3/1/14

Tarazona y su sorprendente arte mudejar (Zaragoza)

En las faldas del Moncayo y cerca del lugar donde confluyen las provincias de la Rioja, Soria y Zaragoza, se encuentra la ciudad de Tarazona, cuyo casco histórico ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Se trata de una ciudad cuyos primeros pobladores fueron celtíberos, que pasaron después por manos de romanos, visigodos, musulmanes, judíos y cristianos. Estos últimos convivieron durante muchos años y dejaron la mezcla de sus artes en la ciudad haciéndola única.


Tarazona y su sorprendente arte mudejar

Esto es lo que pudimos ver en Tarazona:

Ex-convento de San Francisco

Nuestro paseo comienza pidiendo información en la oficina de turismo, tras la cual se encuentra la Iglesia y ex-convento de San Francisco fundado en 1214 que tiene un claustro mudéjar del siglo XV, con sobreclaustro de los siglos XVI y XVII, en la Capilla de La Piedad, recibió la ordenación episcopal el posteriormente cardenal Cisneros, durante las Cortes de 1495.

Tarazona

Catedral de Santa María de la Huerta

Nos acercamos a ver la catedral de Santa María de la Huerta, hay visitas guiadas con el precio de la entrada pero no nos cuadraban bien los horarios y la vimos por nuestra cuenta.
Llevan 30 años reformándola y la verdad es que el resultado es impresionante, su fachada sigue en obras como podéis ver en las fotos. En el interior, como en otros tantos monumentos, solo permiten hacer fotos del claustro.
Su construcción comenzó en el siglo XII, es de estilo gótico con decoración mudéjar y con obras renacentistas en el siglo XVI. Esta sucesión de estilos la convierte en un conjunto monumental rico y muy variado. En el interior, su cabecera y cimborrio tienen pinturas increíbles, muchas de ellas aparecieron tras la restauración. En el exterior destaca la Torre del reloj, que nos pareció preciosa, compuesta por tres cuerpos, el primero gótico con decoración mudéjar y los otros dos de ladrillo con arcos de medio punto, espigas, dientes de sierra y rombos. Son decrecientes, con planta octogonal y tienen cuatro torreones en las esquinas. 

Tarazona

Tarazona

Tarazona

Tarazona

Tarazona

Barrio Judío

Cruzamos el río Queiles, afluente del Ebro, y comenzamos a callejear. Descubrimos el barrio judío que ocupaba gran parte de la ciudad, vimos sus casas colgadas, construidas aprovechando el adarve de la muralla del barrio del Cinto y cuyas fachadas posteriores vuelan sobre la calle Judería. En otra de sus calles, la Rúa Alta, se hospedó Gustavo Adolfo Bécquer en 1864.


Tarazona

Tarazona

Tarazona




Plaza Mayor

Llegamos a la plaza Mayor en donde está la Casa Consistorial, antiguo palacio renacentista en el que destaca el relieve de la primera planta, los arcos de la segunda, la torre campanario y el reloj. Frente a esta había una degustación de productos de la tierra a la que amablemente fuimos invitados, pero por desgracia, un chaparrón repentino, estropea el evento y tienen que recogerlo todo rápidamente.

Tarazona


A un lado de la plaza se encuentra la escultura del cipotegato, personaje popular de las fiestas de Tarazona.

El Cipotegato
Se celebra el 27 de agosto durante las fiestas de San Atilano, personaje vestido de arlequín de color amarillo, rojo y verde. Es escogido por sorteo entre los jóvenes de la población y el día de la fiesta a las 12 del mediodía entra a la plaza y es perseguido por la gente del pueblo a tomatazos. Si logra salir victorioso de la tomatada, sube a la escultura de la plaza.

Tarazona

Convento de Nuestra Señora de la Concepción e Iglesia de San Juan Atilano

La lluvia nos impide acercarnos al Convento de Ntra. Sra. de la Concepción fundado en 1541 y cuyo campanario está situado sobre uno de los cubos de muralla. Y tampoco la Iglesia de San Atilano, patrón de la ciudad, construida en 1744 en el solar donde nació el santo.

A toda prisa, nos acercamos a un excelente mirador sobre el río Quelles desde el que divisamos la parte baja de la ciudad, en donde destaca la catedral y la plaza de toros.

Palacio Episcopal

A nuestra izquierda el Palacio Episcopal, situado en una antigua zuda o fortaleza musulmana en donde residían en ocasiones los Reyes de Aragón y que se puede visitar.

Tarazona

Iglesia de Santa María de la Magdalena

A nuestra derecha la Iglesia de Santa María de la Magdalena, es tardo-románica y data de finales del siglo XII, su torre mudéjar, destaca en el relieve de la ciudad y le da una gran personalidad a esta.

Tarazona

Tarazona

Tarazona

Santuario de la Virgen del Río

Bajamos a ver a toda prisa el Santuario de la Virgen del Río, edificio barroco de 1672, que acoge a la patrona de Tarazona.

Plaza de toros

No para de llover, y de que manera, solo podemos asomarnos a ver la curiosa  plaza de toros de 1792. Tiene planta octogonal y está compuesta de locales comerciales en sus bajos y de 32 viviendas sobre ellos.

Tarazona

Vídeo resumen



Como la lluvia no daba tregua, y  para rematar la mañana, entramos en un pequeño bar muy cerca de la plaza: el bar Ochoa en la Calle Virgen del río, en donde nos sentimos como de casa, charlando con un grupo de amigos jubilados que nos invitaron a un plato de alubias rojas con oreja exquisito, no podía ser mejor broche final a esta visita de una ciudad que a pesar de la lluvia nos sorprendió muy gratamente y a la que sin duda, algún día volveremos para ver lo que nos quedó pendiente.

Fuentes: Información de la oficina de turismo de Tarazona y Tarazona.es y tarazonacca

¿Conoces Tarazona? 
Me encantaría que me dejases un comentario contándomelo.
Share:

7 comentarios:

  1. Pasé por carretera en alguna ocasión pero nunca entré, habrá que apuntarselo en el debe de este nuevo año. Feliz año.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, como dicen ahora es un MUST.
      Un saludo

      Carmen

      Eliminar
  2. Veo que dominas los estilos arquitectonicos, que pena que la lluvia no os dejara completar esa visita, aunque esas alubias seguro que mitigaron un poco el dia.
    No conozco Tarazona, pero me la apunto, parece que tiene mucho que visitar.
    UN Saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido una ciudad preciosa! Casualmente, te estoy escribiendo desde el coche destino a la provincia de Zaragoza, aunque esta vez no creo que podamos visitar Tarazona porque se aleja bastante de la zona por la que nos moveremos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lástima! De todas formas seguro que te las apañas para ver lugares preciosos, ¿a que si?
      Un saludo y buen viaje

      Eliminar
  4. Hace ya bastante tiempo,viví durante dos años en esta preciosa ciudad. A pesar de que mis aficiones me empujaban más a acercarme al cercano Moncayo, es innegable la belleza arquitectónica de sus edificios más emblemáticos así como su curiosa plaza de toros octogonal.
    Además,si hubieras tenido la oportunidad de asistir a sus fiestas, podrías haber visto correr al "cipotegato" a través de unas calles totalmente teñidas de un color "rojo tomate".
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.