest

El Bastión fue construido entre 1895 y 1902 en piedra blanca, tiene unas elegantes escaleras y 7 torres que representan las 7 tribus magiares que se establecieron en la zona en el año 896 fundando las ciudades de Buda y Pest. En el centro una estatua ecuestre de Esteban I. 


Iglesia de Matías

Junto al Bastión está la espectacular Iglesia de Matías construida entre los siglos XIII y XV con una reforma muy importante a finales del siglo XIX. Actualmente su estilo predominante es el neogótico. De su exterior hay que destacar su inmensa torre de 5 pisos y el techo decorado con llamativos azulejos llamados Zsolnai que son multicolores.
Pasea por los alrededores, por toda la ciudad de Buda y callejea, hay casas muy curiosas, entre ellas el antiguo ayuntamiento de Buda.

Bastión de los Pescadores desde Pest, a la izquierda Iglesia de Matías
San Matias, Budapest

Castillo de Buda o Palacio Real

Un poco mas adelante está el Castillo de Buda o Palacio Real, construido en el siglo XIII y formado por la fortaleza y sus murallas, erigidas para defender la ciudadela de posibles nuevos ataques tras la invasión de los mongoles.
La fortaleza que vemos hoy en día, de estilo gótico, se terminó de construir en 1424, después se transformó este castillo en un palacio renacentista con muchas modificaciones y ampliaciones. Actualmente, el Castillo de Buda alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

Palacio Real de Budapest
Galería Nacional, Budapest
Palacio Real o Castillo de Buda, Budapest

🏨 ¿Dónde dormimos?

Dormimos en el Best Western Hotel, Hungaria en Rákóczi útca 90. Buena relación calidad precio, equivalente a un 3 estrellas español con algunos años.

Todavía queda mucho por ver en esta hermosa ciudad, pincha el enlace para verlo, seguro que te va a encantar.

Recuerda que tienes un 5% de descuento en tu seguro de viaje por ser lector de mi blog.
¡Pincha el banner!

Share:

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aqui. Como va esa pierna?
      Un saludo

      Eliminar
  2. Gracias por quedarte como seguidora de mi blog.
    Me gusta el tuyo, lo documentas muy bien.
    He estado dos veces en Budapest, pero a pesar de ello me parece que dándome el paseo a través de tu espacio es como si nunca hubiese estado allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Budapest es una ciudad que me encanta, he estado dos veces pero espero que habrá una tercera. Tu relato y tus fotos me han traído excelentes recuerdos.

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. Es una ciudad para repetir. Buen fin de semana para ti tambien.
      Un saludo


      Eliminar
  4. Tengo que volver a Budapest porque en los cuatro días que estuve no paró de llover y me quedé con ganas de verla mejor. Tu reportaje es fantástico y me ha traído muchos recuerdos. Unas fotos preciosas.

    ResponderEliminar
  5. Preciosas todas las fotos, Carmen!! Pero sobre todo me han fascinado las del Danubio. Qué bonita se ve Budapest! =D

    ResponderEliminar
  6. Carmen...pronto estaré por aquí y obviamente me llevaré este post. Buscaré el lugar donde venden los Frohlick y comeré uno en tu nombre.
    Gracias por el post me ayuda un montón.
    Un beso
    L.

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.