28/2/14

Qué ver en Metz, Francia

Al noreste de Francia, prácticamente equidistante de Bélgica, Luxemburgo y Alemania, se encuentra Metz. Pertenece a la región de Lorraine (Lorena) y se encuentra a orillas del río Mosela. Tiene gran riqueza arquitectónica y posee una de las catedrales góticas más altas del mundo, increíbles iglesias medievales y una muralla romana. Pero además de su patrimonio, Metz es una ciudad joven con una animada agenda cultural que sin duda te atrapará con sus conciertos y espectáculos para todos los gustos. 


Qué ver en Metz

Nuestro paseo por la ciudad comenzó en La esplanade, un jardín inglés de 9.200 m² en el centro de la ciudad en el que pudimos ver bonitas fuentes y estatuas en homenaje a los soldados franceses de la Primera Guerra Mundial.




El edificio del arsenal, fue restaurado por el arquitecto español Ricardo Bofill, en 1989. Se utiliza, debido a su impresionante acústica para grandes conciertos.



La iglesia Saint Pierre aux Nonnains, es la más antigua de Francia, data del año 390. Fue construida sobre unas termas romanas y transformada en capilla hacia el 615. En el siglo XV se hizo benedictina y hoy en día es un espacio cultural de arte moderno.



La capilla Templaria se edificó a principios del s. XIII. Es un octógono en el que todas sus caras menos una, poseen una pequeña ventana de medio punto. Sus gruesos muros típicos del estilo románico contrastan con la bóveda de crucería gótica.



En la isla que forma el río Mosela, se encuentra la fotogénica la Iglesia Protestante, también conocida como Templo Nuevo, con toda la pinta de un edificio medieval pero sin embargo construida a principios del siglo XX. Si tienes ocasión acércate de noche a verla, iluminada es maravillosa.



Una de las plazas más bonitas que podemos ver paseando por la ciudad es la Place d'Armes, plaza diseñada en el siglo XVIII, adoquinada con una estatua del Mariscal Fabert y rodeada por el Ayuntamiento de estilo neoclásico, el antiguo Parlamento y la Catedral.



El origen de la catedral Saint-Étienne fue un santuario construido para San Esteban, muy venerado en toda Francia desde que se encontraron sus restos en Jerusalén. Tras numerosas reformas, en el año 1220, se comienza a construir sobre sus cimientos el edificio actual y se termina tras pasar por diversos problemas sobre todo de financiación y algún que otro incendio en 1522.

Se la conoce como la "linterna de Dios” por sus 6.500 m² de vidrieras, que le dan una luz espectacular. Su bóveda tiene una altura de 42 metros, lo que la convierte en uno de los más altos edificios góticos de Europa. Se construyó con piedra de Jaumont, que tiene un ligero color amarillento, al igual que el resto de edificios de la plaza. Has de observar la cantidad de esculturas exteriores, sus gárgolas, animales y monstruos fantásticos. Es una catedral digna de ver, te lo aseguro. En el interior destacan entre otras cosas, el coro con el órgano y sus 17 capillas y sobre todo el espectáculo de la luz entrando por sus vidrieras.







Vimos también el exterior de la Iglesia se Sainte-Ségolène.


En el otro extremo de Metz está la Puerta de los Alemanes de 1230, parte de una fortaleza que en su día estuvo compuesta por 7 kilómetros de murallas, 18 puertas y 38 torres. Una de sus puertas sale al puente sobre el río Seille.






Encontramos una plaza muy animada, la Saint Jacques, en el centro de la ciudad, repleta de gente y con muchos restaurantes y bares con sus terrazas. En el centro hay una estatua en honor de la Santísima Virgen cuyo pilar está hecho de piedra de Jaumont.



De noche nos acercamos al jardín des regates a ver un espectáculo fantástico de luces, agua y música que nos dejó con la boca abierta. En la foto no se aprecia bien, pero las proyecciones sobre el agua eran muy reales.


Después de ver el espectáculo, un paseo por el casco antiguo nos dejó en la retina estas maravillosas imágenes de luces en la catedral.


Un poco alejado del centro se encuentra el Centre Pompidou-Metz de reciente apertura y que está adquieriendo fama mundial. También la estación de trenes es digna de ver. Si tienes tiempo, no dejes de visitarlos, nosotros tuvimos que dejarlo para otra ocasión.

🍴 ¿Dónde cenamos?

Cenamos en un italiano Le montecristo, en la plaza de la catedral. Además de estar todo exquisito, las vistas a la catedral iluminada hicieron la cena perfecta.

🏨  ¿Dónde dormimos?

El hotel en el que nos alojamos no podía ser más céntrico:  Gran Hotel de Metz  (3 Rue des Clercs), las habitaciones bastante anticuadas pero limpias. El coche se dejaba en recepción, les dabas las llaves y ellos se encargaban de meterlo en el garaje, no debía de ser muy fácil meterlo imagino.


Situación de Metz


Además en este viaje visitamos:
Bruselas I, BruselasII  AmberesGanteBrujas (Bélgica) 


Share:

7 comentarios:

  1. Bueno al menos y gracias a tus fotos voy conociendo algo de la Francia arquitectonica, que por cierto es bellisima, ese interior de la Catedral es un lujo a la vista,
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  2. Que lugar más tranquilo... no veo mucha gente circulando por allí. Y me pareció una maravilla. La capilla Templaria una exquisitez... y la catedral es más que especial. Bien vale esta visita.
    Gracias por tu recorrido.
    Cariños,
    Lilián Viajera

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de una ruta por Francia y Metz seguro que estaría porque parece precioso. Me viene fenomenal toda la información que das.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, la verdad es que Francia tiene muchísimo que ver. Un saludo

      Eliminar
  4. Mira que es bonita Francia! cualquier pueblo, aldea o ciudad, siempre tiene algo para visitar y quedar enamorado. No conocemos Metz, aunque hemos pasado muchas veces por su lado. tomamos nota de las recomendaciones para próximos viajes :-)

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.