31/5/14

Lo mejor de Bretaña: Concarneau y su pequeña isla fortaleza

Continuamos nuestro periplo por tierras francesas, más concretamente por Bretaña. Tras abandonar la ciudad amurallada medieval de Vannes, nos toca conocer Concarneau, ciudad de Arte e Historia, cuyo casco histórico se encuentra en una pequeña isla fortaleza.



Concarneau es un bonito pueblo pesquero situado en islote totalmente protegido por robustas murallas. Está rodeado de playas y un puerto deportivo, un lugar perfecto para una escapada en la que además de contemplar una bella ciudad, podrás practicar un montón de actividades acuáticas. 

El origen de Concarneau es una pequeña isla rodeada por una bahía, una protección natural para sus habitantes que construyeron a su alrededor una muralla entre los siglos XIII y XIV, y que fue reforzada por Vauban en el siglo XVII. A esta isla amurallada, origen de la ciudad, se le llama Ville-close.

Sébastien Le Prestre (1633-1707), Marqués de Vauban, fue Mariscal de Francia e ingeniero militar famoso por el diseño de fortificaciones con gran influencia a nivel mundial. Algunas de ellas incluso se encuentran en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO
Hemos visto buenos ejemplos de ellas en Portugal, en Valença do Miño y en Chaves por ejemplo.

Visita a Concarneau

Tras aparcar el coche en un gran aparcamiento junto a la oficina de turismo, al otro lado de la fortificación, nos dirigimos al puente que comunica el islote con tierra y atravesamos la puerta de entrada. 


Tras atravesarla, volvemos a encontrar otro puente y otra puerta de entrada, por la que accedemos a la calle Vauban, arteria principal. La ville-close tiene escasas dimensiones, tan solo 380 metros de longitud por unos 100 de anchura. 



La Rue Vauban, como cabía de esperar, está llena de restaurantes tiendas de souvenirs, y muchas de conservas, chocolate y dulces. Sus construcciones tienen dos alturas como mucho. Al fondo se abre la pintoresca plaza Saint-Guénolé, con una bonita fuente en el centro. Aquí hacemos una parada para desayunar un café y unos bizcochos deliciosos.



Más allá se encuentra la Iglesia San Guénolé, esta que vemos hoy en día es de 1830 y sustituyó al templo primitivo que se encontraba en muy mal estado.



Después de recorrerlo y caminar por el adarve de la muralla, salimos de la fortaleza y nos dirigimos a la otra parte del pueblo. Con la Revolución industrial la ciudad crece más allá de las murallas y a mediados del siglo XIX aparecen las primeras conserveras especializadas en la sardina y en el atún. Hoy en día Concarneau es el es el primer puerto atunero de Europa.

En la Plaza Jean Jaurés, situada justo en frente, había un mercado ambulante y aprovechamos para comprar unos salchichones exquisitos. Entramos también en Les halles y compramos sidra bretona y unos quesos.

¿Sabes donde está Concarneau?

Concarneau se encuentra en la región de Bretaña, situada en el noroeste de Francia.



¿Qué puedes ver cerca de Concarneau?
A 27 kilómetros se encuentra Quimper, una preciosa ciudad con gran animación famosa por su porcelana y que tiene una catedral espectacular. También puedes visitar Auray con su pintoresco puerto pirata de Saint Goustan o los alineamientos megalíticos de Carnac.

Concarneau es un pueblo precioso, que une la belleza de la fortaleza con la belleza natural de su bahía, perfecta para todo tipo de deportes acuáticos. Te recomiendo que la visites fuera de temporada o temprano por la mañana para poder disfrutar de ella, porque hay demasiada gente. ¿Has estado? Cuéntamelo dejándome un comentario.

Share:

2 comentarios:

  1. Qué bonita es toda esta zona! Nosotros sólo vimos un poquito cuando estuvimos en Francia pero leyéndote me están entrando ganas de volver a conocer todo lo que dejamos pendiente... Te voy leyendo! ;) Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, me alegro de que te guste, a nosotros nos encantó!
      Un saludo
      Carmen

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.