16/1/14

El Ecce Homo del Santuario de la Virgen de la Misericordia, Borja.

Estando de viaje por la provincia de Zaragoza, casualmente oímos hablar en la televisión del cura de Borja. Ya que estábamos muy cerca no podíamos dejar de ir a visitar al Ecce Homo. 

En el año 2012 una vecina del pueblo aragonés de Borja, se prestó voluntariamente, sin pedir permiso a nadie, para restaurar una pintura de la iglesia del Santuario de la Virgen de la Misericordia. La mujer de 80 años dándose cuenta de que la había estropeado, se confesó, organizando un gran revuelo que comenzó en España llegando a todas las partes del mundo. 

Somos tan brutos, que han tenido que poner un cristal sobre la pintura porque la gente lo tocaba

Como era, como estaba y como es ahora...
Sin embargo, esta "fallida" restauración ha sido una fuente de ingresos extraordinaria para el pueblo de Borja del que casi nadie había oído hablar hasta la fecha. Mirar si no, los mapas del mundo con las banderas pinchadas de la gente que hemos pasado por allí.


Share:

4 comentarios:

  1. que impresionante lo del cristal que han puesto... gracias por compartir

    ResponderEliminar
  2. Carmen, yo de Iglesias no es que entienda mucho, bueno casi nada, pero me llama la atencion.. el como era ...como estaba..y como quedoo, ?Se parecen en algo¿ mas bien parece una chapuza noo¿ perdona por mi ignorancia, pero no entiendo nada de eso, por eso te preguntaba.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que no viste la noticia en el telediario. Mira te lo explicoen un pis pas. Esa iglesia tenía esa pintura en la pared que era cuando se pintó como la foto en la parte izquierda. Con el paso de los años, la hunedad de la pared se comió la pintura (es un fresco pintado directamente en la pared) y contrataron a una señora para restaurarla. Y la señora en cuestión se cargó la pintura dejándola de esa manera. Como ves una chapuza digna de un niño de 3 años. El caso es que gracias a las redes sociales la noticia corrió de boca en boca y todo el mundo empezó a visitarlo, cobran un euro la entrada, y a judgar por las banderitas del mapa, se deben de estar haciendo de oro. Así que como dice el refran: "No hay mal que por bien no venga". ¿Lo entendiste ahora?
      Un saludo

      Carmen

      Eliminar
    2. Entendido, gracias, lo que es una pena, es que ahora que se la cargaron acuda la gente, y antes irian los justos, como siempre lo absurdo prima sobre todo lo demas, asi nos vaaaa.
      Un Saludo Carmen, y gracias por la aclaracion.

      Eliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.