21/5/14

Nantes y su elefante

¿Sabías que en Nantes puedes subir en un inmenso elefante mecánico y recorrer sus calles mientras su larga trompa riega a los viandantes más despistados?
Merece la pena perderse en Nantes y descubrirla de primera mano, pasear por sus animadas calles con ambiente universitario y contemplar sus hermosas plazas, su imponente catedral y su castillo.


Machines de L’ile, Nantes

Acompáñame, quiero servirte de guía en esta hermosa ciudad. 
Esto fue lo que vimos:

Les machines de Lílle

Lo primero que visitamos, ya que se encuentra a las afueras de la ciudad al otro lado del río Loira, fue les machines de L’ile en donde se pueden ver máquinas e inventos curiosos en los que se mezclan magistralmente ideas de Julio Verne y de Leonardo Da Vinci.

Lo más llamativo es el impresionante elefante de 12 metros de alto y 8 metros de largo que pasea por el recinto moviendo sus grandes orejas, echando agua por la trompa y dando unos pasos que parecen retumbar en el suelo. Te puedes subir en él, pero desde abajo la visión es magnífica.

Machines de L’ile, Nantes

Machines de L’ile, Nantes

Catedral de Saint Pierre et Saint Paul

Ya en el centro de la ciudad, una de las visitas imprescindibles es la catedral de Saint Pierre et Saint Paul, ubicada en una bonita plaza. Su construcción comenzó en el año 1434 y continuó hasta 1891. No se le puede catalogar en ningún estilo específico aunque lo que abunda es el gótico. Adosada a una de sus fachadas laterales se encuentra la Puerta de San Pedro, del siglo XV.

Saint-Pierre-et-Saint-Paul de Nantes

Saint Pierre et Saint Paul y Puerta de San Pedro de Nantes

Saint Pierre et Saint Paul de Nantes

Interior catedral Saint Pierre et Saint Paul de Nantes

Interior catedral Saint Pierre et Saint Paul de Nantes


Plaza Pílori

Antes de continuar, hicimos una parada para tomar una cerveza en una terraza de la animadísima Plaza Pílori. No se como los franceses no están más gordos, todo el mundo estaba comiendo pasteles, bollos, helados y cosas dulces. En los alrededores hay calles con muchos comercios.

Plaza Pilori, Nantes

Rue de Verdun, Nantes

Rue du Chateau, Nantes

Castillo de los duques de Bretaña

La siguiente visita fue al castillo de los duques de Bretaña es impresionante y además se encuentra estupendamente conservado. Se construyó en el siglo XIII y fue la residencia de los duques de Bretaña hasta el siglo XV.
La visita por el interior del patio es gratuita y dispones de audio guías en alquiler. También puedes pasear por lo alto de la muralla.

Castillo de los duques de Bretaña, Nantes

Castillo de los duques de Bretaña, Nantes

Castillo de los duques de Bretaña, Nantes

Castillo de los duques de Bretaña, Nantes

Castillo de los duques de Bretaña, Nantes

Castillo de los duques de Bretaña, Nantes

Torre Lu

Desde lo alto de la muralla y al otro lado del río se ve la Torre Lu, emblema de las famosas galletas, y lugar donde se encuentra la fábrica.

Torre Lu de Nantes

Iglesia de Santa Cruz

La siguiente visita es la Iglesia de Santa Cruz, del siglo XVII, preciosa la torre poligonal con su reloj. A sus pies había un mercadillo de comics y vinilos de segunda mano, lástima no dominar el francés.

Iglesia de Santa Cruz, Nantes

Basílica de San Nicolás

También vimos la basílica de San Nicolás del siglo XIX, edificada en sustitución de otra románica del siglo XI. 

Basílica de San Nicolás, Nantes

Plaza Royale

Llegamos a la Plaza Royale que se hizo entre los años 1790 y 1794 con magníficos edificios y en cuyo centro hay una fuente con Neptuno que representa a la ciudad y al río Loira con sus afluentes.

Plaza Royale, Nantes

Plaza Royale, Nantes


Passsage Pommeraye

Muy cerquita está el passsage Pommeraye, por desgracia estaba en obras y en las escaleras y algunas zonas, solo pudimos adivinar lo maravilloso de su interior barroco de 1840.

Passsage Pommeraye, Nantes

Passsage Pommeraye, Nantes

Passsage Pommeraye, Nantes

Plaza Graslin

La siguiente plaza que vimos es la plaza Graslin en donde se encuentra el teatro Graslin del siglo XVIII y La Cigale, emblemático restaurante cuya decoración no debes dejar de pasar a ver.

Plaza Graslin, Nantes

Plaza Graslin, Nantes

Rue Voltaire, Nantes

El centro de Nantes está animadísimo, nos sorprendió la cantidad de gente joven y todas las tiendas de moda que había en sus calles centrales, la mayoría peatonales. Una pena que el día no diera más de si, porque nos hubiera encantado disfrutar más de esta ciudad.

Rue de la Juiverie, Nantes

Este es el plano con los principales monumentos que visitamos, les machines de L’ile no está marcado ya que queda un poquito a las afueras.

¿Dónde nos alojamos?

En el Inter Hotel Du Grand Monarque – 36 Rue du Marechal Joffre, muy antiguo y ruidoso de noche, pero limpio y muy céntrico.

El viaje continúa por  Guérande-Carnac- Auray
Share:

4 comentarios:

  1. Me ha dejado loca el elefante! y lo demás súper bonito todo, aunque las últimas fotos, esas galerías me recuerdan a las de Bruselas! Genial viaje, voy a leer la entrada de Ciudad Rodrigo que me quedé con las ganas al final! Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Lo del elefante es de traca, estos franceses contal de llamar la atencion, jajaj. El reportaje como todos los tuyos Carmen, esplendido en descripciones e imagenes, con toda seguridad que el dia que pise el pais vecino, me acordare de ti,
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me encantaría visitar esta ciudad, ver el famoso elefante y volver a comer tan bien. Los franceses hacen de la comida todo un arte, aunque a mí me gustan mas los mercados de comida de los pequeños pueblos que los restaurantes de relumbrón. Por lo que se ve en tu reportaje, Nantes merece mucho la pena.

    ResponderEliminar
  4. Tenemos muchas ganas de conocer Nantes, la verdad. Me han gustado las machines y el passage, y parece que hay mucha animación, cosa que en algunas ciudades pequeñas de Francia parece brillar por su ausencia, :) La idea del mapa es muy buena, permite hacerse una idea perfecta del espacio.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.